19/3/12

Lunes gruñón

Me lo han oído (y leído) decir en incontables oportunidades (si hasta lo dije en artículos que salieron publicados en revistas), lo de las micro cervecerías el la República Checa es increíble, hace apenas cinco años había (si mal no me acuerdo) menos de cincuenta y hoy ya son 120 y contando. ¡El año pasado se abrieron más de 20!

Claro que no todo es color de rosa. Este boom ha traído lo que los ingleses llaman "growing pains", o dolores de crecimiento. Hace ya rato que vengo leyendo que sobre la incipiente escacez de personal calificado y el otro día, charlando con alguien que me dio la impresión de saber de lo que hablaba, me enteré que algunos de estos nuevos brewpubs son en realidad operaciones para hacer plata con los fondos estructurales de la Unión Europea. La cerveza, o el negocio de vender cerveza a estas personas les interesa poco y nada, ya ganaron lo que querían ganar con el proyecto, el resto no es su problema.

Sea lo que sea, la verdad es que últimamente he tomado bastante mierda. No me refiero a lagers aburridas, a cervezas de las que uno puede decir "le falta un poco de esto/le sobra un poco de aquello", no, me refiero a Mierda. En la última edición de Slunce v Skle hubieron al menos dos cervezas que terminé tirando, ya no me acuerdo cómo se llamaban o quién las había perpetrado (dejé de tomar notas en festivales y les recomiendo a todos que hagan lo mismo). Pero si quieren nombres, acá tienen: la 11º de U Stočesu, el brewpub de Rokycany, un horror, todavía más horrosa porque era la última de la sesión. Melantrich, que la describí como "fea con orgullo". Sin embargo, nada puede compararse con el desastre de U Orloje, en Žatec, que un brewpub te sirva una birra en mal estado es imperdonable ¿Quién es el mamerto que está a cargo de ese lugar?

Pero bueno, por suerte existen Pivovar Antoš, en Slaný, Únětický Pivovar, Kout, Kocour, Matuška o Třebonice, por mencionar a algunos de los que están haciendo cervezas excelentes (aunque Matuška se tendría que poner las pilas con los precios).

Por otro lado, es también digno de mencionar que Kocour, Matuška, Třebonice y varios otros han logrado que en el paisaje de Lagerlandia se paseen algunas especies exóticas. Las cervezas de alta fermentación se han multiplicado y están ganando cada vez más adeptos a ambos lados del mostrador, pero...

...La mayoría parece estar siguiendo las mismas dos o tres recetas. Lo que no es Pale Ale es India Pale Ale, nada malo con eso, pero los lúpulos yankis no son los únicos que se pueden usar para este tipo de cervezas, incluso si se busca un alto IBU (miren sino la serie Let's Brew the Ron Pattinson). ¿Y qué onda hacer otra cosa? Me gustaría ver más Stouts, Porters o alguna que otra Brown Ale, Barley Wine o Saison ¿por qué no? Y no hace falta irse tan lejos, casi nadie cervezas de trigo oscuras, apenas un par de Weizenbock (muy buenas, dicho sea de paso) y listo (y ni hablar de cervezas de centeno).

Mierda, si ni siquiera hace falta salirse de Lagerlandia. No parece haber nadie que se anime a buscar recetas viejas, de lager (que no sean světlý ležák) de hace cien años. Y no me vengan con que "si se hacían igual que ahora". No, no se hacían igual. Ah, pero esperpentos saborizados con extractos, a esos nadie les hace asco (alguien por favor que me recuerde el nombre del tarado que le puso colorante a una cerveza saborizada con extracto de vino tinto). ¡Déjenme de joder!

Me levanté de mal humor hoy. En lugar de quejarme tanto tendría que agradecer vivir en este paraíso cervecero, donde puedo tranquilamente decir que Pilnser Urquell es una lager rubia del montón, mientras me quejo de su ubicuidad. ¿Ven? Ya me siento mejor

Na Zdraví!

6 comentarios:

  1. Muy buen artículo, como siempre, me ha gustado especialmente eso de "No me refiero a lagers aburridas, a cervezas de las que uno puede decir "le falta un poco de esto/le sobra un poco de aquello", no, me refiero a Mierda", jejeje. Ahora en serio, todavía no he estado en Praga, se que es una mancha en mi historial cervecero, pero las ganas que tengo y lo bien que me lo voy a pasar cuando por fin vaya, lo compensan, pero que parece que sólo hay Pale Ales e IPAs creo que pasa en Praga, en España y en todos lados y si que es un poco aburrido, más aún existiendo tantos estilos de cervezas y tantos otros nuevos que se podrían hacer. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más allá de lo escrito arriba. Praga es un lugar espectacular, hoy más que nunca, para cualquier amante de la buena cerveza...

      Eliminar
  2. Comparto unas cuantas de las cosas que comentas y veo unos cuantos símiles con el panorama de España. Yo también echo en falta más estilos que dejen de lado el lúpulo (sí, se que el nombre con el que firmo apunta a lo contrario...) y que se adentren en las lagers, las cervezas sutiles, estilos con menos representación como los que comentas, ver lambics, saisons, buenas weizen... Ya sabes...

    Y tengo que reconocer que empieza a ser "pecado" no haber estado aún en R. Checa y no ya por la nueva ola tan interesante que apuntas (que también) sino por todo en general (gastronomía, cerveza y turismo vario...).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ser justos, una cervecería es, primero y principal, un negocio y no se puede culpar a los empresarios que buscan apostar a lo seguro, yendo por caminos ya transitados. Pasa en todos lados, fijate en USA, sino, todos hablan de la gran innovación ahí, pero la realidad es que hay apenas un puñado de elaboradores que (hasta cierto punto) innovan, el resto solamente los sigue...

      Eliminar
  3. Buenas Max. Cierta relación guarda lo que has escrito con mis reflexiones finales del post de hoy. A mi también me gustaría ver más variedad de lúpulos en Pale Ales, sino son todas casi iguales. Y de la Mierda, veo que ni en vuestro paraíso lagerlándico os libráis; una pena.

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Pivni , pero es normal ir a lo seguro , aunque creo que innovar deberia ser parte de una micro , tipo hago mi produccion para tener la moneda y en un mini laboratorio innovo -creo se entiende y a lo mejor asi ver nacer un nuevo estilo que se yo , estaria bueno .
    Algo nuevo va aparecer ,porque no , espoir como se dice en frances .

    che saludos


    omar

    el lunes probe una kolch , una bock alemanna que me raglo un gomia aleman que labura conmigo ( me trajo una seleccion de weiis , bock , kolsh y alt bier ) que rica pero que rica la kolsh , quede estupefacto.

    ResponderEliminar