Ir al contenido principal

La Carrera de los Grifos: fuera de control

Fue hace sólo nueve meses que hablé por primera vez de "La Carrera de los Grifos" cuando les conté sobre mi visita a U Prince Miroslava y sus trece cervezas de barril.

Tres meses más tarde Zlý Časy tomaría el liderazgo con 16 grifos, y parecía que todo se quedaría allí.

No, un par de meses atrás me enteré que U Radnice, que luego de varios cambios de nombre, hoy se llama Svět Piva tenía ya 18 grifos, aunque luego la experiencia de mis dos últmas visitas a esta hospoda, no tenía demasiadas ganas de ir.

No importa, porque ya no era el líder. Dos semanas atrás, U Prince Miroslava instaló un hermoso rack con 20 grifos!

Pero la gente de Žižkov no se iba a quedar de brazos cruzados, así que agregaron tres grifos más, y listo, seguro dijeron, ya somos los que la tenemos más larga, y de acá nadie nos mueve.

JA! JA! Se rió Hanz desde Nusle mientras tiraba la primera cerveza desde uno de los nuevos ocho grifos que a partir de esta semana, llegando a un total de 24 y retomando el liderazgo. Por cuanto tiempo? Ya lo veremos.

Cada vez se hace más difícil elegir.

Volviendo a Žižkov. La curiosidad pudo más que yo me fui hasta U Radnice (no me puedo acostumbrar al nuevo nombre, y vaya uno a saber si mañana no lo cambian de nuevo) y terminé agradablemente sorprendido. El televisor LCD había desaparecido, junto con toda la parafernalia deportiva, la oferta de cervezas en botella se había ampliada, el serivicio había mejorado (no mucho, a decir verdad, pero lo suficiente como para no querer revolear un cenicero) y, lo más importante, todas las cervezas que probé estaban en buenas condiciones (más allá de que me hayan gustado o no, la Velký Rybník Stout era bien fea). Me sorprendió también la política de precios, por lo general un malé pivo (0,3l) cuesta alrededor de 3/5 de un velké pivo (0,5l), acá no, en todas las cervezas hay una diferencia de sólo 5CZK, no importa el precio. Bastante astuto, ahora que lo pienso. Como tenía ganas de probar varias cervezas pero sin mamarme hice lo que muchos otros suelen hacer, comprar vasos chicos, que son proporcionalmente más caros.

Ahora, si quieren vistarlo, mejor háganlo antes de que empiecen los calores, porque, según me han dicho, el sótano donde guardan los barriles no tiene las condiciones ideales durante el verano.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Los grifos del baño no cuentan!!!

    ResponderEliminar
  2. No, no, esos no cuentan, porque tendría que visitar el baño de damas para ver cuántos hay....

    ResponderEliminar
  3. Esto ya empieza a ser peligroso...

    Yo tenía pensado visitar Zly Casy y entre mi señora y yo, intentar probar todas las cervezas de su rack...
    Si con 14 ya íbamos a terminar perjudicados, con 24, vamos a tener que pegarnos en la frente un post-it con la dirección de nuestro hotel.
    Así que si durante la última semana de este mes te encuentras a una pareja de españoles incoscientes en el suelo de uno de estos lugares, por favor, métenos en un taxi, que luego que hago una transferencia con el coste, je,je...
    Un saludo y muchas gracias por mantenernos informados.


    Max,

    ResponderEliminar
  4. Lo tendré en cuenta :)

    Consejo, coman bien antes y durante...:)

    ResponderEliminar
  5. Y me acabás de hacer acordar. Ayer estábamos tratando de convencer a Hanz que tenga abierto las 24hs así podíamos ir y tomar una cerveza distinta cada hora....:)

    ResponderEliminar
  6. Muy muy peligroso, Daniel

    Yo también voy la última semana, pero me salen cervezas como para estar seis meses.

    A ver si coincidimos...

    y compartimos taxi :)

    ResponderEliminar
  7. Max, tienes la direccion de este lugar?? aun siguen aumentando la cantidad de grifos?

    ResponderEliminar
  8. De cuál lugar? U Radnice? Havličkovo Nám. Hoy el lugar se llama Svět Piva y la verdad que no estoy seguro si te lo puedo recomendar. Hasta donde yo sé, todavía no han solucionado el tema del estado de las cervezas y el personal tampoco ha mejorado mucho.... Mejor ir a Zlý Casy...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario