Ir al contenido principal

Una buena idea. Sí, claro.

Ya la noticia es vieja, pero en su momento me paso casi desapercibida y no le presté casi atención. No volví a pensar en ella sino hasta un mail que recibí el otro día. Una de las preguntas despertó mi curiosidad y me puse a investigar un poco intentando buscar información algo más detallada.

El otoño pasado la Comisión Europea autorizó a la República Checa el uso de la Denominación Geográfica Protegida "České Pivo" (Cerveza Checa). Esto supuso la exitosa culminación de varios años de trabajo por parte del Ministerio de Agricultura (o al menos eso es lo que ellos dicen).
A partir de ese día sólo cervezas elaboradas en el territorio de la República Checa podrán ser denominadas "Cerveza Checa", o sea que una cervecería de, digamos, Estonia no podrá sacar al mercado un producto llamado "Tšehhi õlu". Podemos estar tranquilos de ello.

Qué buena noticia, no? Después de todo, cualquier cerveza elaborada en mi pais adoptivo está automáticamente calificada para recibir la etiqueta "České Pivo". Correcto?

Correcto?

Incorrecto.

Como con toda DGP o DOC existen condiciones. Los métodos de elaboración tienen que ser los "tradicionales". Es decir que para que una cerveza checa sea "České Pivo" deberá ser elaborada sólo con maceración de decocción, dos fases de fermentación, la primaria y la secundaria a bajas temperaturas. Esto significa que si alguien quiere recerear una receta antigua, cerveza de fermentación alta (trigo o centeno, lo más probable), con macerado de infusión, etc., tal como se hizo siempre hasta fines del s.XIX, el producto no se podrá denominar como "České Pivo" porque no es lo suficientemente tradicional. Sabrá la gente que preparó esto que se hacían cervezas en lo que hoy es la Rep. Checa antes de 1842?

También hay condiciones con los ingredientes (no estaremos Reinheitsgeboteando acá, no?). Para recibir la DGP, la cerveza deberá ser elaborada con un cierto mínimo de lúpulos y maltas checos. Por qué un mínimo? Por qué no un 100%? Cuál es el sentido de una condición tan pusilánime?

Pero las condiciones se empiezan a acercar al terreno de la idiotez con el límite de ABV. Sólo cervezas con un mínimo de 3,8 y un máximo de 6%ABV se podrán denominar como Cerveza Checa (es curioso que hablen en ABV cuando tradicionalmente las cervezas checas hablan en grados Balling). Si bien hoy no quedan demasiadas cervezas respetables con menos del mínimo ABV, en el pasado las "lehké pivo", como se sigue llamando a la categoría, tenían mucha tradición, eran muy populares y de buena calidad, y eran el equivalente a las "table beers" inglesas, o sea las cervezas que se tomaban en casa antes de que las botellas se volviesen algo común. Esto también descalifica automáticamente a casi todas las cervezas checas de más de 14° Balling, entre las cuales se encuentran algunas de las más interesantes y apreciadas como por ejemplo Vyškov Jubiler, Primátor 16%, Jihlavský Grand, Master 18% y Pardubický Porter (que se elabora desde 1891), de hecho la tradicional categoría Porter (cervezas oscuras con más de 18° Balling) queda descalificada.

Por ahora no parece haber demasiado interés por parte de las cerveceras. SAB-Miller ha dicho que no solicitará la DGP para la Pilsner Urquell, en parte porque no creo que la necesite, y por otro lado porque se dice que le podría crear un problema de marketing, ya que la cerveza también se elabora en Polonia y Rusia. Pero cómo, no eran ellas sólo para abastecer la demanda de esos respectivos mercados?. Sí la van a solicitar para Gambrinus (claro, diluir una partida de 13° Balling para después venderla como dos cervezas distintas, es algo muy tradicional seguro).

Budějovický Budvar ha dicho que debido a que ya tienen su propia DGP, la denominación "České Pivo" naturalemente no les interesa por considerarla redundante.

Si ninguna de las dos cervezas checas más conocidas en el mundo llevará la denominación "České Pivo", para qué sirve entonces? Ah! Sí, para que Holba, una de las peores cervezas aquí elaboradas pueda con orgullo decir que es una verdadera "Cerveza Checa". No es problema ponerle la etiqueta a una cerveza de cuarta, elaborada con jarabe de glucosa (ingrediente bien tradicional), pero a una buena birra con 7,5%ABV, ah no! Eso no lo podemos permitir!

Me pregunto cuánto dinero de los fondos públicos fue gastado para en hacer lobbying en la Comisión Europea, y cuánto será gastado en futuras campañas publicitarias y de RRPP para promover esta soberana estupidez.
Ya mismo voy a la bodega y pongo una Jubiler en la heladera puede que no sea "České Pivo", pero sí es una cerveza checa elaborada como se debe.

Na Zraví!

Comentarios

  1. Que manía con los "métodos tradicionales", como si las cervezas de trigo no lo fuesen!

    Esta es una muestra de como una buena idea se puede llevar a cabo de manera desastrosa.

    ResponderEliminar
  2. Nota exelente , clara y precisa
    Eso es parte del marketing para que cierta cervezas malas se puedan llamr como xxxxx y vendan mas.
    En un momento de la lectura pense , es como si crearan cerveza argentina coo logo y sea solo Q que lo pudiera usar.

    saludos


    omar

    aqui en francia se consigue solo la pilsner urquel ( me gusta ) y la bud original 5 asi la venden , me gusta tambien ).

    ResponderEliminar
  3. la jubiler acá en Argentina no se consigue, no???

    ResponderEliminar
  4. Blayo,
    La Jubiler es difícil de conseguir acá y creo que las únicas que se consiguen fuera de Chequia fueron unas botellas que mandamos a España hace un par de meses.

    Omar,
    No creo que esta DGP tenga como objetivo ayudar a promover malas cervezas. Es que es algo tan mal hecho y pensado que es aprovechado por ese tipo de cervezas.

    JoanCG,
    Yo tampoco entiendo esto de los "métodos tradicionales". Si estamos hablando de lagers serían, fermentación a bajas temperaturas en piletones abiertos y después reposo por un mínimo de 40 días, dependiendo de la cerveza. Pero la verdad es que lagers, de forma generalizada, se vienen haciendo desde hace apenas un poco más de 100 años acá.

    ResponderEliminar
  5. Lo de la fabricación artesanal y tradicional viene coleando desde hace dos siglos, al menos, en que se dejó el alambique tradicional.

    Es lamentable que una cerveza que era aceptable, como la checa, se estropee de esta manera. Los controles de la UE a lo mejor pueden evitar este desastre.

    ResponderEliminar
  6. Por suerte no son muchos las cervecerías que han solicitado esta etiqueta... Por otro lado hace poco escribí una continuación de este tema, donde explico el por qué de la decocción.

    Y sobre controles de la UE, yo no pondría mi fe en ellos. La Unión Europea hace rato que está persiguiendo en Bélgica a los elaboradores de Lambic, Gueuze, etc acusándolos de que sus métodos de producción no son higiénicos. Claro que no lo son! Cómo se podría lograr una fermentación espontánea en un ambiente aséptico? Burócratas idiotas, inútiles...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario