17/11/15

La Ronda: Postureo en la Cerveza


Cerveriana invita la Ronda de este mes y quiere saber nuestra opinión sobre el postureo en la cerveza. Para ello hace una serie de preguntas que no leí porque no me gusta que me griten, continuaré, entonces, con lo que se me ocurra.

Voy a definir al “postureo” como el uso o la compra de un producto o marca no solo por su calidad intrínseca, sino también como un accesorio de un estilo de vida o para indicar la pertenencia del usuario a una tribu o estado social (real o no), etc.

Es algo que las empresas promueven con gusto para explotar esa necesidad y deseo que muchos tienen de ser parte de algo, o al menos ser vistos como tal. Es un recurso que puede ser muy efectivo a la hora de generar lealtad en el consumidor y es natural entonces que los empresarios del sector cervecero—tanto productores como vendedores y aledaños—también lo promuevan.

La resistencia y antipatía que a veces genera el postureo en la cerveza se debe, por un lado, a la imagen de la cerveza como bebida vulgar, barata; un refresco y no mucho más; tan prevalente aun que ha hecho que hasta periodistas gastronómicos declaren pelotudeces como: el champán se guarda para las grandes ocasiones y la cerveza sólo es el principio del camino del bebedor. Pero eso es algo que se aprende trago a trago; y por otro, y en mayor medida, a que el grueso del discurso ha sido plagiado del vino.

Catas, maridajes, notas de cata, degustaciones, la copa correcta, etc.—todo inventado por el vino—no es más que postureo que nos vende que solo a través de la adquisición de un conocimiento casi esotérico impartido por un puñado de iluminados comprenderemos el verdadero significado de Cultura Cervecera y seremos así capaces de disfrutar la bebida de la manera apropiada y en su máxima expresión.

Más allá de la opinión que cada uno tenga al respecto y de su contribución o no a la cultura cervecera (nota: soy contratado para moderar catas y maridajes, y por buena guita y lo hago con mucho gusto, pero me sigue pareciendo pura sanata), el problema para mí reside en que es muy forzado y casi vacío. Le falta esa mística y romanticismo característicos del vino, que la cerveza jamás tendrá.

El jugo de uvas fermentado está asociado de una manera más inmediata que la cerveza a la naturaleza y sus ciclos, a la tierra y sus tradiciones, en especial en aquellos países con tradiciones cerveceras pobres. El vitivinicultor cuida de los viñedos y supervisa él mismo la cosecha y la metamorfosis de esta en una bebida tan noble—o al menos así es como nos lo han vendido, tan exitosamente.

Mientras tanto, la gran mayoría de los fabricantes de cerveza adquiere los ingredientes a través de intermediarios y distribuidores; gente no participa del proceso productivo, solo mueven mercadería de un lugar a otro a cambio de un margen de ganancia—nada malo en ello, por el contrario, pero no hay mucho romanticismo o mística en un pedido por e-mail y un pago por transferencia bancaria. Y a pesar de ello, no son pocos los que nos siguen insistiendo, muy, muy serios, que la cerveza es una bebida sana, natural y fresca, tal como afirma Luis G. Balcells en el primer párrafo de su opus Cerveza – La Bebida de la Felicidad—que, dicho sea de paso, es bastante poco feliz.

Todo eso es postureo, falso y hueco. Pero funciona, a los unos, porque los hace sentir más especiales, sofisticados, parte de algo, y a los otros porque les ayuda a ganar más plata.

Pero al final del día, es solo cerveza.

Na Zdraví!

6 comentarios:

  1. Personalmente maquillaría ese "es solo cerveza" así: "es ni más ni menos que cerveza"... Sino, así a secas esa frase parece que justifique actitudes y mentalidades como esa que citas de "el champán para grandes ocasiones y cerveza para empezar".

    Y por añadir algo más, cultura cervecera también es todo eso que mencionas (catas, reseñas, la copa perfecta...). Nos guste o no ese es otro tema de debate, pero lo queramos o no conocimiento con cierto fundamento (algunas cosas más que otras... algunas directamente desinforman) existe.

    Saludos Max!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No niego que la sanata de las catas, las reseñas y las copas sean parte de la cultura cervecera. Lo es, porque la sanata, la chantada y el verso también son parte de la cultura, para bien o para mal (¿o quizás de una sub-cultura, en la caso de la cerveza?)

      Pero una cosa es cultura cervecera y la otra es Cultura Cervecera. La podría decirse que existe de un modo u otro en cualquier lugar donde la cerveza se consume en público. La segunda no es mucho más que verso pretencioso que engloba lo la copa adecuada y todo lo demás, y por ende, forma parte de la cultura cervecera, a pesar de que muchos de los que la promueven la vean como algo superior.

      Por otro lado, podés maquillar la frase "es solo cerveza" de cualquier manera, pero eso no va a evitar que snobs ignorantes digan las estupideces que dicen; o, en el caso específico de Jordi Luque, las difundan por los medios como si fuese una opinión calificada.

      Eliminar
  2. En cualquier disciplina que uno ama, llegar a un nivel de conocimiento elevado (ya sea mediante el estudio o directamente pasando a la práctica) es placer. Se puede disfrutar igual del cine sabiendo o no "de" cine, pero las capas y profundidad a la que llegas con un conocimiento son muchas más. Pierdes esta "magia" de los inicios porque ahora lo evalúas todo con ojos de crítico, pero lo que se gana es más. Pasa lo mismo con muchas otras disciplinas. Me corroe la envidia -sana, aunque me corroa- hacia los que gozan de la música clásica y son capaces de leer las intenciones del compositor, dándose cuenta que ha compuesto un pasaje en tonalidad X, que se usa para transmitir Y emoción. Lo mismo me pasa con la birra. Más que a nivel de sabores, copas etcétera a nivel de historia. Me gusta "estudiar" por qué cada país ha llegado donde ha llegado, me gusta leer sobre birra, y me gusta ponerlo en práctica. No cambio mis tiempos de "bebetodo" por lo de ahora. Y rehuyo del postureo al máximo (aunque un poco puede dar algo de sabor a la vida, igual que lo puede dar un poco de diacetilo a... bueno, da igual).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no digo que informarse más sobre, en este caso, la cerveza no sea algo positivo. Lo es, como mínimo, te ayuda a elegir mejor. Pero no es necesario para poder apreciar la cerveza que estás tomando, ya que al final, todo se reduce a qué tanto la cerveza te gustó (o no). Toda esa información te puede servir para explicarte por qué. Por otro lado, también puede llegar a obstaculizar el mero disfrute ya que podría generarte falsas expectativas. Pero eso es ya harina de otro costal, y no es el punto que quería hacer. A lo que iba es que lo de las degustaciones, los maridajes, etc. es, en su mayoría, sanata y careteo.

      Eliminar
  3. BUENAS MAX, GRACIAS POR PARTICIPAR EN LA RONDA DE ESTE MES. LAMENTO QUE NO HAYAS LEIDO LA CONVOCATORIA ENTERA POR EL TEMA DE LAS MAYÚSCULAS, PERO NO GRITO, PARA ESO ESTÁN LOS SIGNOS DE EXCLAMACIÓN, SIMPLEMENTE ES MI ESTILO DE ESCRIBIR, MAS VISIBLE.
    LO QUE COMENTAS DE QUE EL POSTUREO LO PROMUEVEN LAS EMPRESAS NO LO VEO, AQUÍ DE LO QUE HABLAMOS ES DE GENTE QUE PRACTICA EL POSTUREO POR HACERSE VER PUBLICANDO QUE BEBEN O ESTÁN EN SITIOS EXCLUSIVOS, CAROS, ETC...
    RUSSIAN RIVER, BALLAST POINT, STONE, ETC... NO PROMUEVEN SU BEBIDA COMO ALGO ELITISTA, HACEN BUENA BIRRA Y PUNTO, EN USA SON UNA MAS, COMO EN ESPAÑA PUEDA SER NAPAR, DOUGALL´S O LA QUINCE, EL VALOR ELITISTA SE LO DA EL QUE SE JACTA DE BEBERLAS PORQUE NO LLEGAN FACILMENTE AQUÍ Y ESO LE CREA UNA SENSACIÓN DE SUPERIORIDAD O EXALTACIÓN MAYOR CUANTOS MAS COMENTARIOS O LIKES TENGA SU PUBLICACIÓN.

    CIERTO LO QUE DICES DEL PRODUCTO VINÍCOLA, SE LE SUPONE MAS TRADICIÓN, MAS LIGADO A LA TIERRA, AL TERRENO, LA BODEGA, LAS TRADICIONES ( POR LO MENOS AQUÍ EN ESPAÑA ) AUNQUE EN ESTE CASO NO SOLEMOS MIRAR MUCHO HACIA FUERA, NO COMO EN EL CASO DE LA CERVEZA. CUANTO MEJOR PRODUCTO NACIONAL TENEMOS, MAS MIRAMOS AL EXTERIOR DANDO UN VALOR A UN PRODUCTO EN OCASIONES SIMILAR MUCHO MAYOR. UNA BIRRA DE LOS ANGELES GENERA MAS LIKES QUE UNA DE SALAMANCA Y QUERAMOS O NO, ALIMENTA EL EGO DEL QUE LO PUBLICA.
    POSTUREAR ES HASTA CIERTO PUNTO UN SIGNO HUMANO ( ¿QUIEN NO SE HA HECHO EL CHULITO ALGUNA VEZ DE CARA A LOS DEMÁS POR ALGO?) PERO SI ACABA CONTRIBUYENDO A QUE AUMENTE ESE ELITISMO ACABARÁ POR PERJUDICAR LA "CULTURA CERVECERA", QUE TAMBIEN SE PUEDE IDENTIFICAR COMO TOMAR UNA BUENA CERVEZA A UN PRECIO ASEQUIBLE, SIN MAS.
    INCLUIRÉ TUS SENSACIONES EN EL RESUMEN DE LA RONDA.
    ¡UN SALUDO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La empresas sí que promueven el postureo. Cosas como "cerveza gourmet/de autor" no son más que postureo, y lo mismo podría decirse, hasta cierto punto de "cerveza artesanal". Casos más particulares: BrewDog (Beer for Punks), que plagia gran parte del discurso de Stone, que sí tiene mucho de postureo.

      No creo que el postureo pueda perjudicar a la cultura cervecera. Como mucho, perjudicará a las empresas que lo tienen como recurso principal, pero para la enorme mayoría de la gente, la cerveza solo es cerveza y lo que toman todos los días les parece bueno y a buen precio.

      Eliminar