Ir al contenido principal

Sorprendentes daneses

Para la gran mayoría cerveza danesa significa Carlsberg, quizás Tuborg. Pero por suerte para los amantes de la buena cerveza en Dinamarca, y en el mundo entero, hay mucho, mucho más para elegir.

De hecho, Dinamarca se ha convertido en los últimos años en uno de los países más interesantes desde el punto de vista cervecero. Ha habido un creciemiento enorme en la cantidad de cervecerías artesanales comerciales, hay innovación, hay gente que está rescatando recetas milenarias, hay experimentación, hay de todo y para todos.

Según Knut Albert, el número de cervezas nuevas presentadas durante 2008 fue de 647! Para que se den una idea de lo que esto significa, en 1999 sólo hubieron 17 cervezas nuevas. Hagan cuentas.

Pero estas son sólo estadísticas interesantes, pero qué de las cervezas en sí mismas? Qué tal son?

He tenido la oportunidad de probar 5 muestras, que se suman a las ya había probado durante el festival de cervezas navideñas y los festejos navideños.

Tres de las muestras llegaron a mis manos gracias a Olle, uno de mis lectores daneses, con quien pasé una tarde genial tomando buenas cervezas y charlando de todo un poco.

Empecé por la que más curiosidad me despertó. Beer Here Påske, una cerveza de pascuas elaborada por, según Olle, uno de los mejores cerveceros artesanales daneses (que lamentablemente no es tan bueno a la hora de los negocios y se tiene que contentar con alquilar capacidad en otras cervecerías) con, además de los ingredientes clásicos, uvas y miel. Debo decir que es una cerveza espectacular, quizás lo mejor que he tomado en lo que va del año. Ámbar, de generosa espuma. Aromas a piña madura con un fondo de hierbas y flores, ya el perfume es refescante. En el paladar es suave y compleja, con muchas frutas dulces (piña, damasco, etc) e igual cantidad de hierbas secas que en su pelea por dominar el sabor el único ganador es el paladar. El 7%ABV está tan bien integrado, que se hace difícil creer que la cerveza es tan fuerte. Quizás más de verano que de pascuas, pero una delicia de todos modos.
Le siguió la Mikkeler Stateside IPA, el nombre es suficiente como para darse cuenta que estamos frente a una IPA inspirada en el modelo yanki. De hecho, según su página web, muchas de las cervezas de Mikkeler están inspiradas por las craft americanas. Ésta en particular es una cerveza de color ámbar, muy parecida en aspecto a la Påske, y como aquella, de espuma muy generosa y duradera. En los aromas predominan las frutas tropicales con un suave toque de caramelo. Me gusta mucho cuando los aromas y los sabores contrastan y en la Stateside IPA no podrían hacerlo más. El sabor es bien cítrico, gracias a los lúplos chinook, cascade y amarillo; a mitad del trago aparece la fruta por un instante para, luego de un toque de nueces, dejar lugar a un final que se vuelve cada vez más seco a medida que se vacía el vaso. Linda cerveza que, también con 7%ABV, se deja tomar muy bien.
La última muesta fue la Hr. Frederisen de Amager Bryghus. Olle me advirtió que se trataba de un monstruo. Elaborada con ocho tipos de malta (lo cual no pude confirmar porque la página web está sólo en danés), 10,5% ABV y 80 IBU, ya esos números la marcan como una cerveza no indicada para principiantes. La abrí con una actitud de "a ver si sos tan guapo". Serví ese líquido negro, negro con la misma actitud. Me llamó la atención la espesa espuma color arena mojada, a pesar del alto ABV es muy duradera. Ya empecé a dudar de mi actitud al captar los aromas, tremendamente complejos, brandy, madera, uvas, chocolate amargo tipo 85%. Lamenté haberla subestimado cuando la empecé a tomar. Sentí tabaco, acidez frutal, whisky todo casi al mismo tiempo, todo bailando una perfecta coreografía, a medida que el trago va bajando aparece el chocolate, como si hiciese falta algo más. El final es sorpendentemente corto, muy seco y con algún toque picante. No es una cerveza fácil de tomar, es pegajosa. La botella de medio litro es definitivamente para compartir. La imagino perfecta con una tabla de quesos muy curados o un curry de esos que te hacen sudar los ojos. Sola, mejor tomarla en vaso chico.
Estas tres muestras me dieron la excusa que necesitaba para probar las dos cervezas de Nørrebro Bryghus que tenía en la bodega. Nørrebro Bryghus es un brewpub (o más bien una cervecería - restaurant de alta categoría, por lo que se puede ver en la página web) en Copenhague que envasa sus cervezas en botellas de 600ml adornadas con muy lindas etiquetas, la presentación es impecble. Ya había probado su La Granja Stout y la navideña Julebryg, ambas me habían gustado mucho. Ahora le tocaba el turno a las otras dos que se pueden conseguir hoy día en Praga. Bombay Pale Ale y North Bridge Extreme.

La Bombay Pale Ale es, como se lo pueden imaginar, una IPA. De color ámbar casi anaranjado, espuma generosa y burbuja bien fina, en el aroma se pueden encontrar frutas tropicales y algo de caramelo. Hasta aquí parecida a la Stateside de Mikkeler. Tiene algo más de cuerpo que la anterior y los lúpulos se encuentran mucho más domados, predominan los sabores tropicales, junto con manzanas verdes y flores, al final se vuelve bien seca, pero es sólo por un momento. Muy linda cerveza de verano. Ideal para tomarla al final de un día bien caluroso, quizás acompañada por unas verduras o mariscos asados.
La Northbridge Extreme ya es otra cosa. 9.5% ABV, ámbar oscuro, ligeramente turbio. En los aromas se perciben canela, pan de gengibre y cítricos, que a pesar de sus contrastes logran integrarse muy bien. El sabor es especiado, con notas de vainilla y tabaco, de final tremendamente seco donde el alcohol aparece sin que lo hayan llamado, sin llegar a molestar del todo. Más una cerveza de invierno, pero linda de todos modos.
Me gustaron todas las cervezas, cada una con su personalidad, cada una con algo distinto para decir. Es realmente notable lo de los daneses, no sólo por estas cinco muestras, sino por la enorme cantidad de cervezas de muy buena calidad que al parecer se elaboran en el pequeño pais escandinavo. Es hora que empiece a explorar mis raíces con más atención.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Exelente nota , bien lograda la descripcion , me dio ganas de chupetiarme esa birronga oscura , fuerte que tan bien describis , me hace acordar ( la foto ) a una birra que compro con regaliz re amarga y fuerte como lo que vos describis .

    Exelente

    saludos

    omar

    aqui en francia tambien hay varias micro y me pone recontento , ahora esa birra que vos decis no creo que la encuentre aqui ,

    pregunto ? alguin sabe de una exposicion mundial de birras o algo asi

    ResponderEliminar
  2. LPQTP, me dejás con las ganas de clavar una "Hr. Frederisen de Amager Bryghus"... excelente este post, Na Zdarví maestro!

    ResponderEliminar
  3. si les interesa veanlo esta bueno


    http://www.youtube.com/watch?v=sHN5ehaCccA


    omar

    ResponderEliminar
  4. Uhh que bueno ejemplares !!!
    Cómo se nota que la actividad ahi se siente más viva que nunca, como debe ser o debería ser en cualquier lugar donde la gente se interesa para que estas cosas crezcan y fomenten.
    Y pensar que de ahí viene mi apellido...

    ResponderEliminar
  5. Ja! Somos dos ya! Mi apellido también es danés :)
    Estoy esperando una nueva partida de muestras de mis amigos daneses. Tengo unas ganas locas de probar más de esas cervezas.

    ResponderEliminar
  6. jaja podemos hacer intercambio, me mandas botellas danesas y de aca también te envío mis cervezas "danesas" !!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario