Ir al contenido principal

Delicioso 2007

Mi amigo Pablo Inglese me sugirió hace un tiempo elegir la cerveza del año, desde entonces estuve pensando quién podría ser el ganador.
Realmente no sé cuántas cervezas distintas he probado durante el 2007, pero seguro que pasaron con creces las 100, y me estoy quedando corto. Algunas simplemente olvidables, otras memorables y otras fuera de este plano de existencia, cervezas que desafiaron todos los diccionarios de sinónimos y con las cuales todavía sueño.
Para aquellos que siguen mi blog la elección más lógica sería la X33, por qué? Porque es simplemente la cerveza más impresionante que he tomado en mi vida.
Podría ser también la Rambousek con miel de castañas que todo el mundo espera con ansiedad en Pivovarský Klub y que se agota en días. Una maravilla que nos deleita con sólo sentirle los aromas y que en cada trago se nota el amor con el que es elaborada por ese genio cervecero que es Milan Rambousek.
Pero no, si bien se lo merecen, ninguna de estas dos, ni ninguna de las muchas otras cervezas especiales que me han alegrado el año 2007 se llevan el premio a la cerveza del año.
La ganadora es una humilde desítka, Dvorní výčepní kvasnicové světlé de Pivovarský Dvůr Chýně. Sin desmerecer, porque simplemente no se puede, a las arriba mencionadas, cualquiera que sabe un poco puede darle carácter a una cerveza de alto contenido alcohólico o con ingredientes no tradicionales. Pero hacer lo mismo con una cerveza de sólo 3%ABV? Y qué carácter que tiene esta cerveza, como me dijo Evan Rail una vez, te salta del vaso, cremosa, sedosa, refrescante, con cuerpo, con un sabor de otra dimensión una lager como no creo haya muchas. Una cerveza que es ideal para apagar la sed en un día bien cálido, para acompañar algunas comidas, para sentarse a tomar varias con amigos o para sentarse a tomar despacio y degustar. Menos mal que no vivo en Chýně, sino no me sacarían de su krčma ni con la fuerza pública.
Otras destacadas son Štěpan de Pivovarský Dum, Oldgott Barique de U Medvídku, Rarášek de Zvíkov, casi todas las de U Bulovky y la Joe's Garage tmavé, aunque la lista podría seguir por muchos más pixels.
Entre las industriales tengo que mencionar Opat Bitter con su explosión de lúpulo, Primátor English Pale Ale, una deliciosa rareza en el mercado checo y su prima la Weisbier, Bernard y Herold tmavé, mis cervezas de cabecera Svijanský Rytíř y Rohozec Skalák 12° entre muchas muchas muchas otras.
No todo ha sido color de rosa el año pasado, lamentablemente Pivovark Podkovaň cerró, según la versión oficial, momentáneamente, aunque nadie se lo cree. Por otro lado las cervecerías pequeñas siguieron creciendo y se abrieron más de diez nuevos brewpubs en todo el pais.
Y el 2008 ya empezó con todo, dos nuevos brewpubs en Praga (que ya voy a visitar), Florenc 14:14, la espectacular cerveza de Pivovarksý Klub que esperemos no sea solamente una edición más que limitada para regalar a los amigos de la casa (entre los que me encuentro) y su eminencia Rambousek que ya está por abrir su Brewpub en Hradec Králove. Cuánto trabajo que voy a tener. Qué bueno!!!!!!!!
Chýně 10° mi cerveza del 2007

Comentarios

  1. Bueno, en más que nada para decir Feliz Año! y gracias por tu blog y por pasar por el nuestro de visita. Y la otra... donde te mando una Stout de Quilmes? JAJAJA!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los deseos! Lo mismo para vos y para tus cervecezas, como dicen los checos "Dej Bůh Štěstí!" que podría traducirse como "que dios te dé suerte, o alegría".
    Con respecto a la Quilmes Stout, te agradezco, pero ya tengo algo para destapar el inodoro :)
    Na Zdraví y mejores cervezas para el 2008!!!

    ResponderEliminar
  3. Estimado Max! bueno gracias por pasar por mi blog y de nada! lo que necesites me avisás!!!!!

    Besos y que tengas un excelente, próspero, exitoso y saludable año!

    Caro

    ResponderEliminar

Publicar un comentario