Ir al contenido principal

Cuestión cultural

Hace cosa de un mes y medio tuve la oportunidad y el honor de conocer a Tim Webb. Fue de casualidad. Había quedado con un amigo para almorzar en Zlý Časy y ahí me encontré con Evan Rail, que a su vez había quedado en encontrarse par almorzar con otra gente, entre la cuales estaba Tim.

¿Quién es Tim Webb? Seguro que más de uno se estará preguntando. Es, entre otros, el autor de The Good Beer Guide - Belgium. O sea, un tipo que conoce el panorama y la industria cervecera belgas como pocos.

Después de comer me puse a charlar un poco con él. Había dos cosas que quería confirmar sobre la industria cervecera belga y quién mejor que Tim para buscar la respuesta.

Las dos cosas cosas están en cierto modo relacionadas, una era algo que hacía rato sospechaba: muchas, sino la mayoría de las cervecerías pequeñas belgas viven gracias a las exportaciones y/o al turismo cervecero - que es más o menos lo mismo; la otra era algo que había oído una vez: 80% de la cerveza que se toma en Bélgica es del tipo JupilerStella, etc. Ambas fueron confirmadas.

Muchas veces he leído y escuchado que Bélgica (y los belgas) representa el pináculo de cultura cervecera y sin embargo, la realidad es que el consumidor promedio belga no es muy diferente al consumidor promedio checo, español, inglés, argentino, canadiense, australiano y de casi cualquier otro país, en el sentido que todos toman esencialmente lo mismo, marcas de lager rubia de producción masiva.

Esto me hizo pensar en el concepto de "Cultura Cervecera". ¿Qué o quién define lo que es "cultura cervecera" de un país dado? ¿Es el consumidor promedio o es acaso aquel de gustos más "sofisticados" o variados o lo que sea, pero que nunca deja de ser una pequeña minoría?

Para mí, es el primero, el consumidor promedio, y la cultura cervecera de cada país está definida más que nada por el modo en que la bebida es consumida. Los gustos o la "contracultura" de la minoría podrán penetrar más o menos las corrientes principales de esas culturas cerveceras, pero rara vez dejan de ser algo marginal (y es por ello que a mí no me termina de cerrar del todo eso de "la revolución de la cerveza artesanal", pero ese es otro tema).

Entonces, si lo que hace a una cultura cervecera no es tanto qué se consume, sino cómo (y dónde) se lo consume, puede que esto esté cambiando también.

En muchos países el consumo de cerveza ha bajado en los últimos años. Algunos asocian esto al crecimiento de las cervecerías alternativas (o artesanales, si prefieren ese término). Yo creo que son dos cosas muy poco relacionadas. La gente no está tomando menos, pero mejor. Está solamente tomando menos.

Por ejemplo acá, en la Rep. Checa por primera vez en la historia las ventas de cerveza en botella han sobrepasado a las ventas de cerveza de barril. Esto se debe a varios factores, algunos son económicos, otros demográficos (yo creo que estos últimos tienen más peso), pero sea lo que sea, lo cierto es que los hábitos de consumo están cambiando. ¿Significa esto que la cultura cervecera checa, y de otros países, está cambiando? Para responder esta pregunta creo que vamos a tener que esperar unos años. Mientras pienso en ello, me voy a abrir una botella Svijany, me gustaría ir a tomarme una birra a una hospoda, pero donde vivo, no hay ninguna.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Si bien estoy de acuerdo con vos, leyéndote me viene la duda. Si al fin y al cabo el promedio en cada país consume básicamente lo mismo, la verdadera cultura cervecera no pasa por sus adeptos?

    Sí, somos minoría, y una bastante pequeña, pero somos los únicos que hablamos de cultura cervecera como algo relevante.

    Como sea, es un planteo al aire nomás. Como dije, coincido en el significado que le das al término.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola
    en dos semanas me voy a bruselas con la familia y espero poder beber buena birra artesnal que las hay segun me dijeron.
    Somos una minoria , lo importante es que seamos suficientes para que esto no termine y podamos seguir chupando buena birra ,ya poco me importa si la tota y la pororta toman birra artesanl o quilmes cristal .Se entiende ?

    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  3. Muy gran artículo señor Filósofo, creo que con su tesis da totalmente en el blanco

    Las dos cervezas más consumidas en Bélgica son Stella Artoise y Jupiler y eso tiene que dar mucho que pensar!

    ResponderEliminar
  4. No esoy de acuerdo.
    Cómo se mide la cultura cercera?
    Con el numero de cerveceras locales, con el cuidado de los bares al servir cerveza de barril, si se pide una cerveza en general o un estilo de cerveza, si se ofrece formaciónn regular cervecera, si la administración tiene diferentes impuestos para las pequeñas cerveceras, si hay eventos cerveceros, si hay oferta variada, organizaciones cerveceras reconocidas,...
    En España ha cambiado la forma de consumo, se bebe menos en el bar y más en casa (crisis, ley anti tabaco?)
    Yo creo que un 20% de consumidores que no toman cerveza megaindustrial, es mucha cultura. Fijarse en el 80% no tiene sentido

    ResponderEliminar
  5. Alex, yo no estoy hablando de medir la cultura cervecera, sino de definirla y esta se define en gran medida por el modo y el lugar en que la mayoría de la gente consume la bebida y la relación que los consumidores tienen con ella. Entonces, podemos decir que la cultura cervecera española es la cañita acompañada con una tapa en el bar, la checa es varios vasos de medio litro de desítka o dvanáctka sentado con amigos en la hospoda y la argentina es el chopp o la botella acompañada con maníes, papitas o picada en el bar o en el café.

    En cuanto a Bélgica, ese 80% corresponde a un par de marcas, nada más. Me gustaría saber cómo se reparte el resto, por ejemplo, qué presencia tienen lagers de producción masiva importadas, otras cervezas que no son lagers rubias pero que sí se producen a relativa gran escala o también qué impacto tiene el turismo en el consumo de lo que no es lager rubia. Por lo que me dijo Tim y he visto mencionado en otros lugares, el belga promedio es tan cuadrado como cualquier otro.

    Y una aclaración, en especial para Ezequiel, cuando hablo de cultura, no me refiero al concepto elitista de la palabra (sin que elitista sea algo derogatorio), sino a cultura como toda actividad y costrumbres de un pueblo dado. O sea, la verdadera cultura cervecera argentina es la de la birra y los manises, tomar una pinta (que muchas veces no es una pinta sino 0,4l, que no es lo mismo) de Pale Ale o Stout en un brewpub está genial, pero es algo importado.

    ResponderEliminar
  6. En mi última intervencion televisiva

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-la-2-la-cerveza/1048073/

    el entrevistador preguntó lo mismo. Y tu respuesta es la misma que la de la representante de las megacerveceras con la que ninguno de los presentes estuvo de acuerdo

    ResponderEliminar
  7. Alex, lo que yo, y el representante de la megacervera decimos es una realidad, más allá de qué tan feliz o infeliz te haga. La gente toma su cañita de Cruzcampo bien helada porque les gusta. El marketing, lo que hace es convencerlos que compren Cruzcampo en lugar de Mahou, y listo.

    A lo mejor sería muy lindo vivir en un mundo en donde el consumidor promedio no pide solamente "una cerveza" sin pensar más sobre el tema, sino una variedad, pero eso es algo que para bien o para mal, no creo que nunca vaya a suceder.

    Cultura Cervecera hay en todo lugar donde la bebida se consume y la predominante es la de la mayoría, tal como sucede con cualquier otro tipo de cultura. Y tal como sucede con cualquier otro tipo de cultura, en la cervecera hay gente que tiene gustos o prácticas más variados, desarrollados, sofisticados o cómo te guste llamarlos.

    ResponderEliminar
  8. Si seguimos tu criterio entonces hay muchísima cultura del agua en todo el mundo, y se entiende de otra forma, creo yo.
    Luego definir cultura de cerveza no se hace de ese modo, sino de otra forma.
    Que tu y los megaindustriales digan que eso es cultura, es diferente de que lo sea. Yo lo llamaría "descripción del consumo cervecero" o algo así, pero no acepto la frase "la cultura de cerveza en españa es ir a tomar unas cañas con unas tapas mientras que la cultura belga se la bebe sola y con mucho acohol"
    Cuestion de opiniones

    ResponderEliminar
  9. Yo defino a la cultura cervecera principalmente por la relación que el consumidor tiene con la bebida, después tenemos elementos como las tradiciones, la variedad, la educación, etc., pero esto siempre termina funcionando en respuesta a lo primero. ¿Por qué en España la mayoría elige tomar una cañita bien fría, por qué no toman jarras de medio litro u otra medida, incluso cuando en algunos lugares existe la posibilidad? ¿Por qué acá se toma jarra o vaso de medio litro, cuando tranquilamente se puede pedir un vaso chico o de litro, una lata, botella? ¿Por qué en Colonia te sirven la Kölsch en vasitos de 0,2l cuando en casi todo el resto de Alemania la medida más común es el medio litro= Porque tales son las costumbres y estas definen la cultura cervecera. Que haya países o regiones con una cultura más o menos desarrollada, rica o variada, eso es otra cosa. Que vos y otros hayan decidido renegar de esa cultura, lo cual me parece fenómeno, también es otra cosa. Pero te guste o no, lo aceptes o no, la cultura está ahí. Pero igual, te guste o no, hasta vos mismo y tus productos son víctimas de ella, ¿por qué no vendés tus cervezas, al menos algunas, en botellas de medio litro? Quizás porque la gente no te las compraría, y ¿por qué no te las compraría? Porque están acostumbrados a tomar cerveza en botellas de 33cl y las costumbres son un elemento que define las culturas.

    ResponderEliminar
  10. YA os entiendo. Tradición cultural, cultura tradicional, costumbres culturales,... pero os olvidais del resto de la definicion de la palabra cultura:
    "Conjunto de modos de vida y costumbres (son las que son), conocimientos y grado de desarrollo..." (son los que definen quien tiene más o menos)
    Otro ejemplo. En Barcelona se han prohibido las corridas de toros porque se considera maltrato animal, por mucha cultura que haya en ese mundo.

    ResponderEliminar
  11. La explicación de Max es fantástica y la reflexión del resto oportuna e inteligente.

    Hace tiempo escribí un ensayo extenso y aburrido sobre el concepto cultura. Por sí puede servir de ayuda comento:

    hay básicamente tres acepciones del término cultura en esta entrada y sus comentarios.
    Por un lado aparece como algo individual, propio de la persona cultivada en diferentes estilos, usos y costumbres de cerveza; por otro un concepto propiamente evolutivo, el que defiende Alex, donde la cultura no es un bloque monolítico sino el camino de las ideas por donde discurren los seres humanos y hacen posible pasar de Zythos a Glops, por ejemplo.
    Y un tercer término que es el más peligroso y no por ello menos cierto y más presente en la sociedad: la CULTURA de la cerveza, pero bien podría ser de la coca-cola o del futbol, que permite y justifica prácticas imperiales y situaciones de dominio en el mercado y en el consumo.

    A las grandes corporaciones del estado español les interesa que la cultura de la cerveza sea un factor diferencial con el resto de Europa, para eso apelan a la idea de tradición, a la de clima, al Spain is diferent.

    Por cierto este término fue acuñado durante el franquismo, coincidiendo en el tiempo con la aparición de estas grandes empresas dedicadas a la fabricaciones de cervezas industriales para consumo masivo.

    Ahora mi opinión:
    La cultura de la cerveza como dominación del mercado existe y esta fomentada por grandes capitales cerveceros y por el estadoque cobra impuestos especiales por Hl fabricado( el vino por contra está exento).

    La cultura de la cerveza como camino de ideas o como evolución empieza muy débilmente a moverse y viene de la mano de los artesanos o pequeños fabricantes.

    La cultura de la cerveza como conocimiento personal es más bien pobre. Aquellos que tienen inquietudes más allá de las lagers industriales son minoría. Esta sitación de desventaja conlleva a veces impaciencia, ya que desearían tener una oferta propia (estatal) que pueda rivalizar con la la omnipresencia industrial.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Gracias Von por el aporte, muy claro y aclarador y me alegra haberme podido explicar bien con Alex.

    Por otro lado, tanto lo que dice Von como la discusión con Alex me acaban de generar la siguiente pregunta.

    Más allá de cómo, cuándo y por qué la cultura cervecera predominante en España haya surgido, el hecho es que hoy día es algo típico en casi todo el territorio y quizás único en el mundo, tanto que hasta ha sido "exportado". No es entonces la cañita bien fría acompañada por un pincho en el bar algo más auténtico que una IPA con lúpulos Cascade (más allá de las calidades de cada cerveza)? y si es así, ¿no hay acaso algo que está faltando, cervezas "artesanales" que encajen en la auténtica cultura cervecera española?

    ResponderEliminar
  13. El problema de todo esto es que un aficionado a la cerveza, dentro del ámbito cultural que Von Kassten define como "individual", lo que quiere es beber buena cerveza, independientemente de que sea una Lager estilo Pils o una India Pale Ale, o de que la fabriquen en su pueblo o en Nueva Zelanda; del mismo modo que un aficionado al vino que viva en San Francisco disfruta bebiendo un Rioja, pese a los excelentes vinos californianos que tiene al lado de casa. La cañita de cerveza bien fría es un refresco, que tiene tanto que ver con la cultura cervecera como el "chato" de vino cazallero con la cultura del vino. No obstante, puedo disfrutar de una cañita bien fría, del mismo modo que de una cocacola con tres hielos y una rajita de limón.
    Un abrazo,
    Jose

    ResponderEliminar
  14. Aunque si entendemos el término "cultura" desde un punto de vista sociológico, como la idiosincrasia que define a una sociedad determinada, no debemos olvidar tres cosas: primero, que, como dijo Vilar, la historia es dinámica, por lo que es harto complicado tratar de definir en un momento histórico concreto la "cultura" de una sociedad, dado que ésta está en constante evolución; segundo, que la "cultura" es una característica que cambia y se transforma muy lentamente en el tiempo (estructural según los marxistas, de larga duración, si preferís a Braudel), por lo que no hay que confundirla con "moda" o tendencia", y de hecho este factor contribuye a que se complique aún más su definición, pues sus fronteras temporales son difusas; y tercero, que la "cultura" es en sí un factor dinámico, que es permeable y exportable, por lo que desde un punto de vista histórico hay que tener una gran precaución a la hora de asignar una cultura a un pueblo (precaución que no tienen los sociólogos, pues tienden a estudiar las sociedades como si fueran fotografías fijas en un lugar y momento único). Dicho esto, hablar de cultura cervecera en España me parece inapropiado, en base a la historia de este dorado manjar en la Península Ibérica.
    Un abrazo a todos,
    Jose

    ResponderEliminar
  15. No estoy de acuerdo con vos. Para mí, existe cultura cervecera en cualquier lugar donde la bebida se consume de manera masiva, porque cada lugar tiene sus rituales de consumo.

    Lo de la cañita bien fría con un pincho parado en el bar no es una moda o tendencia o una novedad, es algo que ya hace rato existe. Que esa cultura sea algo primitivo, chato, pobre o que no esté basado en tradiciones ancestrales como la alemana, checa o inglesa, es otra cosa, pero sí se trata de una cultura en el sentido que existe una relación muy fuerte entre el español y ese modo específico de consumir cerveza, que es diferente al argentino, para dar un ejemplo de otro país con poca o nada de tradición.

    Espero no hacer enojar a nadie con esto, pero ¿es idea mía o este rechazo a la idea de una "cultura cervecera española" se debe más que nada a la pobre calidad de las cervezas que se relacionan con ella?

    ResponderEliminar
  16. Entiendo tu postura, pero llamar "cultura" a un hábito mayoritario me parece un abuso del lenguaje.
    Por lo demás, no me enoja que relaciones la pobre calidad de las cervezas españolas con la cultura cervecera española, aunque me parece una argumentación pobre ese último párrafo, máxime cuando creo haber expresado reiteradamente en todos mis comentarios respecto a la cerveza española que el nacionalismo no es uno de los condicionantes de mi pensamiento. Siempre preferiré una cerveza buena extranjera a una mala nacional, si lo entiendes mejor así. Tú, sin embargo, y espero que no te enoje, has llenado tu blog de alabanzas a la lager checa; y, sin embargo, cuando fui a la República Checa descubrí que era complicadísimo beber algo diferente a Pilsner Urquell o Gambrinus. Yo no creo que esas cervezas insulsas representen la cultura cervecera checa, por más que sean las más consumidas. Tampoco opino eso mismo de las Mahou y San Miguel españolas, pero con la diferencia de que aquí no hay alternativa, porque la diferencia cuantitativa es gigantesca, y la cualitativa en cambio es muy pequeña. Igualmente, acabo de volver de Bélgica, y es cierto que en la mayoría de bares venden Stella Artois; sin embargo, incluso en esos, hay también grifos de Leffe, Hoegaarden y alguna más, y mínimo unas diez botellas. No me compares eso con los bares españoles monogrifo, y con un botellín nacional y uno de importación.
    Resumiendo, que no me apura reconocer la pobre calidad de las cervezas españolas, pero la relación que haces con la negación de la cultura cervecera me parece un búsqueda de polémica innecesaria; y lo de que la cañita no es una moda, lo siento amigo, pero para mí algo que existe hace cuarenta años como mucho, desde un punto de vista histórico, sí es una moda y/o tendencia, al igual que lo de las cervezas artesanas americanas. Otra cosa es si esa moda es pasajera o devendrá en factor cultural. Es como pretender que conducir un coche es algo típico de la cultura española.
    Un abrazo,
    Jose

    ResponderEliminar
  17. Por qué es un abuso del lenguaje llamar "cultura" a un hábito mayoritario, cuando según la Real Academia, una de las definiciones de cultura es: "Conjunto de modos de vida y costumbres." y en el caso de la cerveza, cuando se aplica a España, la costumbre es la cañita, etc., etc. y cuando se aplica a la Rep. Checa, la costumbre es varios vasos de medio litro de desítka. Que en España la cerveza más vendida y difundida se llame Cruzcampo y acá se llame Gambrinus y que sea más o menos difícil encontrar alguna otra marca en los respectivos mercados, es otra cosa. Pero incluso en lugares de Praga en donde uno puede encontrar una oferta más amplia en lo que respecta a marcas, en su expersión más básica (lo que se tiene en el vaso), van a ser lo mismo, lagers rubias servidas en vaso de medio litro.

    Ahora que de golpe Gambrinus pueda ser considerada una mejor cerveza que Cruzcampo o Mahou, eso ya es otra cosa.

    Ni en mi entrada ni en los comentarios en ningún momento juzgo la calidad de las cervezas o la riqueza o desarrollo de la cultura cervecera de cada país/región, sino que digo que esta se define principalmente en base a la relación que el consumidor promedio tiene con la bebida.

    Por otro lado, cuarenta años te parecen poco, cuando hablamos de un producto que en España no tiene tradición? Y no, no se puede comparar con el fenómeno Craft en Estados Unidos, eso nació como una contra cultura en un país enorme.

    ResponderEliminar
  18. Un apunte, solo.
    Dicen que la cerveza y la tapa nació con Carlos V de Alemania. En lugar de fabricar jarras con tapa (como en alemania para que no cayeran las castañas en la jarra), se tapaba la jarra con un plato con algo de comer para que no entraran las moscas. Caña y tapa es tradicional, costumbre pero no es cultura de cerveza

    ResponderEliminar
  19. Ahoj Max,
    creo que la cultura tiene que ver también con el respeto a otras opciones y durante unos días he tenido que excusar mi renuncia a la cruzcampo y dar motivos de dicha renuncia.
    No creo que en Praha entres en un bar donde haya Gambrinus y si no te apetece te vayas a otro sin que el camarero se asombre o se moleste.
    Y además la Gambrinus es cerveza comparada con la "cultura cruzcampo".
    Besinos, Ra

    ResponderEliminar
  20. Alex, me cuesta mucho creer la veracidad de tu apunte, igual, si es costumbre y tradición, entonces es cultura.

    Ra, tenés razón.

    Fe de burradas: Sí juzgué cervezas, pero no 100% en el contexto de la discusión, y ciertamente no en la entrada.

    ResponderEliminar
  21. Entiendo el discurso en su totalidad como la unidad mínima de significado.La cuestión semántica empieza a aburrir. Creo que es facil entender el discurso de cada uno prescindiendo de la definición concreta de una palabra.

    No veo cultura en la cerveza , y no únicamente por la calidad de las cervezas industriales, que también, sino por la falta de diversificación en gustos y opiniones, elaboradores y consumidores, distribuidores, etc...
    Hacer vino en el estado español es más facil que hacer cerveza, si quieres hacer vino, un buen o mediocre vino en Alemania lo vas a tener más dificil. Esto me lo explicaron unos amigos que hace unos años abrieron una microcerveceria en el sur de Escocia, ya que yo me extrañaba de la facilidad con la que se habían colocado en el mercado local a diferencia de las artesanas en la península.
    En España es más facil encontar uva de calidad, un mercado de instrumentales de primera y segunda mano, gente preparada para trabajar en bodegas y en el campo, etc... todo esto hace visible una cultura del vino por encima de muchos paises de Europa.

    En la cerveza industrial española cohabitan dos intereses al menos: el equilibrio de fuerzas con el sector vitivinícola por un lado, y la pervivencia de una marca propia caracterizada por la caña-tapa, que da grandes beneficios a las empresas estatales.
    El concepto de sol, playa y birra barata sólo vale en determinadas épocas del año y en determinados puntos geográficos. La costa mediterranea y el sur de la península durante 7-8 meses son lugares indicados para este consumo, pero ¿ qué hacemos en Soria en invierno? ¿ y en Teruel? ¿ y en la helada sierra madrileña? ahí no vale la cultura de la lager fria sino la del vaso de vino, Rioja o Ribera del Duero por término general, o Priorat si quieres destacar como consumidor enterado de nuevas tendencias y te lo puedes permitir.

    Preguntabas por què los artesanos no siguen la estela cultural de la península. Imagino que por un lado son incapaces de competir en precio. ¿ quién va a gastar-se 2-3€ en una artesana que imita una industrial cuando puede conseguir la industrial a la mitad de la mitad de ese precio? y por otro han de ofrecer una distinción para poder llamar la atención ( ya que no pueden patrocinar la liga de futbol o la final de la liga de campeones)

    Jose egopathos decía ( más o menos) que era una tontería que los artesanos quisieran arañar en el mercado vitivinícola, yo no lo veo así: contra la idea de caña-tapa que lo mismo te vale para un roto que para un descosido no hay nada que hacer hoy por hoy, pero ofrecer una cerveza diferente para momentos diferentes y que el consumidor medio se decida a probar puede ser a costa de alguna botella de vino.

    Otro tema es el de la calidad de las artesanas, de si pueden o no fidelizar clientes con sus fabricaciones.Pero eso, es otro tema ya tratado en otros blogs.

    ResponderEliminar
  22. Estoy de acuerdo con Von Kassten. Y a mí también me empieza a aburrir la cuestión semántica; pero no se trata de una cuestión semántica, sino de la elaboración de un argumento basado en una lógica conceptual errónea. Obviaré el hecho de lo abstracto y descontextualizador que resulta recurrir a una definición de diccionario, porque parecería una forma grosera de rehuir una dialéctica, así que, ya que la conversación se centra en semejante cuestión epistemológica, diré que efectivamente opino que considerar algo como una cultura porque sea un hábito mayoritario es un abuso del lenguaje; no un "mal uso", porque es cierto que una cultura es un hábito mayoritario, pero no todo hábito mayoritario deviene necesariamente en cultura. De hecho, Max afirma que según la RAE una cultura es un conjunto de modos de vida y costumbres, para acto seguido definir el "irse de cañitas" como una costumbre, siendo que él había definido esa "costumbre" (que yo prefiero definir como "hábito de consumo") como la cultura cervecera española; de hecho, en un comentario anterior, Max define esto "más allá de cómo, cuándo y por qué [...] haya surgido", pero es que son precisamente esas tres preguntas las que pueden definirnos una cultura, no un factor accesorio, como un hábito de consumo.
    Aquí en España hay cultura del vino, igual que en Asturias hay cultura de la sidra. Pero no hay cultura cervecera. Es más, "irse de cañitas" es un expresión más o menos figurada, como "irse de vermout". La caña no es representativa de nada, y esa exportación es, como dice Von Kassten, motivada como reclamo turístico de sol, playa y vida relajada. Pero la gente se pide una caña, un corto, un penalty, un tubo, una jarra, incluso un quinto, un tercio, una galimba, etc... Incluso uno puede irse de "cañas", y acabar bebiendo más bien vino, martini, o bitter kas. Si los bares potencian la caña es porque se trata de la forma más rápida de sacar rentabilidad al negocio, junto con el café. Aquí a nadie le preguntan en un bar qué tal estaba la cerveza, igual que no te preguntan qué tal estaba la cocacola. No hay fiestas del lúpulo en los pueblos, ý la gran mayoría de la gente ni sabe qué diferencia una lager de una ale (si preguntas por ale, te dirán que eso es lo que dice un chino a un burro para que ande). En las fiestas se consumen cantidades industriales de cerveza en vasos de plástico de 1 litro, pero porque resulta la manera más barata de emborracharse(no dudo que en otros países más cerveceros culturalmente éste sea también el principal motivo, pero aquí es el único). En casi todas las fiestas específicamente cerveceras hay banderas bávaras o sombreros verdes. De hecho, tampoco creo que exista una cultura cervecera checa propiamente dicha, realmente existe una cultura cervecera centroeuropea, dentro de la cual los checos tienen ciertas características propias; o, siendo más justos históricamente, deberíamos hablar de una cultura cervecera germánica, de la que son partícipes las sociedades que estuvieron bajo influjo cultural germánico durante toda la Edad Moderna, como Alemania, Bohemia, Austria, Hungría y parte de Polonia. Y sí Max, 40 años no me parecen nada, me sorprende que a ti sí, es la mitad de la vida de una persona, ¿cómo va a ser suficiente para exponer la tesis de que se trata de un cultura asociable a una sociedad concreta? En España padecimos 40 años de dictadura fascista, y no creo que seamos una cultura fascista (perdóneseme el hiperbólico ejemplo).

    ResponderEliminar
  23. Me alegro de poder dialogar y debatir estas cosas como personas civilizadas. No tengo nada en contra de "irse de cañas", y también lo considero algo típicamente español, con las consideraciones que he comentado; pero no puedo compartir la tesis de que este hábito de consumo sea equivalente a una cultura cervecera española, no porque me avergüence la escasa calidad de nuestras cervezas, sino porque creo que no tenemos cultura cervecera, y no me importa. Hoy en día un aficionado a la cerveza puede obtenerla cómodamente en su casa, o viajar de manera rápida y barata a un país cervecero. Yo soy mileurista, tengo pareja, casa y coche, y en los últimos seis meses he estado en Bélgica, Alemania y la República Checa, entre otros.
    Lo único que me apena de todo esto es que, pese a que trato de esforzarme por escribir de manera comprensible, no parezco haberlo conseguido en lo que respecta a Von Kassten. A mí no me parece una tontería que los artesanos traten de competir con el mercado del vino, creo que expresé reiteradamente que me refería al sector gourmet, de los "entendidos"; dicho esto, lo que me parece una tontería es que pretendan hacerlo con productos mediocres, pero allá ellos. Estoy plenamente con lo que dices después en ese mismo párrafo, lo de tomar una artesana "a costa de alguna botella de vino", pero no será posible mientras su calidad la acerque más bien al concepto de caña. Espero haberme explicado mejor, y no lo digo con sarcasmo, ya que aprecio tus sensatas intervenciones, aunque no siempre comparta tu perspectiva.
    Por último, lo que dice Álex parece ser aceptado como un evento histórico cierto, pero es irrelevante, no deja de ser una anécdota del tipo de las que gustan usar los miembros de la Academia de la Historia cuando son invitados a alguna tertulia radiofónica. Pretender que dicho gesto de Carlos de Gante, uno de los gobernantes más odiados por el pueblo español, que reprimió todos los poderes locales, y que llevó cinco veces a la bancarrota al erario público, originó una costumbre popular, es tan aventurado como pretender que Nabucodonosor II fue el precursor de Auschwitz.
    Termino asegurando que no pretendo engordar algo que me parece una polémica absurda, ya que disfruto desde hace mucho tiempo con este blog; pero sigo considerando una exageración reducir la cultura cervecera a un mero hábito.
    Un abrazo,
    Jose

    ResponderEliminar
  24. Es evidente que tenemos diferentes maneras de ver el concepto de "cultura cervecera" y seguir discutiendo sobre ello no nos llevaría a ningún lado.

    Creo haber explicado bien por qué creo que España sí tiene una cultura cervecera, que será pobre y sin arraigo en tradiciones importantes, y creo que José dejó bien en claro por qué él no cree que tal cosa existe. Que cada uno de los lectores, si tiene ganas, saque sus propias conclusiones al respecto.

    Respecto a lo que también se dice sobre las micros españolas, ahí sí estoy de acuerdo. Más allá de las calidades y los precios, el fenómeno es todavía algo muy nuevo como para sacar conclusiones al respecto. Habrá que ver cuál es el panorama en, qué se yo, cinco años: quiénes sobrevivieron, si para entonces habrán aparecido referentes para que sí se pueda hablar de un movimiento, si los sobrevivientes o referentes han sido capaces de generar una "cultura" alrededor de sus productos, o al menos empezar a perfilar una, etc.

    ResponderEliminar
  25. Gracias por tus opiniones discrepantes y por tu sensatez. Espero poder volver pronto a Praga, con tu libro bajo el brazo, para irme de Gambrinus y utopenec, jajaja. Es broma (lo de Gambrinus), enhorabuena por el libro, y suerte.
    Un abrazo,
    Jose

    ResponderEliminar
  26. Max, como dice Jose es complicado hablar sin contextos. Entiendo lo que quieres decir.

    Jose, te explicas bien, tal vez a veces leo sin profundidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. José, no hay por qué.

    Y ya que estoy (y porque tengo ganas y este es mi blog, jeje) aprovecho para aclarar lo que yo entiendo por "cultura cervecera":

    El conjunto de hábitos y costumbres de consumo que están lo suficientemente arraigados y/o extendidos en un territorio dado como para haber trascendido gustos, niveles sociales y hasta generaciones, de manera tal que en la mente de muchos, sino la mayoría, identifica el acto mismo de consumo.

    Por supuesto que hay otros elementos que definen la cultura cervecera, pero dado que la cerveza es un bien de consumo, el arriba mencionado es para mí el más importante.

    Si tienen ganas de agregar lo que ustedes entienden por "cultura cervecera", son más que bienvenidos.

    PD: No sé qué tenés en contra de una buena utopenec, puede llegar a ser un manjar y ciertamente la prefiero al sushi.... jejeje.

    ResponderEliminar
  28. En Catalunya, las micros tienen 6 años y el movimiento de cervecero casero del que salen bodegas cerveceras, importadores/distribuidores de cervezas americanas, nuevas micros, blogs,... más de 15 años. Este movimiento YA ha generado cultura (residual , pero, cultura, hábitos y costumbres que empiezan a ser tradicionales)

    ResponderEliminar
  29. Max, me parece una definición interesante, sólo que basándome en ella, y aplicándola a España, donde vivo desde que nací, puedo decir que en España no hay cultura cervecera. Aparte de que la generación de mi padre prácticamente sólo iba de vinos (en Bégica y en Chequia vi a ancianas bebiendo birra como dios manda), las clases medias-altas no beben cerveza, quitando alguna "belga" (en Munich era fácil tener en la mesa de al lado a un grupo de ejecutivos de traje y corbata trasegando un medio litro tras otro), y lo del hábito de consumo español (la caña) ya he comentado que no es exactamente así, ya que varía entre zonas, en algunas regiones es muy minoritario, y en otras se prefiere el "quinto", que es un botellín de 20cl, o el corto, o el cachi, o la galimba, etc... Como ya ha dicho Von Kassten, la costumbre de la caña de lager fría no está extendida por todo el territorio ni durante todo el año; de hecho el reparto es tremendamente desigual. Otra cosa es que donde más cerveza se consume es en Madrid y en la costa del Sur, lo que influye en la imagen que se proyecta hacia el exterior de España como el país de la caña y la tapa. De hecho, incluso el tema de la tapa es muy heterogéneo.
    En Granada, por ejemplo, con cada consumición te ponen una tapa gratis (y esa consumición no tiene por que ser una caña, ni cerveza); en Zaragoza, donde vivo, las tapas se pagan, como sucede con los exquisitos pintxos de Euskal Herria (de hecho, en Zaragoza últimamente la gente decide a qué bar ir dependiendo de si te ponen gratis un platito con cacahuetes); en Asturias, región que conozco muy bien, se acostumbra a invitar a los clientes a un "pinchín", de tal manera que cada cinco/diez minutos el camarero hace un ronda con una bandeja con pequeñas tapas con palillo, y cada cliente agarra uno. Como cualquier residente en España sabe, aquí en los supermercados la cerveza está en la sección de "Refrescos con gas", no es broma Max, puedes comprobarlo incluso por internet, entrando en la tienda online de Hipercor, por ejemplo; y, por cierto, en dichas secciones la parte reservada a las Sin Alcohol está arrinconando cada vez más a las cervezas de verdad. Quizás vamos hacia una cultura cervecera española abstemia.

    ResponderEliminar
  30. Y, por más que estoy bastante de acuerdo con tu definición de cultura cervecera, creo que el factor de conocimiento también es importante, más allá de los hábitos de consumo. Un amigo inglés que es un bebedor promedio, de los que van al pub y piden cerveza sin más, sabía cuál era la diferencia entre una ale y una lager, mientras que en España la gente sabe que la cerveza es una bebida de color dorado con poco alcohol y mucho gas (excepto unas negras, a las que deben echar algún colorante que sabe como a café). Los hobbits bebían cerveza como esponjas, pero Don Quijote, Sancho Panza y el Lazarillo de Tormes se morían por agarrar una buena jarra de vino. Cada país tiene su historia, así son las cosas, y hasta la llegada del ferrocarril la mayor parte de la población mundial moría sin haberse alejado más de 20 kilómetros del lugar donde habían nacido. Centroeuropa, Bélgica y el Reino Unido tienen una cultura cervecera, que implica hábitos diferenciados de consumo, y dicha cultura no depende de la calidad de las cervezas que beban en esos territorios. Aquí, en España, se supone que bebemos 65 litros de cerveza por persona al año, el cuarto consumidor de Europa, pero ese dato de consumo por sí solo dice más bien poco. La mayoría de los que beben vino, piden un vino, el de la casa, el más barato, pero todo el mundo sabe que hay Riojas, Riberas, Albariños, Amontillados, Somontanos, etc...; quién más, quién menos, conoce más o menos el proceso de elaboración, sabe cómo es un viñedo, ha estado alguna vez en una bodega, ha visto una barrica, incluso hay muchísima gente que vive en pueblos que lo fabrica de forma casera, con sus propias viñas, etc... Que luego beban mierda, y los mejores vinos españoles se exporten, es lo de menos, la cultura del vino existe como algo propio. Cerveza aquí se bebe un huevo, pero como si fuera cocacola con alcohol (de hecho el crecimiento de las "Shandys", cervezas con limón casi sin alcohol, ha sido brutal en los últimos años, lo que también influye en el cómputo global de consumo, creo).
    Pero, en fin, lo importante de la cuestión: el utopenec, psh..., esa salchicha fría agria y ovalada, no está mal, ciertamente yo también la prefiero al sushi; pero lo que me encantó fue el hermelín, esa especie de queso en escabeche. ¡Y los knedliky, o como se escriba, menudo invento, tanto los de pan como los de patata! Quizás deberíamos hablar menos de las dichosas "cañitas", y un poco más de las tapas que las acompañan.
    Von Kassten, me quitas un peso de encima si me he explicado mejor, gracias.
    Un abrazo,
    Jose

    ResponderEliminar

Publicar un comentario