Ir al contenido principal

3 fines de semana, 3 festivales en Praga


Justo cuando el Czech Beer Festival está llegando a su fin, tres otros festivales cerveceros tendrán lugar en Praga en tres fines de semana sucesivos.

El primero empieza este viernes Pivo na Naplavce, y pinta bastante bien – un lindo lugar en el paseo en la margen derecha del Moldava, y una lista de cervecerías bastante interesante – hasta que uno nota el precio de admisión oculto.

Los organizadores dicen que la entrada es gratis, pero solo en tanto no quieras tomar nada. Las cervezas no serán servidas en vaso de plástico, ni tampoco en un vaso que puedas traer de tu casa, sino únicamente en los jarros de 0.3l del festival. Si querés el vaso con logo, vas a tener que pagar el módico precio de 200CZK, de otro modo, podés comprar otro marketineramente discapacitado por 60CZK, más otras 20CZK si querés el catálogo del festival y otros cachivaches.

Si bien yo no tengo problema en tomar de vaso de plástico (de hecho, por cuestiones de conveniencia, hasta lo prefiero en algunas ocasiones), entiendo y acepto la política de no-plástico, y no solo por los motivos expresados por los organizadores, pero ¿por qué no puedo traer mi propio vaso de 0.3l? ¿Por qué debería comprar algo que no necesito ni quiero? Cualesquieran sean las respuestas a esas preguntas, no me importan, voy a ir a una hospoda en donde no me van a cobrar ningún recargo por el privilegio de tomar cerveza.

Una semana más tarde es Žižkovské pivobraní, en el parque Parukařka. Como el anterior, este festival tiene un muy lindo lugar y la entrada, incluso si se te ocurre tomar una cerveza, es verdaderamente libre. De lo que no se puede estar muy seguro es la lista de cervecerías. Los carteles del festival pegados por toda la ciudad prometen 35, pero la página web menciona solamente 3. No, no he olvidado lo que dije el otro día sobre las ventajas del minimalismo en festivales, pero ninguna de las marcas mencionadas me resultan interesantes y saber si habrá algo que podría realmente tener ganas de tomar no haría daño; pero esto más que nada un problema de marketing. De todos modos, no voy a poder ir.

El tercero en esta serie de eventos cerveceros es Pivo na Hrad. Como en las dos ediciones anteriores, tiene lugar en los Jardines Reales del Castillo de Praga, al lado del Palacion de Verano, un lugar espectacular.

Pivo na Hrad es una suerte de rareza en este país. Pagás una entrada de 350CZK que incluye un vaso de degustación, que podés usar para probar, libre de cualquier otro cargo adicional, cualquiera de las cervezas que ofrecerán 70 microcervecerías de todo el país (de acuerdo a la información en la página de FB. Los organizadores también han prometido la presencia de representantes de todas las cervecerías.

Espero poder ir este año – todavía no estoy seguro. Sí, quiero ir a este festival a pesar del precio de la entrada y de que solamente habrá medidas de cata; es un oportunidad para volver a ver gente que hace rato no veo, y hablar con otros que me gustaría conocer personalmente.

Así que, ahí tienen. Ni se les ocurra decir “¡Mami! ¡Estoy aburrido!

Na Zdraví!

Pivo na Naplavce
30-31/5/2014 en Náplavka

Žižkovské pivobraní
6-7/6/2014 en Parukařka

Pivo na Hrad
13-14/6/2014 en los Jardines Reales del Castillo de Praga

Comentarios

  1. en los Jardines Reales del Castillo de Praga, pagas la entrada y puedes beber todo lo que puedas sin pagar nada más? Regalan la cerveza?
    Conozco un festival parecido en Belgica y otro en USA con el mismo concepto.
    En Catalunya todos los festivales financian los costes fijos con venta de los vasos del evento.
    Alex

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto. A menos que quieras comer o tomar otra cosa (agua mineral, café, etc.) no vas a tener que pagar más nada. Cabe aclarar que las medidas son solamente de degustación (15-20cl), pero hay límite. A este festival lo organiza la asociación de microcervecerías checas, y tiene un carácter más bien promocional para los miembros. El precio de la entrada sirve más que nada para cubrir los costos de alquiler del espacio, de organización, de los equipos y otras cosas por el estilo. Las cervezas, si no me equivoco, son donadas por los elaboradores.

      Eliminar
  2. Pues que suerte, a mí me pilla un poco lejos para disfrutarlos, que si no...
    Menos mal que por lo menos en Madrid tenemos ahora la feria de la cervecería L'Europe
    Lo de que no dejen traer tu propio vaso en el festival supongo que es, entre otras cosas, porque puede ser un poco caótico controlar que todos los vasos que lleva la gente sean de verdad de 0,3cl, seguro que hay más de un listillo que intenta llevar uno más grande... en cualquier caso, que yo recuerde nunca he visto un festival que permita llevar vaso propio (tampoco he ido a tantos, por otro lado)
    Saludos y dísfrutalos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá es muy común. En la mayoría de los festivales, te sirven por defecto en vaso de plástico y no es raro ver gente con sus propios vasos de 0,5 o 0,3l (o con vasos comprados in situ) y jamás he visto a nadie tener un problema con ello. Es una linda costumbre, la verdad, algo que hice un par de veces hasta que me cansé de romper/perder los vasos. Hoy por lo general tomo en plástico, menos problema.

      Eliminar

Publicar un comentario