Ir al contenido principal

Balance 2014


Ha pasado casi un mes desde que publiqué algo acá. He estado muy ocupado y con los sesos demasiado rehogados como para escribir algo, y ni hablar de algo que valga la pena leer. Tampoco es que lo que sigue podrá considerarse como una de mis mejores entradas, pero tengo ganas de volver a escribir y no hay mejor manera de hacerlo que aprovechando la fecha y mirar al año que ha pasado.

2014 fue, en todo aspecto, mucho, mucho mejor que 2013. Podría decirse que fue un año bastante bueno, y espero que 2015 sea al menos igual de bueno.

Publicar The Unbearable Nonsense of Craft Beer fue divertido. Más allá de alguna que otra insuficiencia, fue por lo general bien recibido y escribir junto con Alan fue una experiencia fantástica. Teníamos algunos planes más para el libro, pero mi carga laboral hizo imposible que les prestase la atención necesaria, y esto incluye la por el momento abortada versión en español.

Pero hablemos de birra.

Las cervezas checas más notables de 2014

De barril: Podría elegir a Únětická 10°, no solo porque es una gran cerveza, sino que tomarla en el bar de mi pueblo luego de arduo día de trabajo es maravilloso. Y sin embargo, si el volumen consumido fuese un parámetro, ganaría Pilsner Urquell. Es la cerveza que creo haber tomado más, no tanto para la cerveza en sí, sino por el lugar donde la tomo más a menudo. Varias fueron las ocasiones en las que fui ahí con la idea de tomar una o dos antes del mediodía y me terminé tomando seis porque la estaba pasando demasiado bien como para irme. A pesar de ello, el ganador es una cerveza que el año pasado tomé solamente una vez, Purkmistr 12%, y les cuento por qué.

Ese día, estaba en Pilsen por trabajo, Pivovar Purkmistr era la última parada de un recorrido que incluyó un viaje a Dobřany. Estaba cansado de varias maneras, esa Světlý Ležák era la séptima u octava cerveza que tomaba ese día, pero cuando di el primer trago, todos mis sentidos volvieron a la vida. Tan buena estaba, y también lo estuvo la segunda.

En botella: Gypsy Porter sigue siendo grandiosa. Cómo me gustaría que Kocour la elaborase durante todo el año. También me encantaron Kynšperský Videňský Ležák, y su Polotmavé las pocas veces que las pude tomar. El ganador, sin embargo, es Rampušák, no solo es una Světlý Ležák hermosa, sino que a 69 CZK la botella PET de litro y medio, la relación precio calidad es extraordinaria (y si tenés problema con las botellas PET, puede que seas un esnob).

Las cervezas extranjeras más notables de 2014

En botella: Me causó muy buena impresión Ora Nona de Bresañ (gracias Fernando). Bastante mejorada en comparación con la del año anterior, en especial luego de haber pasado dos meses en mi “bodega”. Schlenkerla Urbock sigue siendo una de mis favoritas en el mundo, pero pierde ante la disponibilidad permanente de Märzen, la ganadora de esta categoría, junto con Schneider TAP-5. En serio, ¿para qué pagar un ojo de la cara por un experimento de Mikkeller o sus imitadores, o por un engañapichangas de BrewDog cuando puede comprar alguna de esas dos por 55 CZK la botella de medio litro?

De barril: Va a tener que ser algo de lo que tomé en Baviera. ¿Helles Naturtrüb at Au, Augustiner Helles o Andechs Helles en Munich? ¿TAP-5 por arrancar lo que sería un día brillante? Todas, sí.

El bar más notable de 2014

La verdad que, en lo que a mí respecta, Zlý Časy sigue siendo inigualable, seguido de Kulový Blesk. Hanz y Líbor estan haciendo las cosas muy bien, y quieren hacerlas todavía mejor. Se merecen todos los elogios que reciben y todavía más.

Me gustó mucho también Dno Pytle, a pesar de que no estaba en mi mejor forma cuando lo visité, y me enamoré de Hostinec U Tunelů, Karlín (la reseña será publicada pronto). Klášterní Pivnice Šumaván, alias Prašivka de veras merece ser mencionado. La pasé bárbaro en marzo con mi amigo Matthew, y encontarse con Matuška en buenas condiciones a 45CZK el medio es más que notable.

El bar más notable de 2014

Pivovar Clock, porque muestra que micro-cervecería nueva todavía puede ser igual a micro-cervecería buena. Kounický Pivovar, no solamente porque sus cervezas son excelentes (recibí el 2015 con su maravillosa English Porter), por también por su dueño, un tío de 83 años lleno de vitalidad, una lección de vida. De más está decir, Únětický Pivovar sigue siendo mi favorito, seguido de Břevnovský Pivovar.

La más notable experiencia cervecera

Ese día en Munich fue simplemente increíble. Las cervezas fueron en su mayoría excelentes, y la compañía fue todavía mejor. ¿Qué más puede pedir un choborra? También lo fue el día en Kostelec-Kounice. Pero creo que la experiencia más notable fue aquel vienres por su extraordinaria simpleza.

Las decepciones más notables de 2014

Tres: La primera partida de Vinohradský Pivovar. Algo soso o regular se le podría haber perdonado, algo fallado, no. Pero eso no es ni de cerca tan malo como que te sirvan no una, sino dos cervezas podridas en Pivovar Marina Holešovice, y lo sabían muy bien, las estaban sirviendo a temperaturas casi mediterráneas. Primátor IPA; a diferencia de Bernard con su para nada estelar Bohemian Ale (al menos la primera, la rubia, la oscura salió mucho mejor), ellos tenían la experiencia, estaba esperando algo mucho mejor desde Náchod. (aunque debo admitir que no estaba nada mal como compañía de unos ñoquis de tvároh caseros servidos con queso bryndza y cebolla frita en tocino).

Pero suficiente con el pasado.

Tengo planes para el 2015. El primero de ellos, por supuesto, es publicar la segunda edición de “Pragua: Guía Cervecera para Borrachines”. Mi objetivo, arbil, sin embargo, no se ve muy probable. No he tenido oportunidad de trabajar mucho y podría decirse que estoy retrasado con la investigación, pero será publicado, lo prometo. Hay otro proyecto en el que estoy trabajando, el cual voy a anunciar pronto. No tengo idea de cómo será recibido. Ya veremos.

Pero bueno, esto es todo por ahora. Prometo publicar algo más interesante para la próxima.

Na Zdraví! y ¡Feliz año nuevo para todos!

Comentarios

  1. Max otra idea para tu libro. Conoces el restaurante Krokodyl? Está un poco lejos de todo pero tienen Kout 10, 12 y 14 y la comida pinta bien.
    Saludos,
    Torpedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo conozco, y sí, está bien lejos, pero con esa oferta cervera vale la pena darse una vuelta! Gracias por el dato!!!

      Eliminar

Publicar un comentario