Ir al contenido principal

De Birras en Baviera - 1ra Parte


La historia de cómo me uní a Líbor, el dueño de Kulový Blesk e importador de Schneider-Weisse y Au-Hallertau, y a Štěpán y Mírek, respectivamente, el director y el representante comercial de Únětický Pivovar empieza en Septiembre del año pasado.

Mi mujer se había tomado el fin de semana, dejándome con la pequeña. ¿Qué es lo que un progenitor responsable puede hacer para entretener a una muy energética niña de 4 años? Ir a una cervecería, por supuesto. Así que nos tomamos el bondi a Únětice, mi hija saltando de alegría.

Ese día, Únětický Pivovar estaba recibiendo visitas: el dueño, el director y el maestro cervecero de Schlossbrauerei Au-Hallertau, que habían traído consigo un barril de su Weissbier.

El boliche de la cervecería estaba bastante lleno cuando llegamos y no invitaron a compartir la mesa con los bávaros, que resultaron ser tipos bastante copados, y con Líbor, que vale decir, es un tipazo. Pasamos una tarde genial, los “Auers” me invitaron a visitar su cervecería y le dije a Líbor que iría con él en alguno de sus viajes ahí durante la primavera. El viaje fue el viernes pasado, y resultó ser mejor de lo que había esperado. Únětický y Au han desarrollado una relación bastante amistosa y los checos esta vez estaban yendo a Alemania con su propia birra, Masopustní Speciál, en barricas que los alemanes le habían prestado.

Salimos de Únětice a las diez y dos birras para recoger a Líbor y ponernos en marcha a Alemania. Nuestra primera escala sería Schneider-Weisse, donde Líbor atendería unos asuntos comerciales, mientras a al resto de nosotros nos mostraban las instalaciones de la cervecería.
Schneider-Weisse es una mis cervecerías favoritas. No solo elaboran excelentes clásicos, sino que han empezado a probar cosas nuevas, y con bastante éxito, sin apartarse demasiado de lo que realmente saben hacer. Estaba muy entusiasmado con la oportunidad de ver las entrañas del lugar de donde vienen esas cervezas.
Empezamos por la sala de cocción, que fue construida hace unos veinte años y tiene capacidad para partidas de 320hl (en la actualidad, Schneider elabora 250.000 hl/año y tienen capacidad para el doble). Es una de esos equipos resplandecientes, de acero inoxidable que, como es de esperarse para una cervecería de su tamaño, está altamente automatizado (otra prueba de que ese cuento de “elaborada a mano” como valor agregado no es más que una plantación de huevadas). De allí nos guiaron a la sala de barricas, donde otra partida de sus cervezas añejadas en barrica estaba madurando, para luego ir a ver los fermentadores. Impresionantes, piletones abiertos de acero inoxidable, desde uno de los cuales la espuma generada por las levaduras se derramaba. Sin embargo, lo más interesante para mí fue saber qué es lo que sucede más tarde. Una vez que la fermentación primaria termina luego de una semana, si mal no me acuerdo, no estaba tomando notas, la cerveza se mezcla con un poco de mosto recién inoculado, se embotella o embarrila y se la lleva al centro de distribución para su acondicionamiento, que consiste en una semana a 20ºC y tres a 10ºC. Básicamente, Aventinus tarda más en estar lista que Staropramen Ležák.
Nos invitaron a almorzar en el bonito jardín de la cervecería. Nadie va a Alemania a hacer dieta, y nosotros no fuimos la excepción. Yo comí un plato con salchichas, una costillita de cerdo, chukrut y papas que estaba excelente, mejor todavía bajado con Unser Original.
Después de relamer los platos y escurrir las últimas gotas de los vasos era hora de ponerse en camino para ir a la siguiente escala, la otra cervecería Schneider, en Essing. Pero para ver qué pasó allí y durante el restó del día, van a tener que esperar.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Max, todo esto lo pagarás en tu siguiente vida. Dime que por lo menos hizo un tiempo de perros o algo!
    Saludos
    Torpedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, el clima no pudo haber estado mejor. Hasta nos dejó tomar cerveza afuera.

      Eliminar
    2. Las fotos de los fermentadores son impresionantes. Qué capacidad tiene cada uno? Estoy deseando leer la 2a parte.
      Torpedo

      Eliminar
    3. 320hl. Lo que se ve en la foto es, cayendo en el cliché, la punta del iceberg.

      Eliminar
  2. Una visita que me quedó pendiente el pasado verano y como tú también es una de mis cerveceras favoritas!

    Por cierto, te contaron lo que guardan dentro de todas esas barricas?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La nueva serie de la Tap X añejada en barrica. Si mal no me acuerdo, Aventinus y Porter Weisse. Una de ellas, o las dos?, en Pinot Noir, la otra, ya me olvidé. Flor de periodista que soy :)

      Eliminar
    2. Pues no pinta mal ninguna de las dos...Para que luego digan que la tradición no puede ir de la mano de la más rabiosa modernidad ...

      Eliminar
    3. Schneider es prueba mejor que nadie que se puede innovar (en términos relativos) y ser creativo dentro de los límites impuestos por la propia tradición.

      Tengo que confesar que las TAP X de barrica todavía no las probé. Cuestan más de lo que hoy estoy dispuesto a pagar por una botella de cerveza, pero por lo que me han contado están bastante buenas y, pesar del precio, el importador ya las vendió todas y el otro día preguntó si le podían mandar algunas más.

      Eliminar
  3. Torpedo, pues si fue el finde pasado, hizo un tiempo de escándalo... entre 15 y 22 grados y absolutamente despejado!

    Todavía no me he acercado por Schneider, pero si que solemos ir a su restaurante en la calle Tal en Munich, y la verdad que es de nuestros sitios favoritos :). Ya tengo ganas de ver la siguiente entrada!

    ResponderEliminar
  4. ha mejorado la calidad de las fotos, ....
    a ke festival vamos a ir ahora que empieza el buen tiempo ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vysmolení en Mayo, si puedo, Slunce v Skle in Septiembre, y veré si tengo humor para alguna otra cosa.

      Eliminar
  5. Preguntastes por que no se exportan aventinus al sur de alemania?

    ResponderEliminar
  6. Y por que razón no se usa su capacidad de produccion total?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fábrica actual es bastante nueva, 20 años, y la construyeron con la idea de tener la suficiente capacidad para crecer un buen tiempo. Lo cual me parece muy inteligente. En términos generales, la inversión para construir una fábrica con 2X hl/año de capacidad no cuesta el doble que construir una con X hl/año de capacidad, y te permite mucha mayor flexibilidad si tenés un objetivo claro de crecimiento.

      Eliminar
    2. Como craft brewer tengo definidos claramente mis objetivos de crecimiento. Lo k no me keda klaro son los "obviamente objetivos" de los oligopolios cerveceros. Me explico:
      Todos aceptamos calidad y novedad cervecera. Dudo de la oportunidad del evento de los oligopolista. Lo escribo en ingles: Why not before?
      A quien habria k despedir? Una empresa industrial k no ha escalado correrctamente sus ekspectatavivas de crecimiento al albor de las crafts? YO le despidiria. HA fracasado. Le preguntaría al Jefe: Tu siervo te ha satisfecho? Y me imagino la respuesta del despedido: Yo sobredimensioné todo por miedo a ser despedido.
      Una idea k les regalo es: Comprad crafts y brewpubs para cerrarlos.

      Eliminar
  7. Vaya planazo, qué envidia!
    Impresionantes las fotos de la espuma desbordando por todas partes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario