Ir al contenido principal

Un par de noticias cortas


Ser un autor auto-publicado tiene una enorme desventaja, estás limitado a escribir durante tu tiempo libre. No importa que tanto te apasione tu proyecto, tarde o temprano va a tener que asumir un segundo plano frente al laburo que paga las cuentas (y, si tenés una familia y/o algo que pueda llamarse una vida social, también frente a eso). Es cierto que no tenes que cumplir con ningún plazo contractual, pero igual querés publicar tu trabajo, quizás porque querés empezar a trabajar en otro proyecto—tal como es mi caso—o simplemente por una cuestión de orgullo y ego (que también es mi caso).

Cuando empecé a trabajar en la segunda edición de “La Guía Cervecera para Borrachines”, me impuse como plazo la segunda mitad de mayo. A la primera parte—las secciones de introducción—la escribí rápido y sin problemas, pero me encontré con una pared cuando estaba listo para empezar con los recorridos; primero, el tema de encontrar tiempo para hacer el “trabajo de campo” y después para escribir los cosos esos—los recorridos nuevos y la actualización del resto, porque todos necesitan ser actualizados. Básicamente, me fue difícil sentir de nuevo el entusiasmo que tenía al escribir la primera edición. Pero superé el obstáculo y me fije un programa de trabajo que supuse me ayudaría a cumplir con ese plazo auto-impuesto. Pero justo cuando le había vuelto a tomar el gusto y estaba entrando en ritmo, me mandaron una bocha de laburo, material bastante complicado que al cual le tendría que dedicar casi todo mi tiempo y me dejaría agotado cada día. No me quejo, es bien pago, y en cierto modo bienvenido.

Terminé con esos trabajos a principio de mes, pero volver a ponerme a escribir ha resultado ser más difícil de lo que esperaba; será quizás porque necesito reconfigurar mis sesos desde traducir documentación técnica de varias cosas (parte de la cual estaba horrendamente escrita) a crear lo que se supone sea una lectura entretenida. Así que no voy a cumplir con el plazo, y no estoy seguro de cuándo voy a poder terminar el libro, lo cual, debido a las noticias, puede que no sea tan malo después de todo.

A principio de mes, Dno Pytle anunció en su página de FB que se estaban mudando a un local más grande. Sabía que estaban buscando uno, y tenía la esperanza de que lo encontrarían cerca de su dirección actual (o mejor dicho, anterior) para poder dejarlo en el mismo recorrido. Resulta que no. Su nueva dirección es en Vinohradská y debería abrir antes de fin de mes. Voy a necesitar reescribir uno de los recorridos que ya había terminado, pero me alegro por los dueños, se merecen el éxito.

Este mes también debería ser el de la reapertura de U Klokočníka. Unos días luego del cierre del boliche, fue anunciado que se había llegado a un acuerdo con la Municipalidad de Praga 4 (el propietario del edificio) y que bar reabriría en mayo luego de unas reformas.

Me puse a buscar alguna novedad al respecto, y terminé allí donde había visto la noticia por primera vez, en este excelente obituario de Pivní Partyzán. Si se le puede dar crédito a dos de los comentarios más recientes, la cosa no pinta muy bien. Uno de ellos fue publicado la semana pasada por un tal Ondra, que dice haber pasado por el local y no haber notado ningún cambio y que el interior seguía vacío. El otro, publicado por un Anónimo un mes antes, afirma haber oído de un ex-empleado que es muy probable que Kácov no vuelva a ser la cerveza vendida en ese bar. Me parece que voy a tener que darme una vuelta y preguntarle a alguien que me pueda confirmar.

El bar que sí va a reabrir en cualquier momento es U Šumavy, en Štěpánská. La tankovná de Budvar cerró el pasado otoño por reformas luego de un cambio de dueño. El nuevo dueño es Vodouch, el mismo que U Vodoucha, U Slovanské Lípy y Černokostelecký Pivovar. Según me han dicho, el local va a seguir un modelo similar, sino el mismo, de los otros tres. Voy a tener que visitarlo cuando reabra.

Eso es todo, creo. En lo que respecta al libro. Va a tener 16, quizás 17, recorridos. En total, cubrirá más de 100 bares. Manténganse en sintonía.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Esperando esta segunda edición para cuando nos decidamos a pasar por Praga. Ánimo con el curro que supone, seguro que el resultado es satisfactorio.

    ResponderEliminar
  2. Hola Max, tengo pensado ir por Praga a principios de septiembre. Espero poder ir con la nueva edición bajo el brazo.
    Saludos,
    Torpedo

    ResponderEliminar
  3. Max, conoces Pivnice Na Veseli? Justo en la parada del tranvía. Parece ser que antes tenían varias birras de Breznak y ahora tienen varias marcas, incluida alguna alemana. Yo no lo conozco, lo encontré enredando en Google Maps.
    Saludos,
    Torpedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo conozco, estuve un par de veces, pero no me cautivó. Está bien si estás por el barrio, pero nada más.

      Eliminar
    2. Yo estuve cuando volvía al tram de U Klococknicka en el 2012. Un barcito muy pequeño. Breznak negra, muy rica.
      He esperado al autobús en sitios mucho peores :)

      Eliminar
    3. Cambió hace poco, ahora tienen 5 o 6 birras de Lobwkowicz y a veces de otro productor.

      Eliminar

Publicar un comentario