Ir al contenido principal

Tan larga fue la espera

Pražský Most u Valšu es el brewpub más nuevo de Praga. Se hizo esperar. Estaba planeado fines del año pasado, pero una serie de problemas técnicos y burocráticos hiceron que, a pesar de tener todo listo, sus cervezas no vean la luz sino hasta hace unas pocas semanas.
Lo hizo sin demasiada fanfarria. Creo que los dueños tenían miedo de anunciarlo y que surja otro problema. Por suerte para ellos, u Valšu es un restaurant que está abierto hace ya varios años, así que el negocio no fue afectado y la cosa siguió de manera normal (claro, si no tenemos en cuenta las constantes preguntas sobre los alambiques en el sótano, o cuándo la cerveza estaría lista). Ya antes de que empiecen a ofrecer su cerveza había estado un par de veces, a diferencia de la mayoría de los pubs y restaurantes cercanos, éste ofrecía Rohozec y Březňák, lo cual es motivo suficiente para darse una vuelta. Igual, quería esperar que el anunciado pivovar esté funcionando a pleno para hacer mi nota al respecto.

Y allí fui, con bastante expectativa. A pesar de estar a metros de Betlemské Nám. y su muy histórica iglesia (allí fue donde Jan Hus comenzó a hacer su prédica reformista), el lugar estaba casi vacío a la hora del almuerzo. Mi fui directo al sótano, seguido por una sonriente y amigable camarera que tomó mi orden.

La cerveza llegó rápidamente, también pedí algo para almorzar, tenía muchas ganas de comer Svíčkova, a pesar del calor, por suerte la tenían en uno de los menús de almuerzo, muy bien la camarera que me lo hizo notar, yo había pedido del menú estable, con un precio de 115Kc, mientras que el especial del día costaba 85Kc e incluía una sopa.
Llegó la sopa, bastante pasable, crema de arvejas con trozos de carne ahumada. Liquidada ésta, le siguió la Svíčkova na smetaně. Es uno de mis platos favoritos, pero en u Valšu, al menos en esta visita, la prepararon al mejor estilo trampa para turistas, la salsa, aguada, casi sin sabor, parecía más una UHO (universalní hnědá omačka - salsa marrón universal) sin sal ni condimentos que la clásica salsa a base de raíces y crema batida.
La cerveza? Tampoco gran cosa, la verdad. Deja mucho que desear si hablamos de una cerveza artesanal elaborada en una minicervecería con 5hl de capacidad. Las comparaciones no siempre son justas, pero creo que en este caso son válidas, así que voy a comparar la Světlý Ležák de U Valšu (es la única que había) con las similares de Pivovarský Dům y Richter. No le llega ni a los talones, la podría incluso a un par de escalones más abajo que la de Novomětský Pivovar. Tiene buen cuerpo, pero no lo suficiente, los sabores son demasiado suaves, el final es inexistente. Por momentos me dio la impresión de estar tomando una buena 11° industrial.

Voy a volver en un o dos meses para ver cómo ha evolucionado, la primera ronda no me convenció, y me convenció mucho menos el hecho de que haya sólo un tipo de cerveza de donde elegir. (además de las industriales arriba mencionadas)
Pero para ser justos, cabe destacar que Pražský Most u Valšu, por su ubicación y su atmósfera podría fácilmente ser una trampa para turistas, sin embargo los precios son moderados, 30CKc por 500cl de cerveza no están nada mal en la zona de la Cuidad Vieja. Espero que su cerveza mejore.
Na Zdraví!

Pražský Most u Valšu
Betlémská 5
Praha 1 - Staré Město
rezervace@prazskymost.cz

Comentarios

  1. Con esta nota me hiciste antojar en probar el "Svíčkova na smetaně", tenés que pasarme alguna receta así lo preparo y acompaño la pilsen que estoy madurando.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. sebas,
    es una asignatura pendiente que tengo. Hace rato que tengo ganas de poner la receta, pero primero tengo que hacerla yo, para ver que tal sale y poner un par de fotos.
    Es realmente una exquisitez.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario