Ir al contenido principal

Bamberger Rindfleisch

Cuando Cuketka.cz publicó esta receta de carne con cerveza de trigo me hizo acordar de la idea que hacía rato me había estado dando vueltas por la cabeza de intentar hacer Boeuf Bourguignon, pero con cerveza, en lugar de vino.

A diferencia de la receta arriba mencionada, no se me había ocurrido utilizar cerveza de trigo, sino cerveza ahumada oscura (de ahí el nombre, porque vieron, soy así de creativo) y la verdad que salió demasiado bueno.

La receta es fácil y es ideal para un fin de semana, ya que no requiere demasiado tiempo de preparación y una vez que se lo mete en el horno, no hace falta prestarle nada de atención hasta que esté casi listo.

Les recomiendo usar un corte de carne más bien barato, el plato se cocina por un par de horas así que va a estar bien tierna, y cuanto más grasa tenga, mejor va a quedar la salsa. Uno de los ingredientes que usé es raíz de apio, que acá es bastante común para salsas y sopas, pero no sé que tan fácil es conseguirla en otros países. Si no la pueden encontrar o no la tienen a mano, la pueden reemplazar con cualquier otra raíz o con más zanahoria.

Así que tomen papel y lápiz, acá les dejo la receta.
Bamberger Rindfleisch (para varias personas)

1kg carne de vaca, en cubos como para guiso
50g tocino o similar, en cubitos
1 cebolla mediana, picada gruesa
2 dientes de ajo, picados grueso
2-3 zanahorias medianas, en cubitos
100g (aprox.) de raíz de aplio, en cubitos
1/2l de cerveza ahumada oscura
1/3 de taza de puré de tomate
Salsa de soja, sal, pimienta
Salvia, romero, tomillo y laurel
Aceite
Harina
Una botella de cerveza no demasiado fuerte ni de sabores demasiado intensos para ir tomando mientras se prepara todo.

En una bandeja de horno que se pueda tapar o una cazuela que se pueda poner en el horno poner a calentar aceite. Pasar los cubos de carne por un poco de harina y ponerlos a freír. No pongan todos al mismo tiempo, vayan poniéndolos de a poco y a medida que se doren los van sacando y lo dejan aparte. Cuando terminan con la carte ponen las verduras, el tocino y las hierbas, echan un chorrito de cerveza para levantar lo que haya quedado en el fondo y mezclan. Dejan que todo se cocine hasta que la cebolla empieza a transparentarse y vuelven a poner la carte. Mezclan un poco más y agregan el resto de la birra, unas gotas de salsa de soja y el puré de tomate. Lo dejan hervir un minuto, lo tapan y lo ponen en un horno precalentado a 170ºC. Lo dejan ahí dos horas, dos horas y media, o hasta que la carne esté bien tierna y listo, ya está.

Nosotros lo comimos con puré de calabaza que terminé con crema agria y nuez moscada. Descomunal morfi, en serio.

Na Zdraví! a Dobrou Chuť!

Comentarios

  1. Tiene una pinta estupenda esta receta. Y con una rauch, increíble!

    ResponderEliminar
  2. A probarla entonces!!....

    ResponderEliminar
  3. NO tengo ni idea de cerveza ni de cocina pero lo de marcar la carne previo al chup chup me parece erroneo ya que si lo que se quiere es que la carne coja el gusto de la cerveza no se debe cerrar

    ResponderEliminar
  4. hmmmm? No había reparado en ello. Todas las recetas de Boeuf Bourguignon que consulté en internet (y fueron varias) mencionaban lo de la harina, y ahora que me acuerdo, también lo mencionan otras recetas para guisados, incluso con otras carnes, por ejemplo el fricasé de conejo que se hace en Grecia. ?Será que lo que se busca es justamente que la carne no tome demasiado el gusto del vino, o en este caso, la cerveza? Ojalá alguien lo pueda aclarar...

    ResponderEliminar
  5. Al segundo Anónimo y a Pivní Filosof.

    Independientemente de haber enharinado (yo no soy muy amigo) es bueno marcar, o freir (nosotros decimos rehogar) las piezas de carne. El sabor lo van a coger igual, pero van a estar más jugosas, más sabrosas y al evitar que derramen su jugo (que es por lo que se hace) estarán, por decirlo de alguna manera, más asadas y menos cocidas.

    Por eso se recomienda.

    PD. En este caso lo creativo pienso que sería seguir la receta. No sé con una ahumada, pero pienso enuna cerveza espesa, negra y algo dulce como lo que yo también haría (la receta original landesa es con vino). Con una de trigo lo haría por curiosidad, al principio me sorprende. Me pica la curiosidad.

    ResponderEliminar
  6. Josetxo, gracias por aclarar.

    Por supuesto que con una cerveza espesa, negra y algo dulce este plato puede salir de maravillas. De haber tenido a mano un Pardubický Porter, la hubiese usado, pero ya he cocinado un par de platos con esta ahumada (la de Eggenberg) y me gusta mucho como funciona con las carnes... Me gustaría probar hacerlo con la Urbock de Schlenkerla, que es mucho más ahumada...

    ResponderEliminar
  7. Exelente nota y exelente receta tipica francesa con vino tinto , la repetire con seiten y tofu en remmplazo de la carne .


    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  8. Hola

    lean esta nota si quieren por supuesto ,
    que falta de respeto que atropello a la razon

    http://www.conexionbrando.com/1419333-cervezas-super-premium

    salio hoy en la nacion de argentina


    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  9. segun estudios cientificos se consiguio demostrar que lo de marcar la carne no tiene ninguna incidencia en la perdida mas o menos de jugos. Lo que si la tiene es a la temperatura a la que se cocine. Segun el estudio, a mas baja temperatura la coccion se prolongara durante mas tiempo pero perdera menos jugos.
    Lo que si decia es que marcar la carne le daba un sabor mas agradable al gusto.

    Ahora voy a lo que queria consultarle, que otra cerveza, de las de marca de supermercado, puedo echarle al guiso, que por cierto tiene una pinta estupenda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Ratilla40, gracias por el dato.

    En cuanto a tu pregunta. No sé qué cervezas podés conseguir en los supermercados que frecuentás, pero calculo que con cualquier cerveza oscura sabrosona, y más bien tirando a lo maltoso, este guiso puede salir bien....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario