13/11/14

Voy a ser justo con B:CRYO


El comentario que hice esta mañana en mi página de FB sobre B:CRYO, el nuevo producto de Budějovický Budvar me salió un tanto negativo, y quizás no del todo justo.

B:CRYO es, básicamente, una Eisbock. De acuerdo al video que pueden ver en la página enlazada arriba, fue creada de un accidente (¿dónde oí eso ya?) que resultó en la crioconcentración (me gusta más que “destilación en frío”, es mucho más correcto) de las cervezas regulares de Budvar a 21% de alc./vol (lo cual, desde el punto de vista legal, la pone en la misma categoría que el Whisky)

Este producto, que estuvo en desarrollo por dos años, tendrá una disponibilidad muy limitada—en apenas unos pocos bares selectos—y se sirve de una manera un tanto rara (van a tener que ver el video para entenderlo, y sí, esa botella es de plástico).

Como consumidor, no es algo que me pueda interesar. En primer logar, por el precio—Pivní.info habla de 300-400CZK por 0,3l, que es mucho más de lo que estoy dispuesto pagar hoy día por un vaso de escabio, más allá del octanaje. En segundo lugar, porque no quiero verme obligado a ir a un bar específico por producto de este tipo. Y en tercer lugar, porque el modo de servicio de demasiado circo para mi gusto (me pregunto cuánto del precio se van en el “ritual”), y no me gusta atraer ese tipo de atención en un bar.

Sin embargo, como un observador entusiasta del mercado cervecero local, B:CRYO es bastante interesante. Es la primera cerveza de su tipo en el país, y no es el producto de una de las micro-cervecerías progresivas que han aparecido en los últimos años, sino que viene de una de las cervecerías más grandes, y quizás más conservadoras, del país, que, dicho sea de paso, es una empresa estatal.

Si esta Eisbock termina siendo algo bueno o no, es algo que deberán decir otros. Yo no la puedo evaluar ni de una ni de otra manera hasta que no la haya tomado, lo cual no es probable. Pero si alguno de ustedes se la encuentra, y tienen 400CZK de más en el bolsillo, díganme que les pareció.

Na Zdraví!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario