Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2015

2015 - El Año Menos Productivo

Este ha sido el año menos productivo del blog, por lejos. No lo estoy lamentando, ni mucho menos pidiendo disculpas al respecto. Tuve mucho laburo—por suerte, incluso si hubo momentos que se fueron un poco al carajo—y el libro, que no fue tarea fácil, pero que valió mucho la pena—estoy orgulloso de él y se está vendiendo bastante bien.

El otro, quizás más importante, motivo por el cual he estado escribiendo tan poco es que tengo la sensación de que no me queda nada más para decir sobre la cerveza. Ya perdí la cuenta de cuantas entradas empecé a redactar, solo para abortarlas un par de oraciones más tarde porque vi que me estaba repitiendo—“¿otra vez esto? Qué mierda, voy a ver boludeces en Reddit”. De hecho, me parece que todo el discurso cervecero se está repitiendo a sí mismo (y puede que lo haya estado haciendo por un buen rato ya. Me cuesta entender, por ejemplo, cómo es que sigue habiendo tanta gente que se molesta cada vez que una empresa cervecera independiente es adquirida po…

Matando el tiempo

Ayer a la tarde me quedé con un par de horas para matar entre una cata que moderé en Vinohradský Pivovar para Prague Beer Garden y la inauguración de Bad Flash Bar, el nuevo boliche de Zlý Hanz and Kulový Líbor, lo cual me dio una muy buena excusa para darme una vuelta por un bar que había abierto recientemente, 20 Píp Craft Pub.

Es el tipo de local al que hace unos años habría corrido a visitar tan pronto como fuese posible, luego de haberme enterado de su existencia. Hoy, sin embargo, lugares como este (con más o menos grifos) se han vuelto algo muy común, pero igual tenía curiosidad de ver si 20 Píp ofrecía algo nuevo.

Lamentablemente, no puedo dar mi opinión al respecto. Fui al boliche, sí, y tiene linda pinta; agradable y lo suficientemente chico como para que me ponga a dudar de la decisión de tener tantos grifos.

No había mucha gente cuando llegué un poco después de las 5—solo una pareja mayor tomando café y un par de pibes charlando en el bar con el grifero. Tomé una mesa c…

Cuatro birras mirando la tele en Kladno

Televisores en pubs. No son el santo de mi devoción. Los puedo tolerar cuando están sin sonido (uno puede ignorar las imágenes mejor que los sonidos, y la mayoría de los sonidos que salen de la tele es el equivalente acústico del efecto que una intoxicación alimentaria tiene en tus tripas) pero no demasiado. Y sin embargo, a veces que una tele encendida, incluso con sonido, puede ser una fuerza al servicio del bien.

El último local que visité para la segunda edición de Praga: Guía Cervecera Para Borrachines fue Starokladenský Pivovar. Era una tarde fría y lluviosa a principios de octubre; era mi primera visita en al menos cuatro años y hacía mucho que no veía las cervezas de esta micro en Praga, al menos no en los boliches que frecuento o en los que estuve durante el trabajo de campo para el libro. Tenía mucha curiosidad.

El lugar no había cambiado mucho, al menos no de una manera visible. Había pocos parroquianos a esa hora del día, y la mayoría estaba tomando Gambrinus, creo. Yo me…

La Ronda: Postureo en la Cerveza

Cerveriana invita la Ronda de este mes y quiere saber nuestra opinión sobre el postureo en la cerveza. Para ello hace una serie de preguntas que no leí porque no me gusta que me griten, continuaré, entonces, con lo que se me ocurra.

Voy a definir al “postureo” como el uso o la compra de un producto o marca no solo por su calidad intrínseca, sino también como un accesorio de un estilo de vida o para indicar la pertenencia del usuario a una tribu o estado social (real o no), etc.

Es algo que las empresas promueven con gusto para explotar esa necesidad y deseo que muchos tienen de ser parte de algo, o al menos ser vistos como tal. Es un recurso que puede ser muy efectivo a la hora de generar lealtad en el consumidor y es natural entonces que los empresarios del sector cervecero—tanto productores como vendedores y aledaños—también lo promuevan.

La resistencia y antipatía que a veces genera el postureo en la cerveza se debe, por un lado, a la imagen de la cerveza como bebida vulgar, barat…

¡REGOCIJAOS! ¡REGOCIJAOS! ¡Que el día ha llegado!

¡SÍÍÍÍ, LA PUTA MADRE!

La segunda edición de Praga: Guía Cervecera Para Borrachines ya está en las calles virtuales y la pueden pueden pedir su copia impresa o el e-book acá, en Lulu.com.

Me tomó más tiempo y fue mas laburo de lo que había esperado, pero valió la pena; estoy contento con el resultad. Creo que esta edición es mejor que la anterior—aunque ustedes sabrán juzgarlo. Es más grande, de eso no hay duda. Tiene 17 recorridos cerveceros y una sección separada que cubren más de 130 pubs, cafés, restaurantes y brewpubs de todo tipo, tamaño y color.
Los mapas hechos a mano no faltan, por supuesto. Pero esta vez los quise hacer más funcionales y están disponibles on-line. No son tan lindos como los míos, pero si tienen una cuenta en Google, los pueden consultar y hacer otras cosas con ellos acá. Si no tienen cuenta en Google, igual los pueden ver e imprimir.

Esta no es una guía exhaustiva, y mucho menos del tipo “Lo Mejor de...”. Es totalmente subjetiva y los motivos por los cual…

La Ronda: Macros y Micros

Tenía pensado dejar pasar La Ronda de este mes, convocada por Humulus Lupulus, tengo bastante trabajo terminando el libro y la verdad que el tema... bueno. Pero en un recreo escribí lo siguiente, así que acá tienen:

Olvidémonos por un momento de los detalles: tamaño, escalas de producción, estrategias y políticas comerciales, constitución societaria, etc., y enfoquémonos en lo básico: ¿Qué es una macro-cervecería? Una empresa cuyo negocio es la venta de las cervezas que fabrica. ¿Qué es una micro-cervecería? Una empresa cuyo negocio es la venta de las cervezas que fabrica. Ergo, son parte de la misma industria. ¿Qué es lo que una macro-cervecería quiere? Mi dinero. ¿Qué es lo que una micro-cervecería quiere? Mi dinero, por supuesto. Ergo, son competidores; no importan los detalles ni los discursos mercadotécnicos, el hecho innegable y objetivo es que cada mango que gasto en una es un mango que no voy a poder gastar en la otra.

Ya está, se acabó, ¿por qué seguir?

Todo lo que pudo ser d…

Importante Novedad

Tengo el agrado de anunciar que he completado la parte más grande, difícil pero más entretenida del proyecto “Praga: Guía Cervecera Para Borrachines – 2da edición”: escribir el libro. Tiene 16 recorridos y un par de secciones, y en total cubre más de 130 bares, cafés y restaurantes de toda la ciudad y sus alrededores.

Es cierto que lo terminé con algunos días de retraso (en parte porque decidí que el último capítulo sería un épico recorrido de 11 bares escrito en estilo de relato corto) y quedan todavía algunas líneas por componer. Pero ya puedo empezar con la parte más tediosa de editar y poner todo junto, incluyendo fotos, para que hacer de unos cuantos archivos de texto un libro.

No sé qué tanto me va a tomar para terminar eso. Dependerá del trabajo, ya saben, del que paga las cuentas (y la cerveza), y que siempre tiene la más alta prioridad (e menos que alguien comprar algunas centenas de copias por adelantado para que pueda dedicarme full-time a la tarea).

Eso es todo. Sigan t…

Una Diatriba Medida

Cervezas servidas en porciones de 0,4 l no son nada nuevo. Flekovský, Sv. Norbert, Staropramen Granát, Velvet y Kelt (cuando todavía existía), y Ferdinand Sedm Kulí siempre han estado disponibles en ese tamaño, únicamente. Pero parece que últimamente esta plaga se ha multiplicado. Ninguno de los tres brewpubs más nuevos de la Ciudad Vieja, U Tří růží, Národní and U Dobřenských, sirven sus cervezas en porciones completas, para adultos, de medio litro. También hay bares como Pivo a Párek y Pivní Rozmanitost que ahora venden algunas cervezas en 0.4l, y hasta empresas más grandes como Plzeňský Prazdroj y Pivovary Lobkowicz han empezado con esto.

Esto no me gusta, para nada.

Cuando pienso en točené (o, para hablar como se debe, čepované) pivo, me imagino un vaso o jarro de medio litro (o uno de 0,3 l, en esas raras ocasiones que quiero malé pivo), así que una porción de 0,4 l me causa la sensación de que me están pijoteando.

Sé que es solamente una sensación (aunque si en Vojanův dvůr pod…

Vladimír Černohorský, un Obituario

Nunca me voy a olvidar de cómo conocí a Vladimír Černohorský. Pavel Borowiec, the Editor en Jefe de Pivo, Bier & Ale me había pedido que me encuentre con él en Pivovar U Valšů.

El brewpub había cambiado de dueños y habían contratado a Černohorský para que les ponga las cosas cerveceramente en orden.

Llegué más o menos a la hora acorada, y fui para abajo. Allí me recibieron dos tíos sentados a la mesa al lado del equipo de cocción. El más viejo me preguntó, a lo guapo, qué es lo que yo estaba haciendo ahí. Cuando le contesté, se paró, sacó una navaja del bolsillo y dijo algo amenazador.

No me asustó, me pareció divertido, y el viejo este contestó con una enorme y franca sonrisa. Me invitó a tomar asiento y me dio una birra mientras esperaba a mi colega, que ya estaba en camino.

Nos volvimos a encontrar unos días más tarde en un viaje al Annafest. Allí me enteré quién era Vladimír Černohorský, uno de los Maestros Cerveceros más respetados y admirados de la República Checa, y que h…

Larga caminata cervecera

Mis niñas están de vacaciones en Grecia. Se fueron el lunes de la semana pasada y he estado solo desde entonces; yo no pude ir con ellas por problemas de pasaporte.

Estuve trabajando la mayor parte del tiempo hasta el jueves (trabajo de campo para el libro y escribiendo dos capítulos, y algunas traducciones) y me tomé el viernes libre. Quería hacer algo que hacía rato tenía ganas, una caminata desde Únětice a Stromovka, parando en cada lugar que venda cerveza en el camino.

Aquí les dejo el diario del día, con un montón de fotos.


Tomo el bondi de las 10:18 a Černý Vůl. El trayecto empieza ahí, caminando hasta Únětice, la mayor parte del tiempo, en el bosque. Todavía no son las 11 cuando llego a la cervecería y el restaurante está cerrado. Doy una vuelta para sacar un par de fotos. El edificio con la fachada renovada se ve espectacular.
Rompo el ayuno con una 10º de la casa. Le sigue una 12º y el almuerzo, carne de cerdo en una salsa crema de hongos, con knedlíky. Carbohidratos y proteínas…