Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2012

Czech Beer Festival 2012

Luego de haber asistido a la inauguración había acordado con The Prague Post que iría una vez más, que terminaron siendo dos.

La primera fue casi espontánea. El compromiso que tenía ese miércoles a la tarde había sido cancelado y como el día estaba muy lido decidí que iría a pasear por Stromovka hasta llegar al festival.

Llegué a eso de las 3. La carpa grande estaba casi vacía (aunque las mesas de afuera estaban casi todas ocupadas), de hecho, la mitad estaba todavía cerrada. La atmósfera era la de la sala de llegadas de un aeorpuerto a la madrugada.

Como no tenía ganas de tomar un tuplák en un hangar, me fui derecho a Pivní Rozmanitost. Quizás fue el tamaño del lugar, pero me dio la impresión de que ahí había más gente que adentro de la carpa. Tomé un par de birras (excelentes Pale Ales de Nomád y Slaný, horrenda "Karamelový" Ale de Radniční Pivovar Jihlava), comí algo en la carpa grande y me fui por donde había venido, pensando que la hubiese pasado mejor en un pub.

El …

Algunas reseñas rápidas (II)

En vista del enorme éxito de la edición anterior, he decidido volver a publicar una recopilación de las reseñas cortitas y al pie que de tanto en tanto salen en mi página de Facebook. Así que aquí las tienen.

¿Cuándo fue la última vez que tomé Kocour Stout? ¡Pero mierda que está buena! Y va muy bien con un provolone italiano bien curado.

Pulenta = Una piba haciendo lo suyo mientras tranquilamente toma una IPA Checa de 16º directamente de una botella PET.

Dark Saison de Evan Rail: Una embriagada banda de jóvenes promesas del jazz que de golpe se dan cuenta que tienen que tocar juntos en lugar de boludear con sus instrumentos. Y tocan muy bien.

Nomád Black (IPA). Ristretto, chocolate amargo, pino, ortiga, fruta de otoño y un toque de ciruela pasa que logran trabajar juntos sorprendentemente bien.
Slaný Nakouřovaná 13º: Una rauch con modales un poquitín demasiado buenos, pero de todos modos, una linda birra...

Harrach Kouřový Speciál: Imagínense que están besando el cuello de una belleza es…

10 años

El 19 de mayo de 2002 tomé un vuelo de Air France a París, el cual me conectaría con otro vuelo de la misma empresa, operado por Czech Airlines que me dejaría en Praga a eso de las 19 horas del día siguiente. 10 años han pasado ya desde aquel acontecimiento, sin dudas, el más significativo de mi vida.

Quería celebrar este aniversario a mi manera, tomando una cerveza que se adecúe al momento. Estuve pensando bastante sobre cuál sería la cerveza en cuestión. Lo ideal habría sido conseguir algo añada 2002, pero no fue posible. Resignado a ello, se me ocurrió podrían ser más las cervezas a abrir ese día, cada una con su significado, incluyendo una verdaderamente especial que jamás había tomado. Helas aquí.
Gambrinus Světlý en lata: Fue la primera birra que tomé después de haberme bajado del avión así que tenía que estar. No les voy a mentir, no me acuerdo la sensación cuando la tomé en ese momento, pero el sábado Gambáč fue exactamente lo que esperaba, ni más ni menos.

Svijanský Rytíř: Mi …

Actualización retrasada

El cierre de U Slovanské Lípy el otro día me hizo acordar que desde que mi libro salió a la calle no publiqué ninguna actualización, algo que debería haber hecho ya desde hace rato.

Han habido cambios en lo que respecta a los lugares incluidos en "Praga: Guía Cervecera para Borrachines":

Pražský Most u Valšů (pág. 27, 40) ha tenido algunos problemas más que nada administrativos y se han visto obligados a dejar de elaborar cerveza, lo cual para mí era la única excusa para visitar este lugar, por suerte, el otro día, cerca de ahí abrió un nuevo Brewpub Pivovar U tří růží, que todavía no he visitado, pero me han comentado que no está nada mal.

Kavárna Meduza (pág. 53) cerró al poco tiempo de haber publicado el libro, una lástima porque era un lugar que me gustaba mucho. Ha sido reemplazada por otro café en donde sirven Bernard, pero no es lo mismo. Por otro lado, Dejvická Divadelní Kávarna (pág. 54) reemplazó la Světlý Ležák de Richter por Únětická 12º.

Y ya que estamos en Praga…

Fin de semana épico

Tal como les dije el otro día, el pasado fin de semana fuimos con mi familia a Kostelec nad Černými lesy con el festival, o festejo, del pivovar local como excusa. La pasamos genial, lástima que el clima el sábado no acompañó, pero no hay nada que hacerle al respecto.

Llegamos en la tardecita de un viernes muy caluroso. Nos alojamos en la pensión de la sucursal de la Universidad Nacional de Agronomía, un edificio del siglo 18 ubicado a los pies del palacio local, que supo funcionar como orfanatorio y hospicio. Las habitaciones eran básicas, pero muy cómodas y más que adecuadas para caer rendido un par de noches.

Una vez que dejamos nuestos petates fuimos derecho al Pivovar. Ahí nos estaba esperando Jarin, que me había extendido la invitación, y Milan Starec, el dueño del lugar, un tipo que me cayó muy simpático. La hospoda de la cervecería es hermosa, me hizo acordar en cierto modo a los restaurantes rurales que había visto en Franconia. Las paredes estaban llenas de tesoros, publici…

¿A que no saben dónde voy este sábado?

Hacía mucho que tenía ganas de ir a Černokostelecký Pivovar, que en realidad no es un "pivovar" propiamente dicho, al menos no por ahora. Mucha gente me ha contado sobre lo lindo que es y lo muy bien que se come, pero era uno de esos tantos paseos que siempre pospuse por un motivo u otro. Pero ya no más, la invitación "oficial" para el evento de este fin de semana me ha dado la mejor excusa posible.
Vysmolení va a ser en términos simples, un día de linda parranda al aire libre. Hay varias actividades preparadas, incluyendo conciertos, visitas a la vieja fábrica de cerveza y el museo, comida, mucha comida y cuatro cervezas especialmente elaboradas para la ocasión, una desítka, una světlý ležák bien lupulada, una de trigo y una cerveza negra con cebada ahumada y de centeno (que ya no puedo esperar probar).

Con mi familia vamos a estar ya desde el viernes (nos han invitado generosamente a quedarnos todo el fin de semana). Para los que quieran ir el sábado, llegar es fá…

Simplemente brillante, brillantemente simple

Pivo a párek, básicamente, cerveza y salchichas, el maridaje perfecto. Ambos son una parte importante de la gastronomía local (Praga es un mundialmente famoso destino cervecero y el otro día un amigo me contó que durante la Primera República era también famosa por sus salchichas) y se complementan de maravillas tanto en el aspecto sensorial como en el cultural, la salchicha siempre ha sido un bocado de la gente común del mismo modo que la cerveza siempre ha sido la bebida del hombre común.

¿Cómo puede ser entonces que nadie haya pensado en armar un concepto alrededor de estos dos? Sí, uno puede comprar salchichas en casi cualquier pub del país y la los puestos de salchichas venden cerveza en algún formato, pero la mayoría de las veces uno o el otro (sino los dos) son algo secundario, algo que hay que tener en caso de que alguien lo quiera. Pero piensen, un local de comida rápida que venda buenas salchichas y buena cerveza, ¡sería una idea genial! Puta, ya mismo estoy corriendo al banc…

Ay-Pí-Ey

En ciertos rincones de la población bebedora de cerveza, IPA es sin dudas uno de los estilos más populares, sino el más. En algunos países parece que las micro cervecerías están casi obligadas a elaborar una IPA si es que pretenden que se las tome en serio.

¿Pero qué es IPA? o ¿Qué significa IPA? Esa es la pregunta que hace unos días se hacían Boak & Bailey y que hoy se hace Ghost Drinker. Todo esto está relacionado en cierto modo con Greene King IPA que no encaja en lo que muchas personas entienden por una IPA (no llega al 4% de alchol y no es tiene un perfil muy lupulado). El tema es que esta cerveza se viene elaborando desde tiempos immemoriales y al parecer, no ha cambiado demasiado desde entonces. (Si tenemos en cuenta que esta cerveza precede a la concepción moderna de los estilos y a todas las IPA yankis que existen hoy día y al BJCP, que Greene King están en lo correcto y que el resto del mundo está equivocado, pero bueno, no nos metamos en esto)

Pero más allá de estas dis…

Lecturas seleccionadas: Abril

¿Creyeron que me había olvidado? ¿Que los iba a decepcionar? ¡JA! Estaban equivocados.

El 1 de abril es el día de los inocentes en el mundo anglosajón, así que todavía no estoy seguro de la veracidad de la "Albino Porter". Espero sinceramente que lo que Jeff publicó haya sido una broma...

Lo que sí fue una jodita de 1 de abril fue el comunicado de prensa de Vyškov anunciando un nuevo tipo de envase ecológico para sus cervezas. Una burla a las botellas PET que tanto están dando que hablar estos días. Curiosamente, unos días más tarde, Bernard sacó a la calle una pieza más de su campaña Svět se zbláznil. Držte se Bernard (El mundo está loco, agarrese a Bernard) con un mensaje muy similar, aunque más directo"Dnes z PETky, zítra z tašky" (Hoy en PET, mañana en bolsas).

Ya más serios, pero no mucho, Adrian Tierney Jones publicó una hermosa oda al noble arte de emborracharse civilizadamente. Brillante.

Tandleman, por su parte, habla del polémico tema de la música en los…

Mi evolución cervecera

Desde que tengo memoria que soy bebedor de cerveza. No, no es una hipérbole, es verdad. Cuando era chiquito mis viejos me dejaban darle sorbos a su cerveza (tradición que continuo con mi hija) o mezclar un poco en mi gaseosa gracias a que nuestro pediatra, muy sensatamente, les había asegurado que no había nada de malo en ello.

Por supuesto, para alguien de mi generación en Argentina, cerveza significaba Quilmes. De hecho, fue Cervecerías y Malterías Quilmes la empresa que logró que los argentinos empiecen a tomar cerveza por medio de una brillante campaña de marketing que comenzaron a principios de los 80, si mal no me acuerdo, de la cual salió quizás el mejor slogan que ha existido para una marca de cerveza “El Sabor del Encuentro”. Pero más allá de eso, la realidad es que la Quilmes Cristal me gustaba, y mucho. Recuerdo con cierta nostalgia las Quilmes que tomábamos con mis amigotes en la pizzería Mandiyú II o las botellas de litro que hacíamos circular sentados en la vereda despué…

Bien dicho

Nápoje Charvát es el lugar donde hace ya siete años compro mis "cervezas de heladera", como solía decir un perdido bloguero chileno. Ya saben, las que se compran de a cajón para tomar todos los días. Es una botellería de barrio, pero con una lista más amplia que la de la mayoría de los supermercados.

Además de Svijany, Rohozec y Bernard, se pueden encontrar allí todas las marcas de Pivovary Lobkowicz (ex K-Brewery) Poutník, Žatec, Chotěboř, Vyškov, Pernštejn (Pardubický Porter, incluida), Hubertus (Kácov) y Krakonoš. Qué tul?

Pero lo mejor de todo es el cartel al lado de la puerta.
Para los que no la tienen tan clara con el checo, dice así: "Buen día. Entren y elijan de entre una amplia oferta de cervezas de pequeñas cervecerías. Las pequeñas cervecerías nos ofrecen muy buen sabor y calidad. ¿Por qué pagar un montón de plata por las cervezas de Pilsen que a menudo no alcanzan la calidad (si se compara el precio) de las cervecerías pequeñas? Entren y convénzanse"

Y t…