Ir al contenido principal

El Factor "Dónde"


Sin tener en cuenta el precio, estoy seguro de que si les diese a elegir entre las cervezas de Velkopopovický Kozel y las de Pivovar Strahov (alias, Svatý Norbert) la gran mayoría de ustedes (sino todos) elegirían las de Strahov sin pensarlo media vez; es que son muy, muy buenas.

Sin embargo, a menudo pasa con la cerveza que no es tanto lo que se toma, sino dónde se lo toma y, volviendo a Kozel y Sv. Norbert, si tiramos el factor "dónde" la elección ya no es tan fácil, o sí. Les cuento.

El otro día a la tarde tenía un plan: ir a tomar de birras rápidas a U Černého Vola, al cual no visitaba desde aquella vez que su existencia estuvo en riesgo. De ahí ir a Pivovar Strahov, para probar la Weizen veraniega y tomar su sobresaliente IPA; y terminar la sesión en un nuevo lugar que abrió cerca de Hradčanská antes de tomarme el bondi a casa. Fracasé, no hice tiempo para la última parada y la culpa fue de U Černého Vola.

Entré y saludé al výčepní. De golpe oigo una especie de gruñido atrás que me pregunta "Pivo?". Era el camarero. Dije que sí y encontré lugar en una mesa ocupada por una pareja de rusos. La cerveza llegó bien rápido y bien tirada.

Era mi primera birra del día, una Kozel 12º. Prácticamente se desvaneció por mi garganta. No hizo falta pedir la segunda.

El lugar se fue llenando. En un momento cerré los ojos por unos segundos para escuchar la banda de sonido: gente hablando, alguna risa y el "¡tum!" del camarero poniendo půl litry en las mesas. Una música casi celestial.

Estaba por terminar mi segunda birra ya sin demasiadas ganas de irme. Veo al camarero martillando las mesas con jarros llenos de Kozel. Cuando termina la ronda se da cuenta que le sobraba uno y me digo "si me lo da, me quedo". El tipo me debe haber leído la mente, o no, sin preguntar nada martilló mi lugar de la mesa con ese vaso y me quedé.

Al rato llegaron dos viejitos, cuyas birras también llegaron sin que nadie las llame. Me puse a charlar y reírme con estos dos tipos que cualquiera querría de abuelo. Me quedé una birra más, irse requirió un enorme esfuerzo de voluntad.

Llegué a Strahov. Me senté adentro. Hacía demasiado calor para sentarse en el patio y además estaba lleno de turistas. Una camarera me trajo mi Weizen rápido y con una sonrisa, otra camarera me trajo mi IPA rápido y con una sonrisa. Las dos cervezas estaban fantásticas, hermosas, sexy, de lo mejor que se puede tomar hoy día en Praga. Pero faltaba algo. Cerré los ojos para escuchar la banda de sonido: La radio, Europa 2 y esa música que suena como si hubiesen puesto un gato en un lavarropas viejo funcionando.

Terminé ambas excelentes cervezas y me fui a casa con ganas de volver a Vola y seguir tomando Kozel.

Na Zdraví

Comentarios

  1. tuve la misma experiencia....
    lo que me extrana es que estuvieras tanto tiempo sin pasar por u cerneho,... ese soundtrack de ahi no tiene precio, aparte de ser irreproducible en cualquier otro sitio, a lo mejor en u tygra es algo parecido, pero ese tum tum del pull litr chocando con la mesa es parte de esa armonia..... como un intrumento mas en una orquesta...buen dato de la weizen en strahov...la kozel tirada y bebida en u cerneho, nunca ha podido ser imitada en ningun otro sitio... auqnue me falta probarla en la fabrica....... salud
    probe la menduina, una cerveza que hacen en Cangas do morrazom pontevedra... sin aditivos conservantes, etc.. que sigue evolucionando en la botella, the works, me parecio bueno, pero nada del otro mundo, mejor que las de las macros.. en la misma hospoda el barman me dio a probar la SAN AMARO pale ale.... www.cervezasanamaro.es si no la probaste, te la llevo cuando vuelva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Avisame cuando venís y la probamos juntos....

      Eliminar
  2. Glops en Xina en breve!

    ResponderEliminar
  3. No te hacía tomando Kozel Filósofo!! Es buena cerveza? Digo comparandola a la Kout o Unetice...Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy lejos de esas dos, pero en buenas manos se deja tomar muy bien.

      Eliminar
  4. Subrayo la calidad de la IPA en Strahov, aunque es cierto que el ambiente no ayuda... aunque lo pienso un poco y se me ocurre que el pato asado en Malostranska Beseda es magnífico, y toca tomárselo a los pies de Nerudova, rodeado de las hordas, porque es donde lo ponen jeje. En cualquier caso, mám otázku: ¿crees que los errores de ambiente se justifican mejor en locales nuevos, como U Tři Růži (que acabé visitando por lo que leí por aquí, con disfrute mayor de cerveza pero con reservas sobre el mobiliario y el espíritu del sitio), que en otros reformados pero con larguísima tradición, como malostranska beseda o "Sv. Norbert"? En cuanto vuelva el lunes me paso por U Černeho Vola, el primer sitio donde me llevaron hace ahora 8 añitos, la semana que llegué a la ciudad. Saludos desde Ljubljana, lugar hermoso que mancilla en cada bar el tan honrado palabro "pivo". Gines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirá a mí U Tři Růži me gustó mucho. Tiene su onda el lugar, la falta de ambiente me parece más producto de que no es un pub, sino más bien un restaurante, pero el lugar es lindo. Beseda es una sucursal de una cadena de pubs, ni más ni menos. Para Urquell prefiero el cercano U Hrocha.

      Eliminar
    2. Es un punto importante a tener en cuenta, sí. Sin duda volveré, y en cuanto tenga oportunidad me quedaré más rato para juzgar a las 3 rosas llenando la mesa de manjares... planazo planazo ;-)
      Ginés.

      Eliminar

Publicar un comentario