Ir al contenido principal

¿Están por el barrio este fin de semana?


¿Tienen ganas de hacer algo copado? Mis amigos en Černokostelecký Pivovar organizan una vez más Vysmolení. El año pasado la pasé bomba y tengo muchas ganas de volver a ir este sábado.
La excusa del evento es un poco rendir homenaje a un oficio que supo ser muy importante en la industria cervecera checa, el de tonelero, presentando una de las labores más importantes de estos artesanos, el calafateo. 

Tal como el año pasado, este año también hay cuatro cervezas especialmente elaboradas para la ocasión, una desítka, una dvanáctka y dos cervezas ahumadas, una elaborada con malta ahumada en madera de haya y la otra ahumada con turba. Las cervezas se van a servir desde barricas de madera con dos métodos de dispensado, uno con compresor de aire y otro al viejo estilo bávaro, por gravedad. 

En lo personal, estoy con muchas ganas de ver qué tanto han avanzado los trabajos de restauración de la fábrica de cerveza. Lo que está haciendo esta gente es realmente notable, en lugar de montar un brewpub, decidió volver a poner en funcionamiento la sala de cocción original, alimentada a madera o carbón, con capacidad para 160hl que fue utilizada por última vez hace ya un cuarto de siglo.

Claro que esto es apenas un detalle más para lo que en sí mismo promete ser un día lleno de gente amiga, risas y buena, muy buena, birra.

Así que este sábado, ya saben dónde encontrarme.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Hace un par de años estuve en un festival, básicamente de asado, en Danville, Kentucky. Ahí había una sección sobre barriles (esta es una zona donde históricamente se produce bourbon), se trataba de pintarlos o decorarlos; pero también había un poco de historia sobre barriles (como se construyen, con que y esas cosas), todo muy al estilo americano. Cerveza había, pero la bebida por excelencia era el whiskey (como lo llaman ellos), o sea, terminé muuuy borracho, pero la pasé bien.
    Estos festivales chicos, locales digamos, me gustan, Danville no es una ciudad grande, mas bien un pueblo histórico, interesante y la fiesta era tranquila, con música sureña, muchos gordo amables, asado y bourbon… prefiero la cerveza, pero seguro repetiré esta fiesta.
    Victor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario