9/8/13

Sin excusas


Hace poco estuve como guía de un grupo de noruegos y, después de un muy buen almuerzo en U Slovanské Lípy, paramos a tomar una birra Pivovar Victor. Era la primera vez que iba desde que lo reseñé a principios de año, que puede ser resumida en cerveza decente, comida espantosa.

Cuando llegamos el lugar estaba vacío, y fuimos recibidos muy bien por el tío de la barra, que es bastante simpático. De las tres cervezas que tenían ese día, pedimos la Kouřované (ahumada). No tenía un muy buen aspecto, lo que había en el vaso más que cerveza, parecía ser algo que alguien había traído de las márgenes barrosas del Vltava luego de una tormenta, lo más curioso es que no desprendía casi ningún aroma. Tal como temía, la cerveza estaba intomable, parecía tener todas las contaminaciones e infecciones juntas.

Llamé al Výčepní y le expliqué la cerveza estaba en mal estado. Sin ningún problema, retiró los vasos, prometiendo unos nuevos, la única excusa que puso fue que era una "cerveza viva" y esas son cosas que pasan. Una vez en el bar nos advirtió que las cervezas iban a demorar un poco porque tenía que cambiar el barril y limpiar las líneas.

Tirada desde el nuevo barril, la cerveza era ya otra cosa, lindo color ámbar tirando a ocre de aspecto muy limpio y tengo que decir que estaba realmente muy buena.

Y sin embargo, no me fui del todo contento.

Cabe destacar, sí, la actitud de este buen hombre. He estado en lugares donde te miran con cara rara cuando les decís que la cerveza está mala, pero este tipo lo tomó muy bien, se disculpó y siguió disculpando. Hasta ahí todo bien. ¡Pero Victor es un brewpub! Un lugar como Zlý Časy puede poner la excusa de que justo les tocó un barril choto. ¿Pero Victor? ¿A quién le puede hechar la culpa si la única cerveza que venden es la que hacen ellos? (y eso de que es una "cerveza viva" es una pelota de pelotudeces) ¿No hay nadie en la empresa que se tome la molestia de hacer un control de calidad básico? ¡Tienen solamente tres grifos! Esa ahumada estaba impresentable, no se trataba de una ligera contaminación u oxidación, ya a la vista se notaba que no estaba bien, esa cerveza no tendría que haber salido del bar.

No es la primera vez que me pasa algo parecido, me sucedió en Žatec hace dos años, y una de de las visitas a Pivovar Beznoska para mi reseña en el Prague Post, una de las cervezas estaba ya con medio pie en lo inaceptable. Tampoco soy el único que le ha sucedido, Pivníci se han encontrado con situaciones similares en más de una ocasión y lo mismo les ha sucedido a Pivní Recenze. Es algo difícil de entender que ya bordea la estupidez. Es la cerveza lo que hace que cada brewpub sea algo completamente único, es el atractivo principal (y en algunos casos, único) del lugar, es lo que hace que uno esté dispuesto a cruzar toda una ciudad, o hasta un país, y es inaceptable que en lugar donde se supone que las cervezas no pueden estar más frescas las sirvan podridas. ¿Si no le dan el respeto que se merecen a las cervzas que ellos mismos elaboran, qué puede uno esperar del resto de lo que venden?

En serio, loco, pónganse las putas pilas.

Na Zdraví!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario