Ir al contenido principal

El último del año


¡Mirá vos! La versión en inglés del blog cumple 6 años. ¡No! ¡No! ¡Esperá! ¡No te vayas, por favor! Esta no es una de esas entradas aniversario de auto-felicitación, un aspecto muy onanista de una actividad que, tal como un ex(?) bloguero de Asturias alguna vez dijo, tiene ya mucho de onanismo. No, no es nada de eso, es peor. Es ombliguismo puro, al nivel de intentar mover telekinéticamente la pelusa.

Muchos de ustedes habrán notado que no he publicado demasiado últimamente. De hecho, éste ha sido por lejos el año menos productivo de este blog. Son varios los motivos, el primero es que 2013 ha sido un año bastante choto en lo personal; han habido algunas cosas positivas, sí, pero el balance general es negativo. La falta de tiempo y dinero para viajar también ha limitado mi producción. Todo esto, además de otras cosas, explica por qué la mayoría de mis entradas de este año han sido diatribas. Las diatribas son buenas para desahogarse y canalizar algunas frustraciones que no están necesariamente relacionadas con la cerveza. Sin embargo, luego de haber escrito con Alan una diatriba de casi 50.000 palabras, medio como que me han aburrido un poco ya.

Es hora de replantear mi relación con el blogueo. He decidido que voy a volver a reseñar cervezas, pero no como solía hacerlo, o como todo el mundo hace. Quiero reseñar cervezas sin recurrir a las notas de cata – me tienta llamarlo una “redefinición de reseña de cerveza”, pero sería un poco boludo, quizás, aunque, por otro lado, las reseñas muy probablemente serán medio boludas, así que ahí lo tienen. Todavía estoy trabajando en ello y quiero encontrar las cervezas adecuadas para empezar.

También quiero escribir más historias. Me parece que no se escriben suficientes historias sobre la cerveza y su gente, y menos aun si miramos a la cerveza checa. Conozco mucha gente cuyas historias merecen ser contadas y cuyos puntos de vista merecen ser compartidos y discutidos, y estoy seguro que hay una gran audiencia que lo sabrá apreciar. Pero no quiero hacerlo gratis.

No quiero ser arrogante, ni tampoco estoy sugiriendo que pondré un 'paywall' en blog (sería una huevada). Se trata de ser justo conmigo mismo. Las diatribas son fáciles, básicamente, son opiniones y una opinión es algo que a uno se le puede ocurrir en cualquier momento y sin demasiado trabajo; a lo sumo harán falta un par de enlaces para respaldarla. Una historia – una buena historia, hay que aclarar – necesita tiempo, comprobar la información de una manera más cuidada que en una diatriba y también algo de investigación. Es también probable que haga falta entrevistar a alguien, y no me gustan las entrevistas telefónicas o por e-mail si pueden ser evitadas. Prefiero mucho más estar que esa persona en un mismo lugar, hablar con ella, con casi ninguna pregunta preparada de antemano, simplemente escuchando lo que tiene pare decir, quizás mientras compartimos algunas cervezas, porque las historias se cuentan y escuchan mejor cuando se comparte un par de cervezas con alguien. Este tipo de entrevista a menudo implica viajar, lo cual toma más tiempo y también dinero. Ésta es, básicamente, la razón primaria por la cual no quiero escribir estas historias gratis, la otra, y quizás la principal, es que creo que soy capaz de escribir muy buenas historias y me gustaría que ese trabajo sea recompensado adecuadamente. Voy a tener que encontrar la manera de lograr que esto suceda. Estoy abierto a sugerencias.

Otra cosa que me gustaría hacer este año es empezar a trabajar en la segunda edición de la Guía Cervecera Para Borrachines. Una amiga ha estado intentando conseguir algo de financiamiento para ella, pero todavía no hay nada en concreto y puede que nunca lo haya. Más allá de eso, igual quiero escribirla y quiero que sea mejor que la anterior, con una aplicación para teléfonos inteligentes y tabletas que la acompañe. Vamos a ver en qué termina todo.

Ésto es todo, creo. No esperen demasiado de mí en 2014.

Na Zdraví! ¡Feliz año nuevo!

Comentarios

  1. ¡Enhorabuena por los 6 años! Esperamos que encuentres la manera de que tus historias se vean compensadas en lo económico, porque seguro que lo valen. Yo tengo ganas de leerlas, así que espero que de alguna manera lo logres. Y lo mismo para las reseñas de cervezas. Quiero ver el enfoque que les das. Por tanto, nuestros mejores deseos para ti, en lo bloguero y lo personal, en este 2014!!

    ResponderEliminar
  2. Qué susto Max, cuando empecé a leer el post pensé que te despedías. Que no se te pase por la cabeza. Yo casi que soy adicto a tu blog y cuando pasas más de una semana sin escribir nada hasta me cambia el humor. Tienen buena pinta las novedades que planteas y estoy deseando que salga tu libro con Alan.
    Saludos y feliz 2014!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola

    Feliz 2014
    Creando una aplication ipad por ejemplo , no te podria redituar en lo economico?

    me gustaria seguir leyendote

    un saludo

    omar

    ResponderEliminar
  4. una aplicacion apple y androide con la lista de bares y cervezas de chaquia por ejemplo y venderla nose a 1.5 euros la aplicacion , despues hay que tener compradores se entiende , si vendes 100 no te sirve de nada .

    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  5. Hola Max,

    Yo soy asiduo lector tuyo desde que un día me picó la curiosidad por lo que tenía en mis manos (una cerveza) y busqué información en internet y llegue hasta aquí, y espero que siga siendo lector tuyo por mucho tiempo más.

    En cuanto a la financiación de ambos proyectos, puedes probar con alguna plataforma tipo Kickstarter (kickstarter.com) para lograr dinero. Productos muy elaborados, como por ejemplo la revista yanki sobre futbol Howler (howlermagazine.com) nacieron gracias al dinero conseguido en Kickstarter, y hoy en día se maneja sola. Estoy seguro que como mínimo la reedición de Guía para Borrachines es factible de esta manera.

    En cuanto al tema de las entrevistas, creo que quedarían bien en una revista bianual o algo por el estilo, en plan charlas sobre cerveza. O quizás vender los artículos a algún periódico o revista especializada, aunque imagino que este segundo punto lo habrás investigado ya.

    Sea lo que sea, te deseo suerte con los proyectos durante el 2014.

    PD. ¿Te dieron la botella de Rotbier que deje para ti en el Zly Casy o se la bebieron ellos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Kickstarter es algo que ya me han sugerido y no me parece mala idea. Pero primero quiero ver cómo se resuelve la otra alternativa, antes de ponerme a hacer nada.

      La Rotbier, sí me la dieron. La tomé junto con Hanz. Buena estaba! Me olvidé de darte las gracias (vaya modales los míos). La botella quedó como trofeo en algún lugar del bar del medio...

      Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario