Ir al contenido principal

Top 10 (8)

Here for the English version

Ferdinanda


Está a apenas 100m de Vaclavák, pero busca más atraer a checos que a turistas. Hasta hace poco, incluso para ir al baño uno tenía que poner sus conocimientos de checo a prueba. Es que en lugar de tener alguno de los típicos símbolos que indican cuál es el baño de damas y cuál el de caballeros, simplemente pusieron una I para el de hombres y una Y para el de mujeres, significando Ferdinandi (Ferdinandos) y Ferdinandy (Ferdinandas). Lo cual presentaba un problema para la mayoría de los parroquianos extranjeros, y para no pocos de los checos también. Lamentablemente, ya pusieron los muñequitos en las puertas.

Como lo encontré: Está en el centro, no es muy difícil de evitar. Lo que me llevó a entrar más que nada fue la cerveza que sirven, la cual entonces no conocía (más detalles luego)
El lugar: Está en dos pisos, en el de arriba hay también un salón no fumadores bastante grande. Como se encuentra en la planta baja de un edificio de finales del siglo 19, los techos son altos y las ventanas grandes. Los muebles son de madera clara, casi rústicos. Lo que más llama la atención son los accesorios, baldes y embudos de metal para las lámparas, cabezas de rastrillos en lugar de ganchos para colgar la ropa, palitas de metal como ceniceros y en las mesas un martillo con una base de madera donde se encuentran la sal, la pimienta y los mondadientes.

El servicio: Es de lo mejor que he experimentado en Praga. Camareros muy atentos, muy profesionales y muy amistosos, pero no esa cosa artificial de muchos restaurantes, sino algo genuino, muy cálido y simpático.
La comida: Nada del otro mundo, para ser sinceros. Aunque el guláš que preparan es muy muy bueno. Es una de las pocas hospodas que conozco que abren temprano, a las 8. Desde esa hora y hasta las 11 se puede pedir desayuno, recomiendo del menú el muy buen haminexs (huevos con jamón). Tampoco está mal para un almuerzo rápido y relativamente barato, cada día tienen un interesante aunque limitado menú para todos los gustos.
La cerveza: Sirven allí sólo lo que produce la cervecería Ferdinand de Benešov. Casi toda la línea empezando por la suave jedenátcka světlé, pasando por la tmvavý ležák con su rico sabor tostado, y por la světlý ležák una de esas cervezas sedosas y tan ricas. Pero la estrella es la Sedm Kulí, una polotmavé speciál (13°) suavemente saborizada con hierbas, de muy baja carbonización, una de mis cervezas favoritas, deliciosa. Llamada así en "homenaje" a los siete balazos que recibió en Sarajevo el Archiduque Franz Ferdinand, fundador de la cervecería.

En síntesis, Ferdinanda es un lugar que invita a quedarse y volver. Es muy bueno ya sea para ir sólo o con amigos. La atmósfera es muy vital y relajada; y siendo que está bastante cerca de Hlavní Nádraží (Estación de tren central) es una buena alternativa para tomarse una última cerveza antes de tomarse el tren en las vacaciones.

Ferdinanda
Politických vězňů 1597/19
110 00 Praha-Nové Město
http://www.ferdinanda.cz

Comentarios

  1. tengo aun 19 años,soy peruana y de pobre cultura etilica por un pasado deportivo.Llegue a Republica Checa hace 10 meses teniendo una vaga idea de lo que es la Cerveza AQUI.
    Mi paladar cervezero se fue puliendo poco a poco...hasta que prove FERDINAND...Dios Mio...tengo ahora miedo de caer en el alcholismo :s .Es mi cerveza preferida..es mas..casi la unica que degusto,siempre que tengo la oportunidad de visitar Praga,antes del subir al tren...siempre hay un tiempo para tomar una...

    ResponderEliminar
  2. ahhhh tanto leer me esta dando sed!!!!
    Gracias Max nuevamente por la info...definitivamente este lugar lo anotare en mi lista!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario