30/4/12

Tristes noticias desde Žižkov

U Slovanské Lípy, al menos tal como lo conocemos y queremos ahora, dejará de existir este sábado 5 de mayo.

Hace ya unas semanas que sabía de esto, lo había visto mencionado en Pivni.info, pero antes de decir nada decidí preguntarle a Michal, que me confirmó la noticia, pero también me pidió que no la difunda, por lo menos hasta que no terminen de arreglar todo con la gente que se hará cargo del lugar.

El motivo es básicamente cansancio. Michal me contó que no fue una decisión fácil, pero ya no les daba el cuero y prefirió quedarse con el hostel que funciona en el mismo edificio, que también le da bastante trabajo, pero en horarios más civilizados.

No lo puedo culpar. Sé muy bien lo difícil que es llevar adelante un pub o restaurante, los sacrificios que eso implica y la constante preocupación de que un pequeño error te puede mandar todo a la mierda. Así me queda más que desearle a él y a su familia lo mejor en esta nueva etapa y también hacer público el mayor de mis respetos hacia su persona.

Michal podría haberla hecho fácil, cerrar y esperar que llegue algún otro inquilino. U Slovanské Lípy podría tranquilamente haberse convertido en una Pizzería tran pretenciosa como pedorra, un Činské Bistro con un sospechoso modelo de negocios o un Herna Bar y nadie podría haberle hechado la culpa. Sin embargo, aprovechó su posición como hijo de la propietaria y antes de bajar la persiana quiso estar seguro que aquel que tomase la posta sea alguien interesado en seguir ofreciendo buena cerveza y una vez que encontró un candidato sólido, hizo lo posible para convencerlo de mantener a Kout na Šumavě en esta dirección. Al parecer ha logrado ambas metas.

Michal me comentó el viernes en un e-mail que los que se van a hacer cargo de Lípy son la misma gente que opera U Vodoucha y Černokostelecký Pivovar, que le prometieron que al menos dos de las birras de Kout van a tener un puesto fijo, acompañadas de otras seis o siete cervezas de regionales y micros checas, en tanto, claro, la gente las quiera tomar y también me aseguró que el revestimiento de corcho de las paredes va a desaparecer.

Me alegra saber que el lugar cayó en buenas manos. Confió en la capacidad de esta gente y en el compromiso que tienen hacia la cerveza de buena calidad y bien cuidada, pero la noticia sigue siendo triste y no solo porque gracias a su magia U Slovanské Lípy se convirtió en uno de mis pubs favoritos, sino también porque creo que a partir de este sábado la escena cervecera praguense va a ser más pobre.

No es ningún secreto que esta moda, tendencia, lo que sea, de los pubs multigrifo me encanta. Me parece genial que se haya convertido en un modelo comercialmente viable que extendió a lugares tan diversos como Nota Bene y Na Palmě. Sin embargo, y a pesar de que estoy seguro hay suficiente lugar en Praga para varios čtvrtá pípa más, creo que a la ciudad le está empezando a hacer falta también lugares cerveceramente minimalistas que tengan una sola marca regional o micro. Pero bueno, mi filosofía es que si no se puede hacer hada concreto para cambiarla, a la realidad hay que aceptarla tal y como es e intentar adaptarse a ella lo mejor posible, así que no me queda más que esperar que la nueva versión de U Slovanské Lípy sea también el tipo de lugar al que voy a querer ir.

Así que si están en Praga esta semana, vayan a tomarse unas Kout de despedida y disfruten de la magia por última vez.

Na Zdraví!

27/4/12

Precriptistas vs Descriptistas

El otro día Cracked.com publicó un excelente artículo sobre errores gramáticos que no son tales.

Al final de la lista, el autor explica que existe una especie de guerra entre "Precriptistas" y "Descriptistas". La filosofía de los primeros es que las reglas gramaticales se tienen que respetar a rajatablas y que estas no deberían cambiar, mientras que los segundos son más pragmáticos y bastante más flexibles, porque entienden y aceptan que los cambios suceden.

Ahora, cambien "Gramática" por "Estilos cerveceros". Interesante, ¿no?

Según el autor, son los "Descriptistas" que están ganando la guerra, por afano. Porque, bueno, tienen razón, la Gramática (inglesa en este caso) es una especie de organismo en constante cambio y algo inmutable escrito en piedra. Igual que los estilos cerveceros.

Hace ya 12 años que soy profesor de idiomas y mi enfoque siempre ha sido el de hacer que la gramática sirva al lenguaje y no al revés. En otras palabras, siempre ses debe dar prioridad a la comunicación, a lograr que el mensaje sea comprendido, más allá de qué tan correcto sea el uso de la gramática (lamentablemente, hay mucha gente que elige callarse para no usar el tiempo verbal "incorrecto").

My enfoque con la cerveza es algo similar. Para mí, el estilo es algo que debería encajar en la cerveza y no lo cotnrario, mientras que al mismo tiempo, es algo que a lo que no le doy demasiada pelota en tanto la cerveza me guste.

Na Zdraví!

20/4/12

Un par de cosas que he oído

Zlý Časy se va a agrandar y va a agregar dos 12 x 2 grifos. Hanz me contó el otro día que ya está cerrando los detalles para hacerse cargo del cuchitril de arriba, el que tiene Staropramen (y en el que más de uno terminó pensando que iba a esta hospoda de culto). La entrada va a cambiar, van a ampliar el espacio tirando abajo paredes y se van a montar 12 grifos. Los otros 12 van a ir a lo que hoy es el jardín, que se va a reformar para que pueda ser usado también en invierno. Los nuevos 24 grifos van a funcionar como los de Pivovarský Klub, o sea que ambos sistemas van a servir las mismas 12 cervezas.

Esto significa que los trabajos en el futuro Pivovar Trilobit en Kobylisy (el otro proyecto de Hanz) han sido suspendidos para poder financiar los trabajos en Nusle.

Hanz me contaba todo esto, con mucho detalle y entusiasmo, mientras tomaba la nueva Jubiler Mild Stout, de Pivovar Výškov. Esta cerveza con su taxonómicamente confundido nombre me hizo acordar a un par de Stouts inglesas que he probado. Está lejos de mi favorita de producción de cabotaje en el estilo, pero se deja tomar muy bien y me puedo imaginar bajándome cinco o seis sin sudarla demasiado (en realidad, me podría tomar cinco o seis pintas de casi cualquier Stout regular sin sudarla demasiado, pero creo que saben a lo que me refiero).

Pero bueno, Mild Stout no es la única novedad desde Výškov. Al parecer Jubiler 1680 (una de mis favoritas entre las lager fuertes) lamentablemente dejará de ser elaborada y la marca "Jubiler" será el nombre de la línea de especiales que comenzó con la IPA a fines del año pasado, que ya tiene dos cervezas más en gatera, una Weizen y una Altbier.

Ya tengo ganas de probarlas.

Na Zdraví!

18/4/12

Noticias en el Festival de la Cerveza Checa

La Nueva Imagen (ver foto) no es el único (ni el más importante) cambio que trae la quinta edición del Festival de la Cerveza Checa. Hay varios otros, el más importante de los cuales es....
thumbnail
La sede: Luego de tres años en el Culo del Mundo (Letňany), el Festival de la Cerveza Checa vuelve a Vystavyště Holešovice, en donde se había celebrado la primera edición. De acuerdo con los organizadores, esto apunta a atraer a más praguenses.

La disposición: Va a haber solo una carpa enorme (con dimensiones de una cancha de fútbol, dicen) dividida en dos secciones. Cada sección va a ofrecer cinco cervezas de barril que cubrirán una oferta clásica (incluyendo nealko.) y dos empresas de catering se encargarán de alimentar a los asistentes, todo con música en vivo. El Pabellón Křižík C albergará a la sección "Pivní Rozmanitost", en donde visitantes encontrarán una oferta cervecera más amplia de elaboradores regionales más pequeños y micros checos así como cervezas importadas tanto de barril como en botella.

Tupláky: En la carpa principal solo se podrá comprar cerveza en medidas de 1l. De otro modo, habrá que ir a Pivní Rozmanitost en donde las cervezas estarán disponibles en medidas de 0,5l o 0,3l dependiendo del estilo.

Días especiales: el 21/5 es el Lunes Rosa, dedicado a la comunidad gay y lesbiana. El 25-27/5 es el fin de semana dedicado a los checos que viven en el extranjero y el 28/5 es el día del Dragón, dedicado a la colectividad vietnamita. En Pivní Rozmanitost también habrá eventos varios con catas, etc. Para el último fin de semana está planeada una presentación de microcervecerías italianas.

After Party: De jueves a sábado a partir de la medianoche en Pabellón Křižík C (aunque habría que ver qué tanta gente estará en condiciones de ello después de bajarse cinco o seis tupláky).

Y eso es todo. Todo será pagado en Tolares, que cotizan a 45CZK cada uno. La entrada es gratuita. El festival arranca el jueves 17/5, con la inauguración oficial ese día a las 17, y cierra el 2/6. Los horarios son de 12 a 24 todos los días.

Estoy muy contento que hayan vuelto a Vystavyště Holešovice. La primera edición estuvo lejos de ser perfecta, pero el lugar le dio una atmósfera de jardín cervecero que el Culo del Mundo jamás podría haber logrado. Habrá que ver si logra convencer a más praguenses a que vayan. El año pasado me lo perdí porque la verdad no me pinto el orto irme hasta esa estación de metro en el medio de la puta nada solo para tomarme un par de birras y ver qué onda. Ahora estoy con bastantes ganas de ver el lugar y si no me gusta, puedo ir a pasear por Stromovka o ir a alguna de las no pocas hospody que hay en los alrededores de Storssmayerovo y Letenské Nám.

Más allá de eso, ayer mientras hablaba con un amigo luego de la conferencia de prensa, llegamos a la conclusión que el Festival de la Cerveza Checa se ha convertido en dos eventos en uno. Por un lado la carpa gigante con sus tupláky y música en vivo para los turistas y los grupos que no se preocupan mucho por lo que toman en tanto les caiga bien, mientras que Pinví Rozmanitost está para aquellos que quieren tomar de manera más razonable y tranquila teniendo la posibilidad de elegir de entre una oferta más amplia y variada.  Bastante piola, me parece.

Pero bueno, si me ven por ahí y tienen ganas de comprarme una birra, no me voy a ofender.

Na Zdraví!

13/4/12

Lectura obligada

"...los elaboradores se dieron cuenta que podían cobrar más por cerveza fuerte, considerablemente más que lo que los ingredientes y trabajo adicionales costarían."

Me pregunto si esta no es una de las razones del fenómeno de las cervezas extremas y extrasuperduperunavezenlahistoria especiales.

En realidad, la oración que cito arriba está incompleta, empieza con "Ya en el siglo dieciséis..." y fue tomada de Brew Like a Monk, un libro maravilloso escrito por Stan Hieronymus y es solo una de las muchísimas oraciones que podría citar acá.

Brew Like a Monk es una especie de estudio de las cervezas Trapenses y de Abadía belgas y aquellas que fueron inspiradas por estas tanto en Bélgica como en los Estados Unidos. Es un libro que apunta a un público con un conocimiento más que básico sobre el proceso de elaboración, los términos técnicos abundan (por ejemplo, en una sección se discute en bastante detalle el efecto de la geometría de los fermentadores) y aquellos que no estén familiarizados con ellos, al menos en un nievel teórico, se van a terminar perdiendo, ahora, aquellos que cumplen con este "requisito" (y saben suficiente inglés) no pueden perderse este libro.

El grueso del contenido lo componen las historias detrás de algunas de las cervezas más famosas de esta familia, de ambos lados del Atlántico. Es una lectura fascinante, uno termina entendiendo a cada una de estas cervezas de una manera íntima y personal. Aunque acá debo admitir que la sección yanki no me atrapó tanto, pero solo por el hecho de que casi todas las cervezas de las que habla son para mí sensorialmente desconocidas y no me fue posible establecer con ellas el vínculo que sí pude establecer con las belgas. Pero más allá de eso, antes de ponerse a leer el libro les recomiendo tomen nota de las cervezas cuyas historias se relatan, intenten hacerse de tantas como sea posible y las vayan tomando a medida que sus historias aparecen en las páginas. Lo hice con Orval y fue una experiencia magnífica.

Sin duda, los que van a sacarle más jugo a Brew Like a Monk (o BLAM, como lo bautizaron Boak and Bailey) son los que elaboran cerveza, ya sea de manera casera o a pequeña escala comercial. Hay recetas, consejos, seguidos de más recetas y consejos que demuestras que no siempre hace falta utilizar una decena de tipos de malta y media tonelada de lúpulos para hacer cervezas interesantes y complejas.

Pero más allá de eso, lo que más me gustó de Brew Like a Monk fue que me hizo pensar y entender un montón de cosas y confirmó algunas otras que hace rato vengo diciendo. Lo tenue del concepto "artesanal", la estupidez que es decir que hay cervezas/cervecerías que no son "comerciales", los compromisos que casi inevitablemente trae el crecimiento, etc.

Pero sobre todas las cosas, confirma que la pasión no alcanza para hacer buena cerveza de manera consistente. Hace falta conocer la ciencia del proceso, el por qué y el cómo pasan las cosas que pasan cuando se toman los pasos que se toman y sin embargo, el más profundo conocimiento de la ciencia no es suficiente para hacer una Gran Cerveza. Para ello hace también falta una buena dosis de arte y de espíritu. Llámenlo pasión, llámenlo como quieran, yo prefiero llamarlo alquimia.

Na Zdraví!

6/4/12

Otra manera de ver la "revolución"

La semana pasada hablé sobre los motivos por los cuales aplicar la palabra "revolución" a lo que está pasando con las cervezas artesanales me parece exagerado, en la versión en inglés, Jeff de Beervana respondió con un comentario diciendo por qué el sí cree que, al menos en los Estados Unidos, la revolución es una realidad. A pesar de que los datos y argumentos que aporta para respaldar su opinión son difíciles de discutir, no me terminan de convencer del todo. Pero igual, como dijo el amigo Galápagos, es más que nada una cuestión semántica.

Al día siguiente, mientras estaba leyendo este excelente artículo sobre la correlación histórica entre la caída del Imperio Romano de Occidente y la expansión del Islam por algún motivo me acordé de algo que había leído en Brew North, un libro sobre la historia de la cerveza en Canadá y se me ocurrió que quizás hay otra manera de ver este fenómeno.

Como todos saben, la caída del Imperio Romano no fue algo que sucedió de un día para el otro, fue un proceso que se inició en el s. IV, o incluso antes y fue el resultado de no pocos factores. No me la voy a dar de experto en el tema, pero según lo que he leído, el factor más determinante fue que se había vuelto demasiado grande para su propio bien.

El "modelo de negocio" de Roma estaba basado en crecimiento y expansión. Una vez que llegó a su zénit, empezaron los problemas. La estructura militar, esencialmente se volvió demasiado cara de mantener pero no era posible desmantelarla por cuestiones políticas y porque había que defender las fronteras. Esto se volvió más y más difícil a medida que las tribus que vivían en la periferia del imperio se volvían más agresivas. A todo esto hay que sumarle inestabilidad política, arrogancia, falta de visión y, por supuesto, las constantes luchas internas que, junto con lo anterior, carcomieron el imperio desde adentro.

¿No es acaso esto algo parecido a lo que está pasando con las macros? Brew North relata la caída de los gigantes canadienses una vez que el crecimienton continuo dejó de ser un modelo viable. La diferencia acá fue que estas empresas terminaron siendo absorbidas por otras más grandes.

Hoy, sin embargo, los tres o cuatro gigantes que dominan el mundo buscan expandirse en mercados emergentes de Asia, África o Latinoamérica que todavía ofrecen cierto potencial de crecimiento, mientras que ya no saben qué hacer para continuar con su modelo en los mercados maduros de Europa y Norteamérica. La mayoría de los nuevos productos que han lanzado son bastante vergonzozos y patéticos (las botellas con etiquetas "edición especial" para sacarle plata a los coleccionistas ¡por favor!). Y están, claro, también las luchas "internas", basta que una de las macros sea exitosa con algo nuevo para que el resto saque productos similares que apuntan exactamente al mismo mercado.

Mientras tanto, empresas más pequeñas, cuyas escalas y estructuras las hacen más flexibles y dinámicas siguen creciendo en la periferia de las macros adentrándose cada vez más en el territorio que estas no son capaces o no están interesadas en defender.

Las macros no parecen verlas como una amenaza seria (y yo no creo que lo sean, al menos no por el momento), sino más bien como una molestia. Intentan absorver algo de su energía y defender sus flancos más expuestos con productos tibios o con adquisiciones que no hacen más que abrirles más las puertas a las cerveceras más pequeñas, tal como sucedió en el Imperio Romano cuando empezaron a incluir bárbaros en sus tropas o a negociar con las tribus más poderosas.

Pero hay un paralelo más para hacer.

A medida que los Vándalos y Visigodos conquistaban más territorio romano, empezaron a adoptar algunos de los usos y costumbres del imperio, en parte porque los hacía sentirse "más civilizados", pero también porque entendían que esa era la mejor manera de manejar y agrandar sus recién adquiridos dominios.

¿No estamos viendo acaso algo parecido? Hay dos o tres "Craft Breweries" que han anunciado que abrirán nuevas líneas de producción en otras localidades, o al menos tienen serios planes para ello, el más ambicioso de los cuales es quizás el de Stone en Alemania. Por otro lado, Sam Adams producirá Boston Lager bajo licencia en el Reino Unido, en donde BrewDog sigue expandiendo su cadena de pubs, lo cual es similar a lo que Pivovary Lobkowicz, Únětické Pivovar y otras regionales están haciendo en la República Checa.

La pregunta es qué va a pasar después. Al colapso del Imperio Romano de Occidente le siguió un periodo de caos que eventualmente dejó por un lado el sistema feudal y por otro los diversos califatos musulmanes con el Papa haciéndose el César. Por otro lado, puede que la analogía más correcta para este imperio en decadencia no sea la Roman sino otra diferente, la de alguno de tantos imperios que en la historia terminaron siendo reemplazados por otro poder ascendente sin que la cosa cambie demasiado.

Sea lo que sea, sigo insistiendo que el crecimiento de las cervezas "alternativas" es en gran parte resultado de un fenómeno más amplio, pero más allá de eso, quizás lo que estamos presenciando ahora no es tanto una revolución, sino el inicio de la caída de un imperio.

Na Zdraví!

4/4/12

Vientos de cambio

Estoy infantilmente orgulloso de mi reputación de ser alguien que conoce la escena cervecera praguense como pocos. Sin embargo, esta escena se ha vuelto tan dinámica que incluso a alguien como yo le está costando mantenerse al tanto de los cambios, es por ello que me soprendí cuando mi colega Fiona Gaze mencionó a Na Palmě en su resumen de los multigrifos hace algunas semanas.

El año pasado mi trabajo me llevó por la zona de Palmovka bastante a menudo y sabía de la existencia de este bolichito, uno más del montón con Urquell y Kozel de barril, y nunca se me había ocurrido visitarlo. Si tenía ganas de tomar Urquell, está U Jagušky casi al lado y a un par de cuadras de ahí está U Rokytky con sus deliciosas Svijany ¿Para qué molestarse? Pero ahora resulta que tienen Únětické Pivo y un grifo rotativo. Tenía que ir.

Na Palmě está en un sótano bastante chico, apenas un puñado de mesas y el bar. No hay nada especial en los interiores, una taberna como cualquier otra que cuya decoración no debe haber cambiado mucho en las últimas dos décadas. Pero me gustan los sótanos y me siento bastnte cómodo en este también, aunque puede ser también que, incluso a los 40, soy por lejos el parroquiano más joven.

Tomo asiento en una mesa cerca del bar. Una camarera bastante simpática toma mi pedido. No tienen Únětická 10° hoy, me voy a tener que conformar con la 12º, hay muchas cosas mucho peores que eso. Bien tirada, no dura demasiado en el vaso.

La camarera pasa y me pregunta qué tal me gusta mi birra. "Mucho," digo. También me pregunta si quiero otra. "Mucho," digo. Chýně en este caso. Ahora es mi turno de hacer preguntas y teniendo en cuenta que Urquell y Kozel siguen dando vueltas quiero saber qué tan bien se están vendiendo las novedades. "Es la mejor vendida", dice esta mujer con algo de orgullo y una sonrisa, y agrega algo que ya no debería sorprenderme: "Hodně nám pomohl" (nos ha ayudado mucho), y le creo. Las siete u ocho personas que están ahí están todas tomando Únětice. No, miento, hay una que está tomando Chýně.

Un par de minutos más tarde estoy charlando con ella sobre las birras que están esperando su turno. La convesación hace que el dueño venga a mi mesa. El tío me dice que todavía tienen las dos marcas de Prazdroj porque las heredaron con el contrato de alquiler. Afirma que casi nadie las toma ya, que la gente viene por las otras cervezas y espera que eventualmente el gigante se olvide de ellos. Igual, está contento que a sus clientes les gustan las nuevas cervezas y está convencido que ha tomado la decisión correcta. Yo también.

Pero las buenas noticias no terminan acá. Está también Decentní Dýně.

Debo haber pasado por la puerta de este bar un millón de veces y nunca pensé en entrar. A pesar de que siempre me pareció un lugar agradable y acogedor, tenían algo que me mantenía afuera, de hecho, que casi hacía que me pase al otro lado de la calle. Si fuese un vampiro, sería para mí como una cruz o una ristra de ajo, un cartel de Stella Artois. No puedo empezar a explicar el odio que siento por esa pretenciosa mierda pseudo-belga. ¡Pero ya no está! ¡Braník en vestido de seda ha sido reemplazada por Únětické Pivo!

Había notado el cambio hacía unos meses, pero fue recién el lunes pasado que pude darme una vuelta. Mi intuición había sido correcta, Decentní Dýně es un lugar lindo y acogedor, el tipo de lugar en donde los viejos amigos se encuentran por casualidad, que es, dicho sea de paso, exactamente lo que me pasó, me encontré con un viejo amigo.

Todavía faltaban uno o dos minutos para las tres. Estábamos mirando si había alguien adentro cuando un pibe viene y nos pregunta se queríamos tomar cerveza. Bueno, sí. Nos sentamos los dos al bar y nos pedimos cada uno una 12º. Luego de intercambiar los usuales formalismos, discutir nuestras birras y un par de otras cosas (mi amigo sabe bastante de cerveza), empezamos a charlar con el dueño. Bastante simpático el kía. El tema es cerveza (¿Acaso hay otro tema interesante para hablar?). Nos dice que la Stout de Kocour no se vendió muy bien, pero que la sobresaliente Catfish Sumeček ha sido un éxito sorprendente. Sí, además de Únětice, tienen un tercer grifo con nombres que cambian a medida que se vacían los barriles.

Teniendo en cuente qué tan radical fue el cambio desde el punto de vista cervecero, le pregunto cómo lo han tomado los parroquianos. Decentní Dýně es un bar que se especializa en Rones (tienen una lista con más de 100 referencias) y cocteles, así que a los štamgasty no les molestó en lo más mínimo. Por otro lado, ha notado que desde que los caldos de Smíchov fueron reemplazados por pivo en serio, ha empezado a venir gente nueva y las ventas de cerveza han aumentado en un 25%.

Estos dos lugares son otra prueba de lo que vengo diciendo hace rato, salirse de la esfera de las grandes marcas puede llegar a ser muy bueno para el negocio. Por qué sigue habiendo gente que vende Stella Artois o Heineken es algo que todavía me cuesta entender.

Na Zdraví!

Bar Na Palmě
50°6'16.575"N, 14°28'38.831"E
Na Žertvách 32 - Praga-Libeň
+420 603 468 694 - barnapalme@email.cz
Lun-Jue: 15-23, Vie: 15-24, Sáb: 17-24

Café Decentní Dýně
50°4'44.335"N, 14°26'13.903"E

Italská 32 - Praga-Vinohrady
+420 222 254 481 - dcdyne@seznam.cz
Lun-Vie 15-24, Sáb-Dom: 17-01

2/4/12

Lecturas Seleccionadas: Marzo

Otro mes que se fue y otro mes que dejó algunas cosas interesantes para leer y pensar.

Abrimos el resumen con Boak&Bailey haciendo un llamado para que se le de a las levaduras el respeto que se merecen. Hay elaboradores que anuncian en grandes letras el varietal de lúpulo utilizado, otros (mucho menos) de tanto en tanto hablan de las maltas y granos en general y de las levaduras, nadie dice nada. ¿Será que los nombres muchas veces parecen códigos postales?

Esta pareja inglesa cambia totalmente de tema en una especie de carta abierta a los propietarios de un restaurante que ponen mucho cuidado en todos los detalles hasta que llegan a la selección de cerveza. Si nos olvidamos de algunas de las referencias culturales, podrían estar tranquilamente hablando de Praga, en donde a la mayoría de los críticos la cerveza les sigue interesando poco y nada y los altos sacerdotes del buen comer nos quieren vender una porquería pseudo-belga como algo gourmet, lo cual me lleva a la denuncia de Alan. La mayoría de los cocineros famosos y otras celebridades de la gastronomía parece que hablan de cerveza solo cuando algún elaborador o distribuidor les está pagando y no porque realmente están interesados en el tema. Ejemplos sobran.

Pero volviendo a la cerveza en sí misma. Ron Pattinson demuestra lo ridículo de la idea que muchos tienen de los estilos como algo inmutable al presentar la "misma" cerveza elaborada según recetas de 1838 y 1945.

Velký Al, mientras tanto, nos cuenta sobre su experimiento de tomar la misma cerveza en seis vasos diferentes, intersantes conclusiones que dejan la puerta abierta al debate.

Y si hablamos de interesante, qué mejor que este maridaje entre música y cerveza en Birraire, muy bien escrito y divertido de leer.

Por otro lado, Stephen Beaumont aprendió algo de los super villanos del mundo cervecero, AB-InBev, por qué realmente no es bueno tomar de la botella. No es la primera vez que veo que una macro hace algo para enriquecer un poco la cultura cervecera, lamentablemente hay gente que lo menosprecia por ser "solamente un truco marketinero". Claro, porque a las artesanales jamás se le ocurriría apelar a las oscuras artes del marketing, son como el Harry Potter de la industria...

La huevada del mes se la lleva SAB-Miller que se queja que Heineken y Modelo le impiden entrar al mercado mexicano. Algo que a ellos jamás se les ocurriría hacer en otro lado. A lo mejor podrían juntar fuerzas con la gente que hace rato viene luchando por esto

Na Zdraví!