30/4/14

Reseña de vuelta a las raíces: Pivovar Bašta, Pivovar U Bulovky


No, no me he olvidado. He estado visitando algunos de los brewpubs the Praga y tengo varias reseñas en gatera. Aquí tienen las primeras dos: Pivovar U Bulovky y Pivovar Bašta.

Ambos locales son básicamente tabernas de barrio que resulta hacen su propia cerveza. Pero ahí es donde terminan las similitudes.

U Bulovky abrió en 2004, cuando los dedos de una mano eran más que suficientes para contar los brewpubs de Praga. Fue el primero en abrir fuera del centro, lejos de las áreas frecuentadas por turistas, y desde el primer día fue un negocio por sí mismo; la criatura de un Maestro Cervecero, Frantíšek Richter.

Bašta, por otro lado, abrió a fines de 2007, justo en los inicios del actual boom microcervecero, como un anexo de un bolichón de la vieja escuela, U Bansethů. El dueño no es un maestro cervecero, sino un hostelero que se dio cuenta qué tan buen negocio puede ser elaborar la cerveza propia.

Desde entonces, Bašta se ha agrandado, agregando un par de salones más (se ha vuelto también no fumador) y, más recientemente, han mudado la cervecería propiamente dicha a un espacio vecino. El recinto antes ocupado por el equipo ha sido convertido en un bar. Contrasta mucho con el estilo del resto del pub, pero me gusta lo que han hecho. Ahora es posible parar a tomarse una birra rápida na stojáka, comprar uno de los excelentes pasteles caseros, y seguir viaje. La oferta de cerveza de barril también ha sido ampliada con marcas importadas, en su mayoría belgas.

Bašta jamás se ha destacado por la consistencia de sus productos. Las cervezas de la casa son medio una timba. No recuerdo haberme encontrado nunca con una cerveza intomable, pero sí con unas cuantas que deberían haber estado mucho mejor. ¿Qué me encontraría ese día?

Las dos cervezas que tomé, Světlý Ležák y Polotmavý Ležák, estaban tremendamente bien tiradas. A las pesadas jarras de vidrio de medio litro (me cago en los snifters, copas tulipán y flauta, este es sin discusión el mejor tipo de vaso para cervezas como estas) las tienen en una pileta, sumergidas en agua fría, asegurando que están limpias, bien enjuagadas y frescas, pero no demasiado frías.

En cuanto a las cervezas en sí. La mejor manera que se me ocurre para describir a la Světlý Ležák es: ¿dónde está el lúpulo? Ya saben que yo no soy ningún hophead, y que me gusta tomar cervezas en donde lo que se destaca es la malta; y las maltas en esta estaban muy ricas. Es una lástima que no había nada para balancearlas. No estoy exagerando, parecía como si se hubiesen olvidado de agregar lúpulo.

La Polotmavý estaba mucho, mucho mejor. Tenía ese carácter de blues acústico que tanto disfruto en este tipo de cervezas; con las maltas en voz y guitarra y los lúpulos como una muy relajada sección rítmica. Muy satisfactoria.

A diferencia de Bašta, U Bulovky no ha cambiado en lo más mínimo desde aquellos días en los que solía ir a menudo. Sigue siendo el mismo lugar que te hace olvidar del paso del tiempo, una de las cosas que siempre me han gustado mucho de este local.

Sin embargo, hay un cambio al que le abría dado la bienvenida, su política fumadora. Por algún motivo, me sorprendió que todavía se permita fumar ahí. Ahora, (incluso como no fumador) estoy por principios en contra de una prohibición de fumar en bares y restaurantes. Soy un adulto y, como tal, soy bien capaz de elegir a dónde voy a ir por cerveza o comida, y no estoy obligado a ir a ningún lugar que tenga algo que no me guste, ya sean los precios, la música, el ambiente, la decoración, la comida, la marca de cerveza y su política fumadora. Dicho esto, U Bulovky es bastante chico y, aunque no había nadie fumando durante mi visita, no creo que vaya a ser muy agradable estar ahí cuando está lleno a la noche. Por suerte, Praga hoy ofrece un buen número de locales no-fumador con muy buena cerveza, lástima que U Bulovky no es uno de ellos.

Había cuatro cervezas de barril el día que fui: dos estacionales y las dos permanentes - Světlý Ležák y Weissbier. La lager fue como encontrarse en la calle con un viejo amigo que hace rato no ves y darte cuenta que ambos tienen un rato para ir a tomar una cerveza o dos, que se convierten en seis. Ya que la vida de ninguno no ha tenido grandes cambios, retoman la charla prácticamente donde la dejaron la última vez que se vieron. Cervezas como esta merecen ser más celebradas, en lugar de aquellas que intentan sacudir el mundo.

Creo que fue la de Richter la primera Weissbier que me gustó. Y, como la lager, esta estaba muy, muy lejos de ser floja. Seguía al pie de la letra todas las instrucciones del libro de texto, mientras cantaba una versión llena de palabrotas de un himno nacional. Más no se puede pedir.

Na Zdraví!

Sousedský Pivovar Bašta
50°3'46.390"N, 14°26'23.683"E
Táborská 49 – Praga 4
basta@ubansethu.cz – +420 724 582 721
Lun-Dom: 11-24
Tranvía: 18, Bus: 193 – Nuselská Radnice
No-fumador

Pivovar U Bulovky
50°6'54.980"N, 14°27'58.644"E
Bulovka 17 – Praga 8
richterpub@seznam.cz – +420 602 431 077
Lun-Jue: 11-23, Vie: 11-24, Sáb: 12-24, Dom: 12-23
Tranvía: 3, 10, 24, Bus: 201, 295 – Bulovka

4 comentarios:

  1. Hola Pivni

    El fin de semana estube en praga con mi familia y te queria felicitar por la ciudad que elegiste para vivir ( como elegiste Praga ?) me flasheo la actividad cultural y ni hablar de la arquitectura , es un museo todo , bueno yo estube sobre todo haciendo circuito turistico .
    Hablando de birras primero fueron pilsen urquel en la plaza principal ( 70 cz la pinta yo poco sabia de los precios ) y kozel oscura que me gustaron .
    Luego escapandome de mi flia conoci un pivibar en usova y jalokova que hacen una ahumada muy rica y tome tabien oscura o semi oscura y lager , tambien fui a un pivibar en husova un poco mas cerca del tesco , un hotel que vos resumiste en tu blog , muy ricas .
    Me asombro en el super tesco y albert la variedad de productos vegetarianos a base de soja y gluten y hasta queso vegano que aqui no se consigue tan facilmente , una masa .
    Y sobre todo los conciertos de organo , violoin y orquesta que nos escuchamos espectaculares y por todos lados .
    Loco vivis en una ciudad hermosa , yo estube alojado en karlova appartamentos , exelente .
    Tambien vi algunos edificios del viejo regimen , eso creo ( confirmamelo si puede ser asi ) que le dan un toque oscuro pero de autenticidad historica .
    El castillo un reflash.

    Bueno pivni con paris la ciuada que mas me gusto por ahora , me quedan muchas por conocer todavia .

    un saludo


    Omar

    ResponderEliminar
  2. Dos sitios que nunca se caen de nuestra lista. Si bien Sousedský Pivovar Bašta lo tenemos de comodín pues en casi cualquier situación cumple con un buen rato, Pivovar U Bulovky creo que esta ya casi en el top. Nisiquiera el humo es capaz de bajarlo de ahi. un tatarský biftek y todo lo que seamos capaces de hecharle encima justifica cualquier ajuste a nuestra agenda. Nos gusta su comida, su cerveza su ubicacion alejada el ambiente y el trato... Si no tuviese humo le pondriamos un 11 sobre 10.
    Vaya ya tengo sed, ves Max como no es bueno visitar tu blog....

    ResponderEliminar
  3. Hola Max,

    Me encanta el patio interior trasero y es un sitio que repito a menudo.
    La cerveza me gusta pero puede ayudar el que se coma tan bien.
    No se puede nombrar este sitio sin mencionar su autentica especialidad. El Pato asado, por 99 CZK.
    Ademas de las cervezas belgas tienen siempre un par de cervezas de Brewdog en grifo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El patio de Bašta nunca me terminó de enamorar, la verdad, pero el boliche en sí me gusta mucho y para mí, es el brewpub en donde mejor se come.

      Eliminar