Ir al contenido principal

Blues de Lunes por la Tarde


Es lunes cerca del mediodía. Recibo un mensaje de mi alumno diciéndome que la clase de hoy se cancela. Muy buena noticia, la clase ya fue pagada y tengo algo de tiempo libre en mis manos. Excelente oportunidad para ir a Kavárna Liberál.

Me encontré con este lugar hace unas semanas mientras caminaba por las calles entre Veletržní Palác y Strossmajerovo Nám. Está en una esquina, en frente de una placita, y desde afuera me pareció muy lindo. Sentí la tentación de entrar ese día, pero la resistí; algo me dijo que no es el tipo de lugar a donde podés entrar a tomar una birra rápida y seguir to camino.

Así que, aquí estoy, por fin. Muy lindo lugar. Paredes blancas apenas decoradas, una parte del salón tiene piso de parquet muy gastado y la otra tiene pequeñas baldosas, también muy gastadas. Los muebles son los estándar de cafetín, en madera oscura, y parece que las mesas y las sillas podrían contar más de una historia. Los marcos de las ventanas y de la puerta también son de madera oscura, al igual que el bar, un poco elevado, al final del salón. Acogedor.

Tomo una mesa cerca del bar y pido una desítka de Únětice – a veces tengo la impresión que Únětické Pivovar ha acaparado el mercado de los híbridos café-pub de Praga – y trato de relajarme para absorber mejor la atmósfera. La cerveza está una suficientemente buena forma y la primera jarra cae muy rápido, tal como las primeras jarras tienden a hacer. Es recién cuando me traen la segunda birra que me doy cuenta de que hay algo que no está del todo bien. No me siente como esperé que me sentiría. A lo mejor es la banda de sonido, una compilación de los Beatles. Todo bien con los Fab Four – aunque yo soy más del tipo Rolling Stones – pero sus canciones son un poco demasiado alegres para el lugar, y para el día, que amaneció soleado y brillante para luego transformarse en un gris introspectivo durante la mañana. Blues, o Nick Cave, serían más adecuados, me digo.

Estoy a la mitad de la segunda cerveza, ya casi que he decidido que no habrá una tercera, cuando aparece la magia. Yellow Submarine y Ob-La-Di, Ob-La-Da empieza, justo cuando la camarera arranca desde el bar hacia una mesa con una pareja joven, y los tacos de madera de sus botas golpean el parquet en perfecta sincronía con el ritmo de la canción. Es hiponótico.

Todas las otras piezas caen en su lugar con la siguiente canción, While My Guitar Gently Weeps. Miro hacia afuera y el mundo parece moverse un toque más despacio, apenas un poco; los únicos que van apurados son los que cruzan la placita para ir al café, como si estuviesen escapando de algo.

La cerveza se ha vuelto un poco más rica, y pido una tercera. Cuando llega empiezo a desear que el invierno nunca termine, estar sentado en este café en este rincón del mundo en una tarde invierno gris es simplemente perfecto. Mientras tomo despacio me pregunto si no es justamente el invierno lo que todos deseamos. El invierno está al mismo tiempo lleno de los recuerdos – los buenos y los malos – del año que se fue y las promesas – y la angustia – de lo que vendrá. Es un poco como el primer vaso de esa nueva cerveza de la que tanto has oído hablar que en cierto modo esperás sea lo suficientemente familiar como para no exigir demasiado de tu atención mientras estás sentado en un bar o café tranquilo, escuchando música y mirando cómo el mundo afuera se mueve despacio, deseando que el momento nunca termine, sabiendo que la siguiente jarra va a estar todavía más rica.

Ahora tengo mi cuarta jarra y la banda de sonido ha cambiado, baladas pop de los 80. La magia se desvanece. Es hora de irse, creo.

Una vez afuera, me doy vuelta par darle una última mirada a Kavárna Liberál. Sip, Tenía razón cuando lo vi por primera vez. Tiene algo que te va a hacer quedar por una birra más, y volver, o al menos con la música correcta.
Na Zdraví!

Kavárna Liberál
50°6'2.401"N, 14°26'11.450"E
Heřmanova 6 – Prague 7
+420 732 222 880
Lun-Sáb: 9-24, Dom: 14-24

Comentarios

  1. Sí, los Beatles están bien, pero donde estén los Stones...

    ResponderEliminar
  2. Por favor, los beatles se comen a los stones con patatas.
    Torpedo

    ResponderEliminar
  3. Max, ya que estamos por el barrio ¿U Houbare ha cerrado? es que su web no funciona y no aparece en google maps. Y lo mismo me pasa con Merenda.
    Torpedo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. U Houbaře sigue abierto, o al menos lo estaba la última vez que estuve por el barrio. Merenda, lamentablemente, ya cerró.

      Eliminar
  4. Hola

    Exelente nota

    aqui en el hemisferio norte el invierno es muy copado porque empieza en diciembre y el anio nuevo y es como que es mejor que en el sur donde te cae a mitad de anio mas para el final y estas cansado ; ami no me gustava en argentina y aqui en europa me encanta sera por eso?
    O porque aqui hay tradicion invierno , esperar las birras de noel o esas belgas fuertes en alcool , que se yo , me gusta el invierno y fin anio asi y la nieve asi , con el arbolito careta de fin anio , que se yo

    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  5. otro deja vu post ....
    senor barbudo, se acerca el dia donde te llame a ver cuando podemos ir a tomar una juntos ..... estuve en zly casy z me decepcione...ahora antes de irme a dormir paso por u dve vodu y me tomo un par ...sigo fana de primator kvasnicove ... si tenes alguna invitacion o tenes pensado ir a un festival, o alguna cerveza pendiente de beber avisame, ya feliy de estar de vuekta en cz... saludos ... xavi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noticias.... mandame un mail y arreglamos. Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario