Ir al contenido principal

Un hecho histórico

Oktoberfest, palabra que para muchos significa fiesta cervecera y nombre de diversos festivales dedicados a la bebida ámbar alrededor del mundo.
Como no podría ser menos Chequia tiene su Oktoberfest. En realidad no se llama así, y tiene poco o nada que ver con el de Munich y sus hermanos menores en otros países. El checo se llama Pilsner Fest y celebra algo más importante que el aniversario de casamiento de un príncipe ya muerto hace muchos años. Este festival celebra un hecho fundamental en la historia de la cerveza. El 5 de octubre de 1842 el maestro cervecero Josef Groll servía la primera tirada de la primera Pilsner Lager, nada menos.
Si bien Plzeňký Prazdroj llama a éste el 165avo Pilsner Fest, la realidad es que el festival moderno se celebra desde 2000. Desde entonces su popularidad ha crecido hasta convertirse hoy por hoy en un evento masivo, tanto que las instalaciones de la cervecería le han quedado chicas y el festival ha tenido que expandirse y llevarse a cabo también en el estadio de fútbol local y en Nám. Republiky, la plaza principal de la cuidad de Bohemia Occidental.
Como en todo festival cervecero, la cosa no se trata sólo de pivo, sino también de música y fiesta. Habrá visitas a la cervecería y su museo adjunto y el programa musical incluye nombres muy famosos y legendarios (para los checos) como Olympic, Michal Prokop y Blue Effect, más estrellas nuevas como Monkey Business, Jana Kirschner (ambos los recomiendo, son muy buenos en lo suyo) y -123 Minut. El programa musical es ya más que interesante, lo mejor, es que la entrada al festival es gratis.
Si quieren ver más detalles del festival y su programa, pueden visitar la página oficial de Pilsner Fest.
Para aquellos que están de visita en Praga entre el 3 y el 7 de octubre y tienen ganas de ir a alguna otra cuidad, es fácil llegar a Pilsen, en autobús es una hora y salen seguido.
A lo mejor, me doy una vuelta.....

Comentarios

  1. Ayer fui a una cata de cervezas, en la cual una microcervecería, la más grande...que ya no parece microcervecería, nos dio de probar una nueva cerveza que va a sacar al mercado: Pilsner! La idea de esta cerveza es ser lo más fiel a la original, trayendo lúpulos Saaz (dijo el maestro cervecero: los más nobles y, lamentablemente, más caros!!) y adhisionando las maltas correspondientes.

    Eso, cuando salga veo que tal. Estaría lista a mediados de noviembre.

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente, los checos perdieron la denominación de origen de Pilsner y Budweiser.
    Ya circa 1860 Bitburger les había robado el nombre Pilsner.
    Y lo peor, que con ese nombre se hace cualquier porquería con maíz o arroz.

    ResponderEliminar
  3. Tenés razón Gerardo. La cerveza lager es víctima de su propio éxito. Para muchos hoy por hoy lager significa cerveza hiperindustrializada, aguada, sin nada de carácter. Por suerte que vivo acá, puedo dar fe de que no es así, que incluso lagers industriales pueden ser muy interesantes.

    Catador, espero tu comentario con la nueva cerveza Pilsen....

    ResponderEliminar
  4. Hoy realizamos la cata de las cervezas finalistas del concurso nacional de los cerveceros caseros, en las categorías Mild y Lager de Bohemia. Al final, terminamos la Svijanský Rytíř que trajo Alberto.
    Muy intersante la comparación. Es sorprendente que los lúpulos checos usados en las de aquí no tengan la misma suavidad que tiene esa cerveza; supusimos con un amigo que debe ser el agua.
    Si un día cae en tus manos, por casualidad,un análisis del agua de Praga, por aquí será bienvenido.
    Muy interesante cerveza. Muy bien balanceada.

    ResponderEliminar
  5. Esta cerveza se elabora en el pueblo de Svijany, una localidad a unos 60km al norte de Praga. Según su página web, el agua la toman de sus propios pozos. La malta de cebada la compran a productores locales y el lúpulo es Saaz, o Žatec.
    Sé por fuentes, que los dueños de Svijany son gente que realmente cuidan su producto y las materias primas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario