Ir al contenido principal

En serio?

Andrés publicó en su blog Culturilla Cervecera una crónica de su visita a Fortiverd S.L.. En ella nos cuenta sobre la cervecería, que elabora Bleder, y la charla que tuvo con su dueño y cervecero, Salvador.

Luego de leer el artículo hubo algo que me dejó un mal sabor de boca. Cuando Andrés le pregunta por qué elaboró una Imperial Stout en lugar de una Stout a secas (o deberíamos llamarla plebeya o republicana?), Salvador le contesta lo siguiente:
"No he empezado esta empresa para hacer negocio, sino para hacer las cervezas que me gustan, me conformo con que me de lo suficiente para vivir de ello"
 Sin embargo, unas líneas más abajo podemos leer que la cervecería tiene mucho trabajo gracias a elaborar cervezas para otras marcas y que está a punto de ampliar su capacidad.

A lo mejor me tomo las palabras demasiado en serio, pero no pude evitar notar algo de hipocresía en la declaración de Salvador. Cuando comenté ésto en blog, tanto Andrés como Al Acantilado defendieron al cervecero y sin embargo me dieron la razón.

Ya lo expliqué en su momento, no tengo nada en contra de hacer cervezas por encargo, al contrario, me parece una alternativa fantástica tanto para cervecerías como para hosteleros. Tampoco tengo nada en contra de que alguien decida elaborar solamente cervezas "poco convencionales".

Pero que me venga a decir que no le interesa el negocio y al mismo tiempo hace cervezas por encargo. Vamos! O no se da cuenta que esas cervezas "arriesgadas" están subsidiadas por aquellas que alguien le paga por hacer.  

La impresión que me dejó el artículo es que Salvador se cree que está a un nivel superior que otros cerveceros porque hace "apuestas arriesgadas". Algo reforzado por lo que luego dice Andrés sobre las cervezas Bleder: "no son las típicas artesanas a las que estamos acostumbrados y que se elaboran pensando en llegar al mayor público posible" y los comentarios subsiguientes. 

No sé ustedes, pero para mí un cervecero "valiente" no merece automáticamente más mérito ni reconocimiento que uno que es exitoso gracias a "sólo" buenas cervezas que apuntan a un público más amplio en tanto ambos elaboren sus cervezas con respeto por el consumidor. 

Ambas son maneras perfectamente válidas de encarar el negocio, cada una con sus riesgos y ventajas, ninguna, por sí misma, más noble que la otra.

Para ilustrarlo con dos ejemplos concretos voy a comparar la +Lupulus con la Floc de Drac, de la misma Bleder.

Cervezas con objetivos diferentes que yo interpreto de la siguiente manera. La primera no pretende ser demasiado compleja y apunta a un consumo más casual y a un consumidor con paladar menos exigente o experimentado. La segunda sí nos quiere ofrecer algo más de complejidad y seguramente espera que el consumidor, ahora sí alguien de paladar más inquieto, le preste un poco más de atención a sus matices.

Más allá de gustos personales, ambas cumplen su función de manera sobrada y es por ello que merecen reconocimiento y no por la visión del negocio o planes de futuro que tengan los dueños de ceda una de las cervecerías.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Yo, personalmente pienso que es mas que lícito aprovecharse de los beneficios obtenidos por fabricar para otras marcas para poder costearte lo que realmente te interesa, que en éste caso según Salvador, es fabricar cervezas de las que sentirse orgulloso. Por mas que la busco en la crónica de la entrevista, no veo la hipocresia del fabricante por ningun lado, la verdad. Creo que la apuesta de Salvador es honesta y sencilla y su cerveza, al menos para un novato en el mundillo como yo, muy buena.
    Salut!

    ResponderEliminar
  2. Opino igual que tú, Periko.
    No lo entiendo Max, por más que releo mi entrada no veo de donde sacas esa impresión tuya de que "Salvador se cree que está a un nivel superior..."
    Al fin y al cabo en la entrada solo publiqué una par de frases suyas, yo estuve hablando con él más de una hora y en ningún caso me dio la impresión de ser una persona prepotente, sino de ser alguien que pretende ganarse la vida haciendo lo que le gusta. Y tal y como están las cosas hoy en día, dejar un trabajo "estable" e hipotecarse para empezar un negocio como este es lo que me hace definirlo como valiente. Es algo que seguramente a más de uno nos gustaría hacer.
    El resto de lo publicado en mi blog es MI opinión personal.

    En cuanto a las cervezas, pienso que empezar en este mercado con una apuesta tan sorprendente como la Bleder Drac y con tan buenos resultados tiene mucho mérito. Es una gran cerveza.

    Tampoco coincido con tu opinión sobre la +Lúpulus de CCM: una cerveza lager elaborada con maltas pilsen, caramelo y trigo y que emplea 6 tipos de lúpulos diferentes no pretende en ninguna forma ser sencilla, ni de estar hecha para "consumidores con el paladar poco exigente" Y si no que se lo pregunten a Pablo.

    Precisamente, en mi humilde opinión, la +Lúpulus es una de las mejores cervezas (sino la mejor) de las que elabora la CCM. Otra gran cerveza.

    Salud, Andrés.

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar mas en desacuerdo con este post. Max, creo que se ha ido la pinza por completo...

    ResponderEliminar
  4. Lo de hacer cervezas por encargo no sólo es algo legítimo sino genial. Me gustaría mucho que haya más micros que lo hagan.

    Ahora, si hacés cervezas por encargo no me vengas a decir entonces que no te interesa el negocio, porque te interesa, y mucho (y si no quisiese hacer negocio no hubiese montado una empresa). Y ahí está la hipocresía. Porque estoy más que seguro que, de no tener esos clientes, Bleder estaría vendiendo cervezas que no serían las que más le gustan a Salvador.

    Y no hay nada de malo en ello, en lo absoluto. Es algo que hacen muchísimas micros que recién empiezan en todo el mundo, y mientras las cervezas sean de buena calidad y estén elaboradas con respeto merecen todo mi reconocimiento y son tan buen motivo para sentirse orgulloso como arriesgarse a hacer una Imperial Stout que a lo mejor no se la vendés a nadie.

    Salvador es valiente, sí, y merece mucho reconocimiento, pero no por hacer las cervezas que él quiere tomar, sino por jugarse a ser su propio jefe e intentar vivir de lo que le gusta, no importa lo que haga.

    Si me llevé la impresión equivocada después de leer to blog, pido disculpas. No pude evitarlo porque me hizo acordar a esa estupidez de criticar una cerveza/cervecería por ser "comercial".

    En cuanto a la +Lupulus. Coincido con vos Andrés, es la mejor cerveza que hace CCM (al menos entre las que probé) y me pareció exclente. No la encontré compleja (una cerveza no tiene que serlo para ser excelente), pero sí la encontré tremendamente sabrosa, fácil de tomar, balanceada y más. Puede que la haya entendido mal, pero si tengo que elegir entre la Floc de Drak y la +Lupulus para darle a probar a alguien que lo más exótico que tomó en su vida fue Pilsner Urquell, me quedo con la de CCM, y a eso me refería.

    Decir que una cerveza no apunta a paladares exigentes, no es menospreciarla. Vamos, o de golpe somos todos snobs...

    ResponderEliminar
  5. Hay un dicho que dice que de donde no hay, no se puede sacar. Max, no llames a nadie hipócrita cuando ni lo conoces, ni tienes motivos para llamarlo. Yo no conozco a Salvador ni tengo nada que ver con Fortiverd y ni se me pasa por la cabeza pensar que este haciendo las cosas de manera hipócrita. A lo mejor hacer cervezas por encargo, y estoy hablando sin saber, puede ser una manera de ver algo de rentabilidad a la hora de crear una microcervecería. ¿sabes a cuanto se vende una cerveza artesanal en España? ¿sabes cuanto cuesta distribuir esas cervezas y cuanto cuesta producirlas? A lo mejor piensas que aquí es tan fácil hacer cerveza, conseguir los materiales, etc. como lo puede ser en la república checa o bélgica por ejemplo. Donde yo vivo una botella de cualquiera de esas cervezas catalanas ronda los 4€ y se bien de donde salen esos costes.

    Lo que había dicho Salvador en la entrevista es que no se metío en el mundo de las cervezas SOLAMENTE para ganar dinero. No es muy difícil de entender.

    ResponderEliminar
  6. Bien, creo que quedó todo aclarado.
    Bonita discursión, hace tiempo que no veía unos comentarios tan animados :-)

    Salud, Andrés.

    ResponderEliminar
  7. Fivixx, no estoy diciendo que Salvador es un hipócrita, sino que eso de "no quiero hacer negocio..." me sonó medio hipócrita y expliqué por qué. No sé, quizás no me termina de entrar en la cabeza ese romanticismo de montar un empresa por amor al arte.

    El tipo quiere hacer negocio, quiere hacer plata con la cervecería, si no, no la hubiese montado y no estaría a punto de expandir la capacidad de su planta. Y me parece fenómeno. Ojalá se haga millonario con sus cervezas, lo digo en serio.

    Montar una micro como la gente es difícil en cualquier pais del mundo. La inversión es enorme y los riesgos lo son también. Puede que acá sea más fácil conseguir ingredientes, pero los márgenes de ganancia son muy bajos porque acá todo el mundo espera que la cerveza sea barata.

    ResponderEliminar
  8. Tu tienes una forma de ver las cosas y yo otra. Perfecto, vamos a dejarlo ahi. Pero tio, abrir un post para criticar las palabras de un cervero artesano... cuando ni siquiera hablamos de cerveza, sino de temas económicos u objetivos... no me parece muy bien la verdad.

    "no pude evitar notar algo de hipocresía en la declaracion de Salvador", "se cree que esta a un nivel superior que otros cerveros," hablas de valentía, nobleza, reconocimiento, visión de negocio... casi nada. Menos mal que Andrés solo publicó un par de líneas de las declaracion en su blog que sino...

    ResponderEliminar
  9. fivixx,

    Vos que seguís mi blog ya has visto que muchas veces he escrito entradas criticando las palabras de empresas cerveceras, su marketing, etc, y lo voy a seguir haciendo, sin importarme son micros o macros.

    Admito que mi reacción puede haber sido exagerada y basada en algo que se publicó quizás fuera de contexto, pero ya he visto ya tantas veces en el mundillo cervecero como se le cantan odas a gente que hace cervezas "muy riesgosas" (quizás maravillosas) que no se las puede vender a nadie, mientras que a uno que se rompe el culo haciendo algo más para el gusto masivo, pero no por ello menos bueno se lo pasa por alto.

    Igual, a la final, lo único importante es lo que está en el vaso, el resto, solamente da para hablar y. en este caso particular, pelearnos un poco.

    ResponderEliminar
  10. http://www.estutienda.com/estucerveza/index.asp

    ResponderEliminar
  11. http://laboutiquedelacerveza.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Y eso viene a colación de qué?
    Ah! Sí, spam...:)

    ResponderEliminar
  13. Creo entender lo que te pueden sugerir las "polémicas" palabras de Salvador. En más de una ocasión he reaccionado, en otros ámbitos, de forma similar a la tuya. Pero esta vez me sonaron más a romanticismo que quizás a snobismo. Igual este equivocado. Lo ideal hubiera sido estar presente durante la conversación, pudiendo así captar los matices.

    Por otro lado, siempre tengo presente esa frase que una vez me transmitió un anglosajón al respecto de las cervezas: "If it rocks, it rocks!". Lo que orienta mi visión siempre es lo que hay en el vaso, sea cual sea el tipo de cerveza: "comercial" o "arriesgada". Tanto crédito tiene una como la otra. Es tan solo cuestión de encontrar su momento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario