Ir al contenido principal

Más monjecitos....

Siard Falco no es el nombre de ningún personaje de Star Wars, ni Castulus es el nombre de un personaje de la película Gladiator. Son nombres de cervezas. El otro día hablé de Klášterní pivovar Želiv y de una de sus cervezas Gottschalk. Las antes mencionadas son las otras dos cervezas que esta cervecería monástica elabora.
Empecemos por la Siard Falco. El nombre de esta cerveza semioscura saborizada con guindas no es un capricho lingüístico. Es el nombre del abad del siglo XVII que reabrió las puertas del monasterio de Želiv, retomando también la tradición cervecera de la institución que había sido cerrada durante las guerras husitas.
Esperaba un poco más de esta cerveza. La Gottschalk, si bien no me enloqueció, me había gustado mucho. Soy también un partidario de las cervezas saborizadas, que no son del gusto de todos.
Esta semioscura de tonos casi cobrizos apenas presenta espuma al servirla. El aroma el esperado de cerezas, más algunos toques de caramelo. El sabor es agradable y algo refrescante, pero no convence. A la cerveza le falta cuerpo y al sabor intensidad. Se queda todo a medias. El sabor a guinda no es lo suficientemente fuerte como para hacer buen contraste con el dulce de la cerveza, los dos, en lugar de complementarse, se anulan. Al leer la etiqueta se puede uno imaginar porque, los ingredientes son agua, lúpulo, cebada malteada y extracto de guindas. Ahí creo que reside el error y la razón de la falta de fuerza de esta cerveza de 13°. No es mala, pero podría ser mucho mejor
Como en el caso anterior, Castulus es también un nombre ligado a la historia del monasterio de Želiv. El abad Castulus fue quien estableció la elaboración de cervezas alli. Alguien bastante importante.
Castulus es otra cerveza saborizada. En este caso con medovino. El medovino, en español vino de miel o hidromiel, es una bebida tradicional de los pueblos eslavos. Según la leyenda, es lo que bebieron los seguidores de Praotec Čech (el legendario antepasado de los checos) cuando celebraron haber encontrado estas tierras. Es una bebida que me gusta mucho y que en algún momento tendrá su artículo dedicado.
Pero volviendo a la cerveza. Acá sí que los monjes la pegaron. A diferencia de la Siard Falco, la Castulus al servirla presenta una espuma compacta y persistente. El color es casi indistinguible al de su hermana, quizás en este caso con tonos un poco más amarronados. El aroma es muy agradable. Uno puede sentir la miel del medovino pero sin que ésta abrume a la malta caramelizada y el lúpulo. El sabor es bien equilibrado, al igual que en el aroma, los ingredientes contrastan y se complementan, haciendo de la Castulus una cerveza bastante compleja y muy agradable para sentarse y degustarla. El gustillo que deja es el "picantito" del medovino amargo que seguramente utilizaron para saborizarla.
Casi es posible imaginarse lo brillante que sería esta cereza si se vendiese sin filtrar ni pasteurizar.
De las tres de Klášterní pivovar Želiv es la que más me gustó.
Una curiosidad de esta cervecería. En su página web en checo ofrecen elaborar cerveza según el gusto del cliente. Es decir, uno les puede pedir que preparen cerveza saborizada con, por ejemplo, menta (es algo que me gustaría mucho que alguien hiciese), y sus santidades lo harán. No dice la página cuánto puede costar, pero me imagino que no es barato.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Man, I wish I had studied Spanish instead of French in high school. Looks good.

    (Had to erase my first comment because I am not awake yet and could not spell even in English)

    ResponderEliminar
  3. Glad you like it! (at least the looks)
    I thought about doing an English version of it, but, this one is giving me enough work already, and Im just beginning. Maybe some other day...
    BTW, Quite a few people get here from your blog. Thanks.

    ResponderEliminar
  4. I've gotten many from your direction. Seeing the traffic is one of the more fascinating aspects of this form of publishing.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario