Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2014

Motivo por el que me gusta ir a tomar solo a un pub #815.428

Ayer pasé todo el día en Pilsen, por trabajo. Y una de las asignaturas que tuve fue ir a comer y beber a Na Spilce, el restaurante en la fábrica de Pilsner Urquell (lo mío es un sacerdocio, ya sé). El lugar estaba lleno, o mejor dicho, las mesas que no tenían reserva*, estaban todas tomadas, así que tuve que esperar un rato.

Eventualmente, una se liberó y justo después de que me hayan dado la carta, un tipo vino y preguntó si se podía sentar. Empezamos la habitual conversación casual (me encanta el término inglés “small talk”) y al tipo este no le tomo más que un par de palabras darse cuenta que soy extranjero, a lo cual le sigue la casi obligatoria pregunta “odkud jsi/jste” (¿de dónde sos/es?).

Ya he perdido la cuenta de las veces que mi nacionalidad ha servido para romper el hielo, y esta no fue una excepción. Nos pusimos a hablar de lo que me había traído a la República Checa (la birra y las minas, por supuesto), qué es lo que estaba haciendo en ese restaurante, nuestros trabajos…

3 fines de semana, 3 festivales en Praga

Justo cuando el Czech Beer Festival está llegando a su fin, tres otros festivales cerveceros tendrán lugar en Praga en tres fines de semana sucesivos.

El primero empieza este viernes Pivo na Naplavce, y pinta bastante bien – un lindo lugar en el paseo en la margen derecha del Moldava, y una lista de cervecerías bastante interesante – hasta que uno nota el precio de admisión oculto.

Los organizadores dicen que la entrada es gratis, pero solo en tanto no quieras tomar nada. Las cervezas no serán servidas en vaso de plástico, ni tampoco en un vaso que puedas traer de tu casa, sino únicamente en los jarros de 0.3l del festival. Si querés el vaso con logo, vas a tener que pagar el módico precio de 200CZK, de otro modo, podés comprar otro marketineramente discapacitado por 60CZK, más otras 20CZK si querés el catálogo del festival y otros cachivaches.

Si bien yo no tengo problema en tomar de vaso de plástico (de hecho, por cuestiones de conveniencia, hasta lo prefiero en algunas ocasione…

Comentario con resaca

Como alguien convencido de que es tomando, y no catando, ni degustando, la manera en la que realmente se puede apreciar una cerveza, ya no me entusiasma para nada ver cuando los organizadores de festivales anuncian cientos de marcas diferentes en sus eventos. Es más, me parece hasta un poco redundante. No es crítica, es una apreciación enteramente personal.

¿Cuántas cervezas puedo tomar en un día sin terminar absolutamente arruinado (y inútil al día siguiente)? ¿10, 15, 20, si estiro mis límites, le doy su tiempo a cada cerveza, y tomo con cuidado (aunque no con moderación? Cualquier cifra mucho más alta que eso va a ser en cierto punto, y en lo que a mí respecta, un poco pérdida de tiempo, y hasta quizás también una molestia. ¿Cuáles cervezas debería tomar? ¿Debería apostar a las cervezas nuevas, o ir a lo seguro y quedarme con las que ya conozco? ¿Cuáles son las cervezas con las que tendría que empezar, y cuales debería dejar para el fina, cuando mis sentidos estarán ya cansado, y…

Comentando las noticias

No tengo nada mejor para escribir hoy (bueno, sí tengo, pero no me pinta el orto), así que van a tener que bancarse comentarios sobre algunas noticias.

Han pasado ya dos meses desde que Carslbergadquirió una participación mayoritaria en Pivovar Žatec y la verdad, creo que en el largo plazo puede resultar en algo positivo.

Pivovar Žatec es para mí una de las cervecerías checas más decepcionantes. Tiene todo para ser grandes: relativamente chica, (hasta ahora) independiente, tradicional y ubicada en el corazón mismo de una de regiones de cultivo de lúpulo más conocidas y reconocidas del mundo; y a pesar de ello, sus cervezas, si bien no son malas, parecen productos de una multinacional. El motivo podría ser que la cervecería era propiedad de una empresa registrada en Chipre y, por lo que he oído, a los dueños la cerveza mucho no les importa. Quién sabe, quizás alguien en Dinamarca encontrará alguna manera de capitalizar el potencial de la marca. Sea lo que sea, esperemos que los danes…