Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2014

De paseo con un amigo

Lo había estado planeando por un tiempo, la primera excursión cervecera de un día, no relacionada con trabajo, en vaya uno a saber cuánto tiempo. Había estudiado los horarios de los trenes, incluyendo diferentes alternativas para el trayecto de vuelta, horarios de apertura, direcciones, mapas. Ni siquiera me molestó que, como no quería volver a casa demasiado tarde para preparar la cena, me vi forzado a reducir el viaje de tres a dos cervecerías. Estaba igual de entusiasmado. Hasta había conseguido a un amigo para que venga conmigo.

Acordamos encontrarnos el martes de la semana pasada a las 10 en Hlavní Nádraží. El tren a Zadní Třebaň salía a las 10:20 y el viaje tardaría un poco más de media hora.

Fue un viaje sin problemas en uno de los trenes City Elephant (que están muy buenos) que pasamos más que nada poniéndonos al día (hacía más de un año que no veía a mi amigo). Llegamos a Zadní Třebaň sin retraso, pero cuando nos bajamos del tren me di cuenta que estaba un poco desorientado…

Pensamientos de fin de semana

No ha pasado tanto desde aquellos días en los que todavía me entusiasmaba al enterarme que abriría o había abierto una nueva microcervecería y que me moría de ganas por probar sus cervezas. Pero entonces la cosa explotó con un par de nuevas cervecerías todas las semanas, o más o menos, y todo el mundo y su tía se quiso meter en lo que tenía todo el aspecto de ser un negocio bastante sólido.

Inevitablemente, y más allá de si una buena parte de todo el mundo y su tía se había metido en el negocio para hacer plata rápida, blanquear algunos fundos de dudosa proveniencia, o eran idealistas con poco aptitud como elaboradores o empresarios, la calidad general de las cervezas “micro” terminó sufriendo hasta el punto en que comprar algo de una nueva cervecería, sin referencias, pasó de ser una celebración de diversidad a una apuesta con no del todo buenas probabilidades de ganar.

Radniční Pivovar Jihlava fue una de las cervecerías que me abrió los ojos a esa realidad. Recuerdo haber tomado al…

Un momento cervecero

Es temprano a la tarde, o tarde a la hora del almuerzo, en U Slovanské Lípy (sigo extrañando la vieja borrachería cerveceramente minimalista, pero Vodouch y cía. han hecho un muy buen laburo con el lugar—me encanta venir, me gustaría poder venir más seguido de lo que lo hago). Acabo de terminar de comer (estaba muy buena esa morfi) y por primera vez veo al grifero (no lo había visto cuando entré). Me resulta familiar.

Me toma un par de minutos sorbos acordarme. Es el tipo que trabajaba en Pivovar U Medvídků, también como grifero, hace cinco o seis años. Nos hicimos medio amigos. Compartíamos gustos en música y cuando me daba una vuelta y él estaba de turno, y si el lugar estaba tranquilo, nos sentábamos a charlar sobre bueyes perdidos. Es más de una oportunidad terminé bastante en pedo luego de esas visitas; Laďa, el Maestro Cervecero, me daba cerveza, mientras que Laďa, el grifero, me convidaba del slivovice casero, producto de uno de sus parientes.

En algún momento desapareció, y …

Hermoso día cervecero en familia

El sábado pasado llevé a la familia (o mejor dicho, la patrona, porque no tenía ganas de ir en bondi, nos llevó en auto) a Únětický Posvícení en la cervecería local (¿dónde más?).

Llegamos algo antes de las 2 y, a pesar de que el clima no se veía muy prometedor, ya había bastante gente—tanto el patio como el restaurante estaban llenos, el único lugar con mesas libres era el viejo establo, que ha sido convertido en un bar, y en donde tendría lugar la parte principal del evento del día.

Luego de procurarnos algo de morfi y escabio, hablé un rato con Štěpán y Lucie Tkadlec, la pareja a cargo de la cervecería. Me contaron un poco más sobre las reformas que están haciendo en el edificio principal, que incluyen cambiar el techo y, todavía más interesante, devolverle al edificio su apariencia original, que, de acuerdo con lo que se puede ver en esta imagen, va a quedar muy lindo. También charlé un rato con el Maestro Cervecero Vladimír Černohorský, como siempre, un gran placer.

Para cuando …

Damas y Caballeros, Regocijaos

He comenzado a escribir la segunda edición de La Guía Cervecera Para Borrachines. No tengo idea de cuándo voy a terminarla (dependerá de mi carga labora, la que paga las cuentas y de lo que pueda suceder en la escena cervecera local—véase más abajo). Pero estoy muy entusiasmado.

No van a haber demasiados cambios. Habrán algunos recorridos nuevos (tres o cuatro, quizás más) e incluirá un índice al final, ordenado por marca. Con tantos y tan buenos locales para elegir, el criterio de selección será un tanto más estricto, y también he decidido que los recorridos serán de un máximo de 5 boliches (aunque, como se podrán imaginar, puede cambiar).

Lo único que me tiene un poco preocupado, sin embargo, son las noticias que he visto estos días. De acuerdo con Pivovary.info, hay seis brewpubs que deberían abrir antes de fin de año/principios del año que viene. Popr sí mismo, eso no es un problema, por el contrario, pero sé bien cómo viene la mano acá, muchas de esas fechas son más bien ilusori…

Pasó un viernes a la tarde

Los últimos tres meses fueron una locura en lo laboral. No me estoy quejando (bueno, no mucho). Como traductor independiente , estoy casi obligado a aceptar todos los laburos que me sea posible porque nunca sabés cómo va a ser el mes siguiente (en especial ahora en verano), pero esta vez la cosa había llegado a un punto casi exagerado y una parte de mí se alegró al ver que habría una (espero que no demasiado larga) pausa, al menos en lo que respecta a traducciones grandes y pesadas.

Esa pausa empezó hace un par de viernes, cuando terminé y mandé el último par de laburos que tenía. Estaba contento de empezar el primer fin de semana en más de dos meses sin tener que trabajar, pero también estaba muy, muy cansado, mentalmente cansado. Estaba agotado y se me ocurrió que una birra me haría sentir mejor.

Hacía demasiado calor para estar afuera, y la idea de ir al bar con esas temperaturas se veía tan atractiva como una visita al dentista. Agarré una botella de la heladera, la serví con cu…

Conclusiones luego de una visita rápida a MMS

Pivovar MMX es uno de esos muchos brewpubs que han abierto en los últimos años que nunca sentí necesidad de visitar. La verdad, no puedo explicar por qué; es bastante fácil de llegar ahí desde Praga (Dobřichovice está muy bien conectado por tren y el lugar en sí no está muy lejos de la estación) y no recuerdo ninguna reseña particularmente mala o buena sobre él, de hecho, no recuerdo haber tomado ninguna de las cervezas (lo cual hace que me pregunte si no es alguna de estas).

Asuntos familiares me llevaron ayer a Dobřichovice y cuando nos pusimos a hablar sobre dónde ir a almorzar, yo sugerí MMX, con lo cual todos estuvieron de acuerdo.

Una corta y agradable caminata por el río más tarde, llegamos a este medianamente grande complejo que incluye un hotel. La sala de cocción está un cuarto tipo acuario, separada del restaurante por la recepción del hotel. El restaurante es muy amplio y luminoso, con una decoración minimalista que le da una onda casi de cantina de edificio de oficinas, p…