Ir al contenido principal

Pivní Filosof en vivo y al aire

Ayer estuve como invitado en un programa de Radio Česko. Junto con Jírka Stehlíček, alias Bejček, el dueño de První Pivní Tramwaj y, podría decirse, el padre de la čtvrtá pípa, estuvimos hablando de cerveza (¿qué otra cosa?), o más precisamente, del boom de las micro cervecerías.

Como el programa iba a ir en vivo nos mandaron preguntas de antemano para que las podamos preparar antes de salir al aire. Cuatro fueron para mí, otras tantas para Bejček y hubo algunas más para a ambos, además de otras que  le habían hecho en una entrevista telefónica a Aleš Dočkal, uno de los dueños de Pivovarský Klub.

Las preguntas en general fueron muy interesantes y tenía ganas de compartir con ustedes las respuestas que di al aire y las respuestas que me hubiese gustado dar a las preguntas que no me hicieron. Empecemos por las que sí me hicieron. (traducido del checo)

"Hace casi diez años que vive en la Rep. Checa, cómo ve el desarrollo de la cultura cervecera checa? Qué pensaba al llegar y cómo ha cambiado su opinón y qué piensa ahora?"

Cuando llegué acá, pensaba que toda la cerveza checa era excelente, con el tiempo esa opinión fue cambiando y hoy pienso que hay cerezas checas que son excelentes, otras que son buenas y otras que no tanto, etc. En cuanto a la cultura cervecera, hace seis años, cuando me empecé a interesar en la bebida, casi nadie había oído hablar de Svijany. Hoy esta y otras marcas regionales están en todos lados y no pocos son los consumidores "promedio" que las tienen entre sus favoritas, hay el doble de microcervecerías de las que había entonces (nota: hoy llegan al centenar) y términos como "nepasterované", "kvasnicové" o "nefiltrované" son han convertido casi de uso común. Sin embargo, esto no significa que la cultura cervecera se haya enriquecido de manera significativa. Tal como pasa en todo el mundo, para la mayoría de los consumidores "cerveza" todavía significa una sola cosa, a lo sumo dos.

¿Es el concepto "Cerveza Checa" visto en el mundo tal y como los checos se lo imaginan? (refiriéndose a la reputación).

Sí, sin duda. Hay que tener en cuenta una cosa. La gran mayoría de la gente en el mundo toma solo un tipo de cerveza y cuando vienen de visita a Praga, o cualquier otro lado del país, y ven que pueden tomar Pilsner Urquell en cada esquina se vuelven locos. Para algunos de nosotros quizás Urquell u otras marcas por el estilo no son la gran cosa, pero comparadas con lo que se toma en el resto del mundo, están a muy buen nivel.

Los checos ahora están descubriendo tipos de cerveza antes desconocidos, IPA, etc. (...) piensa que estas cervezas no tradicionales pueden tener un éxito comercial significativo? ¿No quedarán siendo algo de poca difusión solamente para un nicho?

Creo que van a seguir siendo un producto nicho. Esto no significa, sin embargo, que no puedan tener éxito comercial. Ello dependerá de cada uno de los elaboradores, de qué tan bien sean capaces de hacer y vender este tipo de cervezas. Ya existen un par de cervecerías a las que les va muy bien gracias a haberse especializado en estilos no tradicionales.

Entre las otras preguntas que se hicieron las que más me interesaron fueron:

¿No podrían grandes cerveceras llegar a sentirse amenazadas por el éxito de las micros? Ni ahí. Es algo que no va a suceder nunca. La "revolución de la cerveza artesanal" es algo que no existe. Puede que algunas se inspiren en el fenómeno, que quieran sacarle jugo a una nueva tendencia de consumo, pero nada más allá de eso. Por otro lado, en el mercado checo, las grandes cerveceras sí que se están poniendo un poco nerviosas ante el éxito de las cervecerías regionales, ya que algunas de ellas sí que son capaces de competir no solo en precio o calidad, pero también en alcance geográfico.

Las micro cervecerías están apareciendo como hongos después de la lluvia ¿cuáles son los motivos? Para mí, una especie de vuelta a la tradición, a lo regional y local, a algo que el consumidor siente como suyo y único y las micro cervecerías lo pueden ofrecer mejor que nadie.

Para cerrar, nos preguntaron a ambos cómo nos imaginábamos sería el mercado cervecero ideal de acá a diez años. Yo respondí que para mí, la situación no iba a cambiar en gran medida, que a lo mejor habrán más micros que apuesten a la distribución como estrategia comercial, pero que en general seguiría todo más o menos igual. (Lo cual, tampoco es tan malo).

Bejček, por su lado, dijo que era difícil hacer un pronóstico, porque hace diez años atrás nadie se hubiese imaginado la situación de hoy. Lo que para él sí va a suceder es que todo lo que está pasando hoy va a obligar a las macros a mejorar sus productos. Con lo cual, concuerdo totalmente.

La verdad, fue una experiencia muy copada estar hablando en vivo en la radio, y encima en checo. Me tomé una birrita justo antes de empezar, para prevenir los nervios, pero una vez que se encendió la luz roja, me concentré en las preguntas y me sentí muy cómodo hablando al micrófono.

Pero bueno, qué piensan ustedes, cómo hubiesen contestado estas preguntas, aplicadas a sus respectivos ecosistemas cerveceros?

Na Zdraví!

Comentarios

  1. El programa se puede escuchar acá: http://www.rozhlas.cz/default/default/rnp-player-2.php?id=2343967&drm=

    (Gracias Blabus)

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, para la esperadísima segunda edición, el tranvía ya tiene web

    http://www.prvnipivnitramway.cz/

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrevista! Me llama muchísimo la atención que en la cuna de la cerveza se estén viendo a las microcervecerías como un boom de esta epoca... yo pensé que era algo que tradicionalmente existía desde siempre en la Rep. Checa.
    Sobre si alguna vez podrán competirle a las grandes cervecerías, yo coincido de que no, pero algo del volumen le van a sacar. En USA ya les sacaron algo más del 5%... Eso si, les llevó 20 años...
    Definitivamente es un negocio de nicho y no masivo. Pero tiene un potencial de crecimiento enorme en todos los países.

    ResponderEliminar
  4. Galápagos, fue la historia la que acabó con todo, y pasó más o menos así:

    En Praga, por ejemplo, llegaron a haber cientos de cervecerías, hoy las llamaríamos brewpubs. Empezaron a desaparecer cuando se empezó a difundir la lager y la industrialización. En algunos casos, sus dueños las cerraron y se asociaron con otros para abrir una fábrica más grande que elaboraría lager.

    A su vez, en todo el país, a muchas de estas fábricas las mató la primera guerra mundial, a otras la segunda guerra y el comunismo acabó con muchas más. La única micro cervecería que sobrevivió a todo esto fue U Fleku. Recién en los 90 (que dicho sea de paso, fue una época que vio morir a muchas regionales) se empezaron a abrir micro cervecerías. Pero es recién en estos últimos cinco años que la cosa explotó gracias a que gente con plata se dio cuenta de que es un buen negocio.

    ResponderEliminar
  5. En 10 años el mercado estará lleno de micros de cerveza china!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario