20/10/13

En respuesta a BrewDog


(Nota: Originalmente esta entrada fue publicada en la solamente en inglés y no tenía intención de traducirla porque sigue más o menos la misma línea que lo escribí el otro día, pero tuvo bastante repercusión así que se me ocurrió que la compartiría con los que no la leyeron. Aquí les va).

Parece que los muchachos de BrewDog se han tomado en serio sus planes para la apropiación corporativa de “Craft Beer” (Cerveza Artesanal), una marca de dominio público. De acuerdo con su reciente comunicado de prensa (lo siento, pero para mí las empresas no escriben blogs), quieren lograr una definición oficial:
... en primer lugar para proteger a los cerveceros artesanales y lo que estamos construyendo; en segundo lugar para guiar a los consumidores en esta nueva y emergente categoría en el Reino Unido; en tercer lugar para asegurar que los verdaderos cerveceros artesanales puedan cobrar un precio justo y sostenible por sus obras maestras; y en cuarto lugar para permitir que las cervezas artesanales crezcan tan fuertemente en el Reino Unido como en los Estados Unidos.
Y la definición que proponen es la siguiente:
Una Cervecería Artesanal europea:
1) Es pequeña. Elabora menos que 500.000hl al año. *ver punto 3 abajo.
 2) Es auténtica. a) elabora todas sus cervezas en densidad original b) no utiliza arroz, maíz o cualquier otro adjunto que disminuye el sabor y reduce los costos.
3) Es honesta. a) Todos los ingredientes están claramente listados en la etiqueta de todas sus cervezas. b) El lugar en donde la cerveza es elaborada está claramente listado en todas sus cervezas. c) Todas sus cervezas son elaboradas en cervecerías artesanales.
 4) Es independiente. No es más que en un 20% propiedad de una empresa elaboradora de cervezas que opera cualquier cervecería que no sea una cervecería artesanal. 
No voy a comentar sobre estos puntos*. Los que siguen este blog saben ya cuál es mi opinión, basta con decir que coincido con algunos y discrepo con otros. Tal como lo veo, BrewDog quiere empezar un club privado y quieren decidir quiénes podrán ser miembros. Todo bien.

El problema que tengo, sin embargo, es que esta definición no trata lo que más nos preocupa a los consumidores, la calidad. Ninguno de estos cuatro puntos puede garantizarnos buena cerveza o como mínimo, cerveza bien hecha, que es en realidad lo que todos queremos. Algunas de las peores cervezas que he tomado en mi vida fueron hechas por cervecerías que encajan perfectamente en esta definición de cerveza artesanal y sin embargo, eran una mierda, una mierda objetiva. Eran cervezas que jamás tendrían que haber sido servidas en un vaso, cervezas que jamás deberían haber dejado la fábrica e incluso cervezas que jamás deberían haber sido hechas, pero, de acuerdo con la definición propuesta por BrewDog, podrían orgullosa y oficialmente llamarse a sí mismas “Artesanales”.

Si esta gente de veras pretende hacer de “Cerveza Artesanal” algo similar a una certificación, entonces van a tener que contemplar estándares de calidad, de otro modo, oficial o no, seguirá siendo solamente una marca. Pero quiero creer que apuntan más alto y es por ello que sugiero que los siguientes puntos, o algo por el estilo, sean agregados a la definición:
  • La persona a cargo de la producción en una cervecería artesanal debe ser, en todo momento, alguien con al menos, digamos, 3 años de experiencia profesional. Las cervecerías nuevas que no cumplan con este requisito deberán esperar tres años, sin cambiar el jefe de producción, para solicitar la certificación. (Me parece que si podemos discriminar por tamaño y estructura propietaria, también podemos discriminar por experiencia profesional.)
  • Una cervecería artesanal aplicará procesos de control de calidad certificados, que podrán ser auditados en cualquier momento por una eventual asociación.
  • A menos que sea vendida directamente al público, la cerveza artesanal sólo podrá ser comercializada y distribuida por vendedores certificados, quienes también tendrán que cumplir con normas relacionadas a las condiciones de transporte, almacenaje, dispensado y capacitación del personal.
Pero creo que estoy perdiendo el tiempo. Dudo que alguna vez siquiera se pongan a considerar lo de arriba. No por el desafío que ello implica, sino porque el objetivo de todo esto nunca ha sido la calidad, sino proteger su propia quintita, tal como BrewDog deja bien en claro al principio: ¿Por qué necesitamos una definición? 3 palabras: Blue Fucking Moon.”.

¿Saben una cosa? Nunca he tomado Blue Moon, pero me gustaría mucho, mucho hacerlo. Ha sido tan difamada por ciertos intereses empresarios y sus decerebrados fanáticos que estoy empezando a tener la impresión de que es una birra de la puta madre. De otro modo, ¿por qué esos intereses empresarios le tienen tanto miedo? Porque de eso se trata, de miedo. Tienen miedo de que las cervecerías industriales han decidido hacer cerveza que puede competir en términos de sabor e imagen, y las detestan porque de un sorbo tiran abajo mucho del discurso que han estado construyendo todos estos años: cervecerías grandes = cerveza mala / cervecerías pequeñas = cerveza buena.

Nos dicen que tenemos que odiar a Blue Moon, y otras cervezas similares, no debido a su sabor o valor. ¡No! Las debemos odiar porque son hechas por malvadas corporaciones megamultinacionales que, contrario al “Espíritu de la Cerveza Artesanal” (me gustaría haber inventado esta huevada), esconden del público su verdadera identidad. Aparentemente, hay gente que en serio cree el cuento de hadas de que si Molson-Coors admitiese abiertamente que son los que están detrás de Blue Moon, todo el mundo dejaría de tomarla y correría a los brazos de la Cerveza Artesanal. Bueno, permítanme que se los diga de esta manera:

¡A NADIE LE IMPORTA UN JORACA!

En serio, nos guste o no, a la mayoría de la gente no le importa en lo más mínimo quién hace sus cerveza, al igual que sucede con los que hacen sus i-Bosta, sus jeans o sus productos de merchandising. La gente compra una cerveza porque la consideran lo suficientemente buena como para pagar por ella y no porque quieran dejar algo en claro (bueno, hay algunos de hecho compran cerveza por motivos que nada tienen que ver con la cerveza en sí misma, pero son una minoría).

¿Es esto positivo? No, no lo creo. Todos deberíamos ser más responsables y estar más informados. Deberíamos ser más escépticos con lo que nos dice la gente que quiere nuestro dinero. Deberíamos cuestionarlos más, a todos, grandes y pequeños, porque las empresas pequeñas pueden ser tan conchudas como las grandes, el tamaño de una empresa no está proporción inversa a la virtud.

¡Así qué, dejen de chillar y maduren! Si hacen buena cerveza y saben cómo venderla, tienen poco para temer.

Na Zdraví!

*¡Por supuesto que voy a comentar! Si el uso de adjuntos y HGB para reducir costos es contrario a lo “artesanal”, no debería aplicarse lo mismo a ingredientes y procesos engañapichangas que solo incrementan el precio en una proporción mayor que la de los costos adicionales? Qué se yo, se me ocurre.

19 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con muchos puntos Max... y otra cosa... Blue Moon la he probado de barril y me parece mucho más que correcta... una muy buena cerveza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido, probé Blue Moon y me parece una witbier más que tomable. Además sacan variantes de temporada que están buenas. Lo mismo Shock Top.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿Reaccionario? No. Pragmático, realista, ligeramente progresista aunque me gustan ciertas tradiciones.

      Eliminar
    2. Creo que el (?) denota chiste. :P

      Eliminar
    3. Oh si, era un chiste, pero bueh, no olvidemos a freud :D

      Eliminar
  3. Es un movimiento universal. Excepto usa, no hay ningun estado en el universo conocido que haya definido la question micro por ley, (Txequia i otras naciones, parcialmente han adaptado la directiva europea)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es micro y otra cosa es Craft. En USA, como en Alemania, Rep. Checa, Bélgica y, creo Reino Unido, existe una definición legal de cervecería pequeña (o micro, dependiendo de la usanza idiomática) que está determinada por el volumen de producción y la estructura propietaria y es una cuestión más que nada impositiva, los productores independientes más pequeños tienen ventaja sobre los grandes corporativos. Pero esa legislación, hasta donde yo sé (y es posible que me equivoque, y si es así, espero alguien me corrija) no impide a In-Bev que siga vendiendo Goose Island como una Craft Beer, a pesar de que la Brewers Association no la reconoce como tal.

      Eliminar
    2. Perdon. Micro i craft para mi son lo mismo.
      Seguro que hay alguien con poder legislativo que ha definido craft-artesano más allá del aspecto impositivo, pienso en Navarra. Te lo confirmo en quanto me contesten.
      El tema es el mismo desde 1516. Los lobbies más grandes generan leyes a su gusto i los lobbies pequeños molestan a los legisladores cuando observan contradicciones en la ley. Ejemplo la RTS de catalunya modificada en 1995. Antes de 1995 eran ilegales todas las cervezas con poso en catalunya.
      Hoy qualquiera puede etiquetar lo que quiera en su cerveza.
      Yo quiero que aparezca obligatoriamente "pasteurizado" en qualquier etiqueta de cerveza de este universo.
      Alex

      Eliminar
    3. Alex, estás equivocado, micro es un volumen de producción, por ej. acá es >10.000hl/año. Craft, por otro lado, es una marca, una fantasía, un cuento de hadas que se inventaron un par de yankis en la década de 1970-80 y que hoy muchos venden y compran como si fuese algo real.

      El tema no es igual que en 1516. Lo de 1516 fue una ley impositiva que al mismo tiempo buscó resguardar la calidad y el precio del pan. Más tarde se empleó como ley proteccionista.

      Lo de los posos es comprensible, para bien o para mal, mucha gente los considera como una falla y los más ignorantes todavía como algo pernicioso para la salud. Acá, durante el regimen comunista, cuando, salvo un par de excepciones, los productores no recibían inversiones y mucho menos tenían acceso a tecnologías modernas, y los equipos de filtración eran bastante deficientes, era común que la gente cuando iba a comprar birra agarre la botella del pico y la de vuelta para ver si tenía poso, si veían caer algo, la dejaban.

      Yo quiero que aparezca información detallada sobre los ingredientes, no solamente agua, malta, lúpulo y levadura, el lugar y la fecha de elaboración y la empresa que lo hizo y, si, mencionar si está pasteurizada o no, en toda cerveza de este universo.

      Eliminar
  4. Max, en el sentido más literal, tienes razón, Craft y Micro son cosas distintas, pero en el concepto de cerveza que evocan esos términos para mí también son lo mismo.
    Mencionas que el término craft lo inventaron los yanquis en los 70-80. Esto es posible, pero yo viví en USA durante el boom de las micros a principios-mediados de los 90, y era raro ver la palabra craft, en esos días estaba más de moda hablar de micros. Luego craft se fue imponiendo, pero fue años más tarde, y hoy en día casi nadie utiliza el término micro, aunque en el fondo se están refiriendo a las mismas cervezas...
    En fin, que en el fondo termina siendo una discusión semántica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más allá de la semántica, si te fijás en la definición de la Brewers Association (que no apareció sino hasta 2005, según lo que acá dice Martyn Cornell) es una Craft Brewery, entre otras cosas, una cervecería que produce un máximo de 6 millones de barriles al año (algo más de 7 millones de hl) y la de BrewDog habla de un límite de medio millón de hl. Podemos discutir qué es chico o grande, pero tanto uno como otro, y en especial el primero, de micro tienen poco.

      La realidad es que más allá de las escalas y de las políticas y estrategias empresariales, no hay diferencia, la cerveza se escencialmente hace igual tanto en una como en otra. Ergo, Craft/Artesana no es más que una fantasía que determinados empresarios quieren definir o han definido de la manera que le resulta más conveniente a sus interese comerciales.

      PD: El otro día Jeff Alworth no me acuerdo dónde decía que en donde el vive, en Oregon, USA, la mayoría de la gente usa "microbrewery" en lugar de "craft". Interesante.

      Eliminar
  5. Torrem y pivni filosof ilustran conceptualmente de forma positiva el valor de las micros.

    ResponderEliminar
  6. Torrem y pivni filosof ilustran el valor conceptual de las micros de forma positiva

    ResponderEliminar
  7. Torrem y pivni filosof ilustran de forma conceptual el valor positivo de las micros

    ResponderEliminar
  8. Me gustaron tus propuestas de lo que "debería" reglamentarse como Cerveza Artesanal, pero hay algo que me hizo ruido en la oreja:

    "La persona a cargo de la producción en una cervecería artesanal debe ser, en todo momento, alguien con al menos, digamos, 3 años de experiencia profesional."

    ¿Qué entendés por "experiencia profesional"? ¿Haber trabajado en alguna cervecería indsutrial, o artesanal de grandes proporciones? ¿O simplemente el haber hecho cerveza que se venda bien?.
    Por ejemplo yo hace más de 5 años que hago mi propia cerveza, pero tampoco me consideraría profesional. Solo sé que además de que disfruto haciendola, disfruto bebiendola. Y las veces que la he compartido (incluso con gente con la que no tengo ningun tipo de lazo afectivo que impida una verdadera critica debido al factor emocional/parental) les ha parecido "bien".
    ¿Estaría capacitado para fabricar cerveza?.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Significa haber trabajado en una cervecería comercial, de cualquier tamaño. Fijate que después digo: Las cervecerías nuevas que no cumplan con este requisito deberán esperar tres años, sin cambiar el jefe de producción, para solicitar la certificación. O sea que esa experiencia también se podría obtener en la empresa propia.

      No es mi intención menospreciar a los home brewers (he tomado algunas cervezas caseras que le pasan el trapo a muchas comerciales), pero hacer cerveza en casa es un hobby. Como todo hobby, hay gente que se lo toma más en serio que otros, pero no deja de ser un hobby. La cerveza que hacés, la hacés para vos, lo cual significa que no tenés ningún compromiso con nadie. Cuando tenés o trabajás en una cervecería comercial, la cerveza la estás haciendo para la gente que la va a comprar, por ende, tus gustos, tus ganas hacer cosas nuevas, de jugar con los ingredientes, etc. ya pasan a ser secundarios.

      Eliminar
  9. Primero darte la razón en que a "casi" nadie le importa una mierda. Y después comentar que Blue Moon, Coors o no Coors, no es mi cerveza favorita, ni siquiera mi cerveza de trigo favorita, pero está muy bien, le pese a quien le pese.

    El problema es que muchos de estos ven a Blue Moon, no sólo la cerveza sino la marca en general, como el mismísimo diablo, en lugar de verlo simplemente como otro competidor. Y no ven que es una cerveza hecha de manera muy, muy profesional, con buena calidad en general aunque te puede gustar más o menos, si puedes simplemente demonizarla.

    Y mucho menos ven que es gracias a cervezas como las que hace Blue Moon por su gran distribución que mucha gente aquí en EE.UU. prueba algo diferente a XYZ Light, y si les gusta empiezan a tener un mayor interés en algo diferente de lo que beben habitualmente. Vamos, en mi opinión, Blue Moon es más una entrada para mucha gente a la cerveza diferente que un problema aparte de ser otro competidor con buena calidad.

    Y ahora sobre Brew Dog en particular, no entiendo cómo pueden estar hablando de cerveza "artesanal" estos dos, y sobre todo su punto #4, cuando su siguiente plan es salir a bolsa. Y en cuanto salgan a bolsa, si lo hacen, ¿qué impide que Coors compre un 20% de su paquete accionarial? ¡Es un total sinsentido!

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El discurso artesanáfilo jamás se caracterizó por su consistencia y siempre es más fácil hecharle mierda al vecino que limpiarse el propio culo.

      Eliminar