27/7/14

Sobre gente millonaria y exitosa que quiere plata gratis



A esta altura del partido, la mayoría de ustedes debe haber leído sobre la campaña de crowdfunding de Stone buscando capital para ayudarles (o no) en su expansión en la Costa Este de EEUU y en Europa, y quizás también su respuesta a la reacción negativa que esto a generado, que me hace acordar a un deportista profesional de alto perfil que ha sido obligado por su equipo de RRPP a pedir disculpas por algo estúpido que ha dicho.

No voy a comentar demasiado sobre el estilo millonario-garca-soy-mejor-que-vos del comunicado de prensa y del video (ni de la huevada de “vamos a salvar a la cultura cervecera alemana” que se ha visto en varios canales), porque entiendo que es parte del discurso de marketing de Stone. Y porque no es en realidad lo que me molesta de todo esto.

Luego de haber vuelto a leer el comunicado de prensa (y de sufrir el video), me quedo con la impresión de que Stone no están siendo honestos.

En el mejor de los casos, están (ab)usando de la plataforma crowdfunding con motivos marketineros. No son los primeros, ni tampoco serán los últimos. Pero sigue siendo poco ético, al menos en la manera en que lo hacen.

Fíjense en esta otra cervecería, Freetail, que también se está promoviendo en IndieGogo. No solo lo están haciendo con una muy inteligente sátira, sino que es también probable que no se quedarán con la plata recaudada, ya que su campaña es “financiamiento fijo” (las donaciones son devueltas si el objetivo no es alcanzado), mientras que la de Stone es “financiamiento flexible” (se pueden quedar con la plata más allá del resultado de la campaña).

Pero dejando esto a un lado, Stone dice que los proyectos se llevarán a cabo con o sin el millón de dólares que están pidiendo; lo cual me lleva a creer que ya han asegurado su financiación, o que están muy bien encaminados hacia ello. ¿Entonces, por qué necesitan esa plata? ¿Para hacer cerveza? ¿En serio? Yo creía que ya hacen cerveza.

Ninguna de las dos cervecerías del proyecto existen aun (¡ni siquiera han decidido sobre el lugar para una de ellas todavía!). Van a pasar años hasta que puedan empezar a producir algo. Y por otro lado, ¿cómo van a ser esas cervezas? Además de un montón de sanata marketinera.

No me convence. Hasta donde yo sé, ese palo verde (4% o no, sigue siendo un vagón de guita para la mayoría de los mortales, y seguro que más que suficiente para montar una micro cervecería bastante bien equipada en unos cuantos países) podría ser lo que les falta para llevar una de esas fábricas a otro nivel, o para comprarle a Greg un bulín en Berlín, no sé, y no importa. Siento que hay algo importante que Stone no nos está diciendo. Siento que lo Stone quiere en realidad es dinero gratis que devolverán en un todavía no determinado momento en el futuro, con cerveza cara que podrá o no estar buena, porque todavía nadie sabe nada de ella, que los prestamistas deberán ir a buscar por sí mismos para poder comprar merchandising con descuento. La verdad, no pinta muy bueno el negocio.

Aunque la verdad es que esto no me incumbe. No estoy bajo ninguna obligación de contribuir en la campaña, más de lo que estaré de comprar las cervezas que Stone fabrique en Alemania.

Dicho todo esto, es posible que haya alguno entre ustedes que está seriamente considerando la posibilidad de tirar alguna moneda en la gorra de Stone antes de que haya empezado la función. Antes de apretar “Donar”, piensen en esta pregunta ¿Acaso no hay cerca de donde viven ustedes (o no) alguna cervecería que ya está haciendo birras de puta madre y que quizás necesita de esa plata mucho más que Koch y cía.?

Na Zdraví!

12 comentarios:

  1. Yo creo que, precisamente, son gente millonaria (y por lo tanto, admirada en esta sociedad) porque son capaces de aprovechar cualquier manera de conseguir más pasta. Y si es gratis (o muy ventajosa y por adelantado), mejor.

    La idea de los crowfunding es muy buena, y nosotros la recomendamos (usada sabiamente, no como algunos ejemplos que hemos visto por aquí) a las micros. Pero si tuviese que poner mi dinero, desde luego lo haría a los qeu más lo necesitan, no a los que ya tienen capacidad y solvencia suficiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de Stone me ha hecho pensar en el tema de crowdfunding para financiar micros, y cuanto más lo pienso, menos me gusta.

      Si nos ponemos a pensar, el concepto crowdfunding es algo que ha existido siempre en forma de colectas, rifas, etc. para financiar proyectos sin fines de lucro y/o de bien público, lo cual es, si no me equivoco, la idea inicial detrás de KickStarter o IndieGogo.

      El problema es que una micro no es un centro cultural de puebo, sino que es un emprendimiento privado cuyo objetivo principal, sino único, es generar beneficios para sus propietarios (los beneficios económico-sociales que puedan o no resultar del establecimiento de pequeñas empresas son algo secundario y, hasta diría, inintencionado). Y es por ello hoy me parece que pedir plata por alguna de esas plataformas para poder montar la empresa propia me parece algo que roza lo inmoral.

      No es mi intención con esto hacer una acusación generalizada, y entiendo los motivos por los cuales alguien decide recurrir al crowdfunding para poder financiar su proyecto empresarial, pero eso no implica que lo que quieren no sea caridad para un proyecto de bien privado, con poca o ninguna responsabilidad hacia los financistas. Por otro lado, me parece que existen maneras más éticas de hacerlo.

      BrewDog, que dista de ser mi empresa favorita, con su "Equity for Punks" es un buen ejemplo de lo que digo. Otro podría ser la la idea de este bar, que no promete una participación en futuras ganancias, pero tampoco todo tiene que tratarse de plata.

      Eliminar
    2. Es que normalmente el crowd-founding éste es algo que (debería ofrecer) ofrece ventajas a los que invierten. Yo solo estoy puesto en los tecnológicos, y básicamente se suele hacer una preventa a un precio más barato. No sé cómo se transladaría esto a una cervecera, pero si yo financio una fábrica, o tengo descuentos mientras dure el negocio, o participo en ingresos (y pérdidas).

      Eliminar
    3. Esto de Stone es básicamente una pre-venta a precio descontado. En el Q&A que enlacé al principio, ellos dejan bien en claro que las donaciones pueden también por parte de empresarios que después, si quieren pueden vender las cervezas, agregándoles sus respectivos márgenes de ganancia.

      El problema es que a) no han dicho nada concreto sobre los productos, b) no existe un plazo para el cumplimiento de su parte del acuerdo (no podría fijarse, tampoco) y c) estamos hablando de cerveza, algo que Stone ya está produciendo hoy día y en volúmenes considerables.

      Eliminar
    4. Si, tienes razón. Aunque para mi la clave es la primera parte de tu frase: estamos hablando de cerveza, algo que ya puedo comprar y en cantidades y variedades. Si invierto en algo es porque no existe y me gustaría que si (y habrá quien diga "no existe cerveza Stone en Europa" y tendrá razón, pero es algo que no me hace falta) y por supuesto porque esa inversión es simplemente una compra por adelantado.

      Eliminar
    5. La clave para mí está en que no existe ningún motivo técnico que impida a Stone hacer esas cervezas (según ellos maravillosas) ya mismo en su fábrica en Califormia. Pero bueno, por suerte para ellos, los tontos con plata no escasean.

      Eliminar
  2. Además de que anda que no hay micros alemanas que te venden IPAs a 2 euros! Al menos en Baviera hay a porrillo... Quizá no arrogantes o bastardos, pero aun así.

    Lo de salvar la cultura cervecera alemana es hilarante.

    ResponderEliminar
  3. La semana pasada fui a la cervecería de Escondido por segundo año consecutivo, la verdad las instalaciones (de ambos Stone Beer & Gardens) son preciosas y vale la pena ir a comer y tomar sus cervezas, bastante buenas además de su envidiable lista de invitadas, pero eso sí, no es un lugar barato. Durante el tour nos platicaron lo de Alemania, curiosamente, sin el mismo feeling que leemos en su comunicado de prensa o en su video promocional. Yo estoy convencido que es más artimaña para hacer ruido que en verdad una necesidad, al igual que lo del famoso hotel que quieren construir que no tiene más que la primera piedra puesta. Lo de la segunda planta en la costa este le veo más sentido que querer construir una cervecería y restaurante en Alemania.

    Stone Brewing Company tiene algo, un no-se-qué-que-qué-se-yo-que-me-pone-no-sé-como, que engancha a muchos con hype (yo incluido, mi primera reacción ante las cosas que avienta stone es gritar como quinceañera, y ya después de un minuto pensándolo me tranquilizo y me pregunto "achis achis ¿por qué?")

    Visitando otras cervecerías de San Diego si hay muchos que dicen, "Stone no hacen la mejor cerveza, pero si el mejor marketing" y en eso tienen razón, y con esta campaña de "rescatar a Alemania" le da en su mero mole al espíritu patriótico americano, no es que Alemania necesite de su llamada cultura cervecera, pero por alguna razón para los gringos es necesario llevárselas, así como les gusta llevar democracia a todos lados.

    Por mi parte no pienso arrojarles dinero (más del que ya gasto en ellos, al menos) y Greg tampoco es muy santo de mi devoción, sus ideas se me hacen muy radicales y demasiado necio al defenderlas. Eso no quita que me gusten sus cervezas, bastante, pero su personalidad como marca choca mucho conmigo, lo mismo me pasa con sus pupilos escoceses de Brewdog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Stone no es sino otra muestra más de que el marketing "artesanal" puede ser tan deshonesto, manipulador y explotador como el de AB-InBev. Lo único que cambia es el tono y la elección de las palabras, pero el mensaje es el mismo.

      Eliminar
  4. El vídeo es bastante infame, el Greg ese tiene una pinta de vendedor de humo que canta a leguas, no me inspira ninguna confianza.
    Eso sí, hacen unas cervezas fantásticas

    ResponderEliminar
  5. k stone sea "artesanal" te lo inventas. es una craft americana y su volumen de producción anual se acerca a la producción de kulakier pais pekeño europeo.
    La prueba es k pueden intentar lo k kieran con o sin $.
    No flipes, nen!

    ResponderEliminar
  6. keria escribir "kualkier" en lugar de "kulakier"

    ResponderEliminar