Ir al contenido principal

¡Cómo les duele!

El consumo de cerveza en la República checa ha declinado, el año pasado, la baja fue del 5%. Por supuesto, esto a las macros no les cae muy simpático, pero calculo que han asumido que se trata de algo fuera de su control, después de todo, hay una crisis a lo que se le suman cambios demográficos y de estilo de vida de los consumidores.

Lo que sí les debe doler, y mucho, es que mientras sus producciones han decaido, las de de varias de las cervecerías regionales han experimentado un crecimiento notable, tal como lo comenté hace unos meses. O sea, no sólo la gente tomando menos, sino que entre ellos cada vez hay más que eligen tomar marcas alternativas, y eso es algo que los ejecutivos que dirigen las macros no pueden permitir. Cómo se explica, sino, que los tres grupos multinacionales que operan en la Rep. Checa hayan decidido casi al unísono lanzar nuevos productos al mercado que, curiosamente, no son competidores directos, sino que más bien se complementan (esto bajo ningún punto de vista quiere implicar que la tres cerveceras se pusieron de acuerdo).

Así es que tenemos que Heineken hace poco presentó Krušovice 10°, una světlý výčepní elaborada, según ellos en base a la "receta original" y Krušovice Malváz, una polotmavé speciál que aun no he visto en ningún lado. StarBev, los nuevos dueños de Staropramen presentaron una 11º con énfasis puesto en las maltas caramelo utilizadas, lo cual indica que buscan repetir el éxito de Gambrinus Excellent. Y Plzeňský Prazdroj, propiedad de SAB-Miller, presentó Mastar Zlatý, una světlý speciál con 15º Balling que agranda la marca Master, que por fin está disponible en botella.

Lo interesante de esto es que, a diferencia de lo que ha sucedido en otros países, ninguna de estas es una cerveza engañapichangas. Es decir, no se trata de falsas recreaciones de estilos populares como Super Bock o Quilmes Stout; ni de cervezas saborizadas con extractos, que para ser justos, en este país parecen ser prerrogativa de un par de regionales y no pocas micros. Ninguno de estos nuevas cervezas pretenden ser innovadoras o novedosas, sino que apuntan a la tradición. Esto, claro, puede seguir siendo considerado como sanata marketinera, pero lo importante aquí es que el discurso habla de la bebida, o al menos de algunos de sus características específicas, y no sólo de cerveza como un acompañamiento de fútbol, tetas o reuniones con amigos. Si tenemos en cuenta lo aceitado de las maquinarias marketineras de estas tres empresas, podemos deducir entonces que está teniendo lugar un cambio en el comportamiento de los consumidores, cada vez son más los que prestan atención a lo que tienen en el vaso y ya no tanto a la marca.

Pero basta de todas estas tonterías. ¿Qué hay de las cervezas? Bueno, como no creía que ninguno de estos monstruos me fuese a mandar alguna muestra, no me quedó más remedio que ir y comparlas con mi propio dinero. ¡Qué horror!

Empezamos con la Krušovice 10º. Espero sepan perdonar la falta de una foto, pero justo en el momento que iba a sacarla, la cámara se me quedó sin batería, pero creánme, esta desítka tiene muy lindo aspecto, lamentablemente, la cosa termina ahí. No es que sea fea, sino que carece de sabor y carácter, es como si alguien no sólo hubiese sobrecocido un buen pedazo de carne, sino que tampoco se molestó demasiado en sazonarlo. Si estuviese con sed y me la ofreciesen, no le haría asco, pero tampoco la tomaría con muchas ganas.
Para sorpresa de muchos, era la jedenáctká de Staropramen la que más curiosidad me había despertado. Es el primer producto lanzado bajo la nueva dirigencia y tenía ciertas esperanzas de que los nuevos dueños serían un poco menos obtusos que los anteriores. No podría haber estado más equivocado. Staropramen 11º es horrenda, espantosa, fea con ganas. Sabe a cerveza elaborada para una cadena de supermercados de descuento. ¡Qué frustrante! Les juro que quería que esta cerveza sea al menos decente.
Por suerte llego Prazdroj para al menos dejar una ligeramente buena impresión. Master Zlatý podría ser mejor, sí (y de hecho hay un par de industriales en la misma categoría que tomaría antes que ella), pero al menos tiene carácter y sabor. Hay un interesante contraste entre aromas y sabores, los primeros, frutales y melosos con con un fondo herbal, mientras que al paladar es todo lo contrario, muchas hierbas secas y algo de pasto, con un fondo frutal y meloso. Por momentos pierde un poco el equilibrio y se torna algo áspera, a lo mejor necesita un poco más de maduración. Pero igual se deja tomar muy bien. Toda la línea Master está disponible sólo en botellas de 0,33l y lamentablemente, todas están pasteurizadas; lo cual es comprensible, no se puede esperar tampoco que un gigante como Prazdroj adapte tecnologías para un producto tan marginal en su cartera. Y a propósito, le veo muy buen potencial de exportación a estas cervezas.

Sin tener en cuenta gustos personales, no creo que ninguno de estos nuevos productos represente una "amenaza" para las regionales. Aquellos que ya le hemos tomado el gusto a estas cervezas "alternativas" no vamos a ser fácilmente atraídos por lo que sea que ofrezcan las marcas que ya conocemos y de las cuales hemos escapado. Esto lo veo más como un intento de las macros para detener la pérdida de consumidores. Más allá de todo esto, le doy la bienvenida a estas cervezas, en especial a las Master, porque no hacen más que agregar un poco de variedad al mercado.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Pregunta: es comun encontrar cervezas sin pasteurizar en los supermercados de la Rep. Checa?

    ResponderEliminar
  2. Sí, si vas a las sucursales importantes de las cadenas de supermercados. Ahí vas a poder encontrar, entre otras, Bernard, Svijany o Klášter, todas ellas sin pasteurizar. En los negocios y supermercados más chicos lo más probable es que encuentres las tres o cuatro marcas más vendidas del país, que están todas pasteurizadas.

    ResponderEliminar
  3. A Barcelona si que llega la Master en barril pequeño desde hace un año, al Jazz del Poble sec.
    Puede ser que no esté pasteurizada ya que cambia a peor con relativa rapidez, se lo preguntaré al propietario.
    La nota de cata. Buscaré las frutas!

    ResponderEliminar
  4. Habíía ledo por ahí que Master ya se exportaba a España. Siendo marca de Pilsner Urquell, me extrañaría que la enviasen sin pasteurizar, aunque todo es posible.

    Me acuerdo cuando asistí al lanzamiento, ya hace tres años, que se remarcó que solamente iban a distribuir las cervezas a locales selectos y que estos tenían como obligación vender todo el barril como mucho dos días después de pinchado, lo cual, como idea será muy noble, pero también muy difícil de llevar a la práctica, máxime cuando también se pueden comprar barriles en mayoristas.

    PD: Es también esta nueva la que se consigue en barril? Yo hasta ahora la he visto en un sólo lugar de Praga (pero tampoco me he molestado en buscar).

    ResponderEliminar
  5. Acá en Colombia las cosas son más fáciles (por desgracia), envasan lo mismo y le cambian la etiqueta, pero mientras la gente siga pensando que tomarse 40 cervezas insípidas y mediocres es un motivo de admiración y orgullo, no veremos ese fenómeno en mucho años (igual yo estoy satisfecho con las microcervecerías).

    ResponderEliminar
  6. HOLA BUEA NOTA .
    YO CREO QUE TODAS LAS GRANDES MARCAS PASTEURIZAN LO HACEN POR SEGURIDAD NO SE PUEDEN PERMITIR TENER UN PROBLEMA CON EL CLIENTE.
    POR LO QUE LEI LA PRIMERA Y LA TERCERA ESTABAN PASABLES , CUANDO LE ALGO ASI , ME DIGO BUENO AL MENOS LA GENTE QUE LA TOME TOMARA ALGO DIGNO ? SE ENTEINEDE.

    SALUDOS


    OMAR

    ResponderEliminar
  7. Hola Omar, eres el grafitero de Humulus Lupulus?
    Hoy me he informado. Master, checa, de Prazdroj, una "Zlatý" (en qué post has explicado las clasificaciones checas de cerveza, Pivní (qué significa Pivní?)?)
    Está filtrada y pasteurizada, en barril pequeño. Normal que no encontrara frutas. Solo llega el toque dulzón de las maltas caramelizadas y el caracter del agua del buen rio pilzn.
    Por suerte habían pinchado en el tirador de la guest beer una americana amarga y floral. Sin duda son los reyes del "humulus lupulus"
    Cómo celebrais la llegada del verano en Praga? Hay fuego purificador como aquí en Catalunya?
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Alex,

    Gracias por la aclaración. Me parecía raro que PU mandase algo sin pasteurizar a España.

    Aclaración 1: Las aguas no son de ningún río, son artesianas y, a menos que las cosas hayan cambiado, las Master no se elaboran en Pilsen sino en Velké Popovice.

    Aclaración 2: Pivní significa "Cerecero"

    Aclaración 3: Zlatý no es ninguna categoría, significa "Dorado", que es el color de la cerveza. Lo de las categorías de cerveza checa lo expliqué en varias ocasiones y se le dedicó una página en la Bar&Beer de enero, pero la verdad, nunca escribí un post sobre el tema. Podría hacerlo.

    Por donde vivo no se hace ninguna hoguera para San Juan, aunque creo que en algunas regiones sí lo hacen. Acá la hogera se hace el 30 de abril para recibir la primavera.

    ResponderEliminar
  9. HOLA ALEX

    Soy omar y nada que ver , no soy el grafitero de humulus lupulus , soy un simple argentino de 41 anios que vive hace 10 en francia y que ama beber cerveza de todo tipo , ya perdi la cuenta de cuantas he tomado .
    Y leo solo dos blog de birra que me encanatan , la logia y el de pivni y ha veces me animo y opino algo , pero con estos monstruos que escriben , se hace dificil opinar , jajajaja.



    saludos



    omar

    ResponderEliminar
  10. Ah me olvide

    Amante incondicional de su majestad

    la GUINNNES de 4.2 , de 7.5 y de 8 grados no importa , jajaja

    resaludos


    omar

    ResponderEliminar
  11. ¿Estará relacionada la bajada del consumo de cerveza también con la campaña de promoción del consumo de vinos Moravos?
    Cuando estuve por allí el pasado mes de Abril, me llamó mucho la atención la cantidad de anuncios de vinos que se veían en el Metro, autobuses, tranvías y carteles publicitarios.

    En cuanto al aumento de regionales y micros, por lo que veo se da en todos los sitios: en España, en Escocia, en Estados Unidos, en R.Checa...
    Poco a poco la gente se está volviendo más exigente a la hora de beber...
    Bebe menos, pero bebe de mejor calidad y muchos estan descubriendo que el mundo la cerveza es tan rico o mas que el del vino y que hay vida más allá de las lager industriales... incluso en países como España con poca tradición cervecera.
    Algo del éxito se deberá a los cada vez más abundantes 'predicadores' de la 'cultura cervecera'.

    ResponderEliminar
  12. Daniel,

    Buena observación, pero realmente no creo que la capaña de los vinos moravos haya jugado papel alguno en la baja del consumo de cerveza.

    El consumo de vinos hace años que viene subiendo, en gran parte gracias a la mayor variedad y calidad de la oferta y esto nunca coincidió con una baja en el consumo de cerveza.

    Los factores son otros: La crisis ha hecho que la gente salga menos. Horas de trabajo más largas. Gente que se ha mudado a zonas periféricas y viajan en auto, etc.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario