Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2013

¿La muerte de la hospoda o el principio de una era dorada?

Iba a escribir algo sobre la relación entre las cervezas alternativas y el capitalismo, pero las cavilaciones de Alan sobre los descuentos en los precios de Craft Beers que la cadena Wal-Mart aparentemente ofreceráen me pusieron a pensar sobre una noticia que apareció en varios medios la semana pasada, los checos están tomando más cerveza en casa que en bares.

Contrario a lo que el artículo enlazado de iDnes dice, esto no es ninguna novedad, sino una tendencia que empezó en 2010, cuando por primera vez en la historia se vendió más cerveza en botella que de barril (ese año, la producción de cerveza en la República Checa había bajado en un 7,9%).

Si bien sigo creyendo que el impacto de los cambios demográficos, gente y empresas se han mudado hacia las periferias de los centros urbanos, lo cual resultó en que muchos se vean forzados a ir a trabajar en auto, ha sido más significativo de lo que muchos creen, sería ingenuo negar que la crisis, en este país más que nada la percepción de ta…

Observaciones de viernes

Me gusta que haya crítica. La veo que algo positivo y necesario en el discurso cervecero, y hasta diría fundamental para que los consumidores recibamos el respeto que nos merecemos. Sin embargo, para poder cumplir esa función, la crítica, aun más que el elogio, debe estar bien fundamentada e informada y, por sobre todo, ser justa y clara. Es por ello que me parece que el otro día, el Jardín del Lúpulo la pifió bastante en su crítica a una feria a la que había asistido.

Por un lado, mencionó ciertas insuficiencias, algunas de las cuales, según otros comentarios, resultaron no ser tales, y por otro, cometió el para mí grave error de poner a todos en la misma bolsa al decir que se había encontrado con:
barriles en mal estado que no se cambiaban cuando se avisaba, cervezas vendidas a falta de un mes de maduración, cervezas que no habían alcanzado las expectativas del propio fabricante, cervezas contaminadas, cervezas “experimentales”... Más abajo, el autor aclara que también se había enc…

Un par de comentarios culturales

Stan Hieronymus, en su contribución en la última edición de Session, se puso a pensar sobre el significado de cultura cervecera. La existencia de la cultura cervecera también me había dado vueltas por la cabeza cuando critiqué las catas y degustaciones.

Iba a escribir una diatriba más larga al respecto, pero me di cuenta que me repetiría, ya había hablado del tema antes, de hecho, en más de una ocasión, pero todavía hay un par de cosas que creo vale la pena mencionar.

“Beber socialmente” mientras se está sentado solo frente a una computadora, smartphone o tableta, siguiendo toda la rutina internética de foto-red social-puntuación/reseña, es a la cultura cervecera lo que el cíbersexo es a garchar. Seguro que puede ser divertido, pero igual terminás solo, lavándote en el baño sin nadie que te haga unos mimos.

(como comentario al margen: seguir esa rutina mientras se está con gente, o tomar notas de cata en un festival o pub, es todavía peor. Eso es como estar mirando porno en internet…

Un día con Heineken/Starobrno

Tengo que confesar que, cuando me llamaron la primera vez, no estaba del todo seguro se debía aceptar la invitación de Heineken a su viaje de prensa a Brno el miércoles pasado, en parte porque tenía miedo de que me iba a tener que bancar más sanata marketinera y de RR.PP. que cualquier ser humano debería tener que bancarse. Pero después me dije “qué mierda”, no hicieron nada de eso en ninguno de los eventos de RR.PP. a los que había asistido, y no pensé que sería diferente esta vuelta. (además, y para ser sincero, me imaginé que disfrutar un poco de generosidad corporativa no estaría nada mal). Me alegro de haber aceptado la invitación, no solo porque la sanata marketinera se mantuvo a niveles aceptables y razonables, sino también, y principalmente, porque pasé un día genial, además de bastante educativo.

Como la agenda estaba muy llena, tuvimos que salir espantosamente temprano. Viajé con otros tres periodistas y dos personas de la agencia que maneja las RR.PP de Heineken, quienes …

¿Están por el barrio el fin de semana que viene?

Entonces, ya tienen un plan.

El sábado 14/9 tiene lugar la décima edición de Černokosteleckého Vykulení en Černokostelecký Pivovar, que es muy similar a otro gran evento cervecero, Vysmolení.
Como pueden ver en el afiche de arriba, la oferta cervecera es bastante más amplia que la del evento en mayo. Más allá de eso, no van a faltar tampoco cervezas dispensadas directamente de barricas recién calafateadas, incluyendo a un par de alemanas, además de una Porter checa que está lagerizando desde marzo, creo, en barricas de vino tinto catalán. No puedo imaginarme una mejor excusa para no perdérselo.

Na Zdraví!

PD: Los bondis a Kostelec nad Černými Lesy salen cada hora desde Háje (381, 387) y el viaje toma 45'.

Diatriba de lunes por la mañana

Cuando me encontré con este artículo en Food Republic titulado “8 Simple Steps: How To Not Be A Dick While Drinking Beer” (8 simples pasos: Cómo no ser un forro mientras se toma cerveza) pensé que sería otra de esas cargadas a los snobs cerveceros. ¡Qué equivocado estaba! El artículo podría fácilmente resumirse “si criticás a la cerveza artesanal en voz alta sos un forro, con algo de sentido común y buenos modales”.

Para ser justos, el autor del artículo, Jon Katz, tiene razón en un par de cosas; es una lástima que están ahogadas por el tipo de huevada artesanáfila que ya debería haber sido erradicada de discurso cervecero.

Lo que motivó al autor a escribir el artículo fue, en sus palabras (traducidas, claro) “un comentario dejado por un bebedor de cerveza insatisfecho en la página de Facebook de una cervecería favorita”.

Lamentablemente, el comentario no es citado ni enlazado así que no podemos saber a lo que el autor se refiere con agresión pasiva, pero parece que lo que más le m…