Ir al contenido principal

463 Palabras dicen más que una imagen

La noticia de que Pivovary Staropramen ha tenido otro año con baja en la producción (7% si mal no me acuerdo), junto con la noticia de que Pivovar Svijany ha terminado con las obras para ampliar su capacidad, algo necesario para satisfacer la creciente demanda por sus cervezas, me hicieron acordar de esta foto.

Se dice que una imagen dice más que mil palabras. Muchas veces es cierto, pero no siempre, máxime si no se tiene la suficiente información previa, como sucede con la foto de arriba. A primera vista tenemos carteles que anuncian las dos marcas de las que hablé antes, los cuales, correctamente, muchos podrán asumir que también indican la entrada a un pub, bar o restaurante.

Luego de haber leído el párrafo que precede a la imagen, esta podrá por algunos ser acertadamente tomada como un símbolo de lo que está sucediendo, una cervecería regional que crece en parte gracias a quitarle mercado a una macro propiedad de una multinacional. Pero la historia no termina ahí, la foto esta dice mucho más.

En 1998 la producción de Svijany no llegaba a los 30.000 hl anuales. La cervecería necesitaba urgentes inversiones para poder seguir funcionando y sus entonces dueños, Pivovary Praha (ahora Staropramen), habían decidido que tales inversiones no se justificaban para una marca tan pequeña y que por ende, era mejor cerrar la fábrica, lo cual desde su punto de vista no dejar de ser lógico.

Al enterarse de esto, el entonces Maestro Cervecero (cuyo nombre no me acuerdo ni tengo ganas de buscar) se decidió a salvar la empresa en la que había trabajado por tanto tiempo y, luego de juntar promesas de capital, le ofreció a Staropramen comprar Pivovar Svijany. Al principio los de Smíchov se negaron a vender y a este buen hombre no le quedó más remedio que apelar directamente a Bass&Co. (entonces propietarios de PP), quienes sí aceptaron la oferta, o al menos así lo cuenta la leyenda.

Sea cual sea la verdad, hoy la producción y posición de mercado de Staropramen sigue cayendo, mientras que Svijany el año pasado superó los 400.000hl y apunta para más durante este año.

Mientras recorría la ciudad “investigando” para mi libro, vi al menos media docena de lugares que hoy venden ambas marcas. No tengo idea qué tan bien le irá a cada una de las marcas en cada uno de los lugares, pero es claro que cada medio litro de Svijany que allí se vende, significa medio litro menos para Staropramen.

No creo que la gente que hoy trabaja en Pivovar Svijany tenga ningún tipo de rencor hacia Staropramen, pero no me sorprendería que los barriles que venden en esos lugares donde ambas empresas comparten cartel tengan para ellos un valor que va algo más allá del monetario.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Pero cual es la porción de mercado de cada cerveza? porque capaz que una caida de un 7% de Staropramen es el doble de la producción de Svijany... :)

    Mañana te estaremos escuchando! ;)

    ResponderEliminar
  2. Staropramen sigue siendo la segunda empresa cervecera más grande, muy, muy lejos de la primera, que es Prazdroj, pero muy, muy cerca de la tercera que es Heineken, y es cuestión de tiempo antes de que los holandeses le saquen el segundo puesto.

    El tema es que todas las multinacionales están produciendo menos, mientras que la mayoría de las regionales siguen creciendo, a pesar de que el consumo general ha bajado. Es una tendencia interesante.

    ResponderEliminar
  3. Ah! y volumen, (y si lo del 7% es correcto), Staropramen produjo 200.000hl menos, mientras que Svijany saco unos 30.000-40.000 más.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario