Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2012

Más pensamientos de lunes

Lo de hoy es una especie de continuación de lo que publiqué el lunes pasado en donde les contaba cómo la persona de Facebook Argentine Beers se quejaba de que los elaboradores no mencionaban estilos en las etiquetas y que no educaban al consumidor. Al día siguiente AB hacía esta pregunta:
"¿De quién es la responsabilidad de educar sobre el mundo de las cervezas? ¿De los productores o de los consumidores? Un par de años atrás habría contestado esta pregunta con un rotundo y firme "¡Nuestra!" (mientras me golpeaba el pecho y me ponía de pie quizas). Me había tomado demasiado en serio eso del "Evangelismo Cervecero" y creía que lo mío era algo así como una misión divina. Bastante tonto, diría. Me sigue gustando difundir la palabra de (lo que yo creo es) la buena cerveza, pero lo hago empleando el método "Tomá, probá esto que te va a gustar", dejando que sea la cerveza la que hable y luego contarle a la otra persona sobre ella si es que tiene interés. Lo …

Modernidad con concepto

Nota Bene, un nuevo restaurante cerca de I.P. Pavlova, es un lugar no fumador bien moderno y bastante cheto (¿se usa todavía esa palabra?). Se nota que se ha trabajado bastante en diseñar sus interiores, pero, su estilo que yo unilaterlamente defino como "escandinavo" la da cierto toque humano. La música que pasan es del tipo inofensivo, aunque si se le presta un poco de atención es posible deleitarse con gemas como Sly & The Family Stone o alguna canción poco conocida de James Brown. Incluso si el lugar está vacío, uno se puede imaginar la clientela moderna, cheta (en serio, si esta palabra ya no se usa diganme porque no quiero quedar como un pelotudo), joven, ya saben, esa que los chicos llevan los pantalones caídos (en serio, eso sí que es una moda pelotuda) y las chicas, buena, nunca presto demasiada atención a qué llevan puesto las chicas...

Nota Bene es el tipo de lugar que hace apenas un par de años habría servido fajitas, hamburguesas, ensalada César, tzatziki (i…

Algunos Pensamientos de Lunes

Entre toda la pavada (no solo ajena) que uno puede en su pared de Facebook de tanto en tanto aparece alguna que otra cosa interesante, algo que te deja pensando incluso después de haber reaccionado con un "me gusta" o con un comentario. La persona feisbuquera llamada Argentine Beers hizo los otros días un par de preguntas que entran en esta última categoría. La primera (doble) fue:
"¿No te molesta que las microcervecerías artesanales llamen a las cervezas rubia, roja o negra sin mencionar los verdaderos estilos? ¿por qué no educan a los consumidores?" Lo que me interesa de esta pregunta medio tramposa no son las respuestas sino lo que me connota, que los elaboradores están obligados a hacer "estilos".

Hace un tiempo me quejaba de que había elaboradores que daban la impresión de querer satisfacer a los jueces de competencias antes que al consumidor. Pero el problema va más allá, parece también que hay una minoría ruidosa que toma cerveza con delirios de ju…

Marketing Artesanal

Como, estimo, muchos otros de mis colegas blogueros, recibo un considerable número de comunicados de prensa (no solo) de elaboradores y otras personas relacionadas con la industria cervecera. La gran mayoría son sumariamente ignorados porque me resultan tan interesantes y útiles como ponerme a leer el último puterío del fútbol internacional.

En ocasiones, algunos de estas gacetillas me llaman la atención, y no por buenos motivos. Un ejemplo es la nueva San Miguel lanzada exclusivamente para el mercado británico ¿puede haber algo cerveceramente más triste que una imitación de Corona?. Otro ejemplo es el mail que recibí el lunes que dice así:
"Estimados Sres: les enviamos información sobre la nueva cerveza artesanal que hemos lanzado por si ven adecuado incluirla en su web. Si necesitan más información, estamos a su disposición." La información adjunta eran solamente dos fotos de archivo de, supongo, la década de 1920 con el producto/marca crudamente insertado mediante photosho…

Visitas

La pasé genial el viernes con Gazza Prescott y su amigo, Dave, estuvimos en Zlý Časy (cuando nos estábamos por ir pincharon la nueva IPA de Vyškov, buena, pero me gustó más la versión 1.0), de ahí nos fuimos a Zubatý Pes (se nota que los nuevos dueños quieren hacer las cosas bien, pero le faltaba atmósfera al lugar, aunque todavía era temprano cuando llegamos), para terminar la noche en U Vodoucha (nos fuimos caminando hasta ahí, no hay nada mejor -20ºC para ayudar a quemar el exceso del alcohol en la sangre).

Hablamos de un montón de cosas cerveceras y aproveché para preguntarle a Gazza que me confirme algo que venía sospechando, si el problema de las keg beers en el Reino Unido no es tanto de las cervezas en sí mismas, sino más bien de los pubs que no saben tratarlas como es debido. Gazza es un amante de las cask ales, pero sobre todo de la buena cerveza y me dijo que sí, que son los pubs que muchas veces sirven buenas cervezas en keg del prácticamente del mismo modo en que sirven l…

¿Tiene razón Joe?

Martyn Cornell dejó la historia de lado por un momento para dar su opinión sobre el tema "craft beer" en el Reino Unido. Como era de esperarse, la entrada ha generado un buen número de comentarios y hubo uno entre ellos que me llamó la atención por encima del resto. El él, Joe, alias Thirsty Pilgrim, dice:
"Oigo a personajes cerveceros decir que no les importa quién hace la cerveza, que lo único que les importa es la calidad de lo que tienen en el vaso. Boludeces, digo yo. Todos tenemos valores y estos afectan el modo en que disfrutamos algo. (...) Yo puedo disfrutar más de una cerveza si sé de dónde viene, si conozco su historia, si sé quién la hizo, y sí, incluso si viene de un lugar pequeño en lugar de uno grande. Naturalmente, ayuda que no sepa a meo".Confieso que soy uno de esos personajes cerveceros que dice esas boludeces. No lo digo como una pose, sino como una creencia. Creer no es lo mismo que saber y yo me considero una persona lo suficientemente madura y…

Todos ganamos

La revista Pivo, Bier & Ale celebró la semana pasada su primer cumpleaños con una fiesta an Pivovar Strahov a la que asistió la mayoría del quién es quién de la moderna escena cervecera checa. La revista no fue el único que terminó la noche con una sonrisa.

Pavel Borowiec, editor en jefe de PBA y padre de la idea, decidió que el aniversario sería una buena excusa para entregar los primeros premios anuales que el servidor Aktualně.cz ha bautizado como los "Pivní Oskary".

Quién ganó qué no es tan importante como cuáles fueron las categorías y cómo los ganadores serán elegidos de ahora en más. Las categorías fueron 16 y ni una sola de ellas fue para una cerveza de cualquier tipo. Premiaron a brewpubs, tabernas, tiendas especializadas y gente, desde gerentes y dueños de cervecerías hasta Výčepní (la gente que sirve la cerveza). La idea es que cada eslabón de la cadena es tan importante como el otro. Una cervecería puede tener el mejor Maestro Cervecero, los ingredientes de m…

Me cago en las etiquetas

Es muy probable que desde acá, en un pueblo cerca de Praga, no esté captando del todo el significado del británico debate cask vs. keg, así que espero que mis amigos y lectores isleños me sepan disculpar si lo que voy a decir a continuación es una boludez. Este acalorado debate me resulta bastante divertido, ya que la solución es muy simple.

Se juntan sendos grupos de partidarios de ambos bandos, se les convida con, respectivamente, una cask ale de las mejores bien servida y una keg beer de las mejores bien servida. Cualquiera que rechace su pinta solo en base al modo en que esta fue dispensada es un tarado y es bien sabido que no tiene sentido discutir con tarados. El resto seguramente coincidirá que ambas cervezas son buenas y que eso es lo único que realmente importa.

Es que a fin de cuentas, cask, keg, artesanal, industrial, innovador, tradicional no son más garantías de calidad que una etiqueta bonita, un comercial gracioso o un slogan ingenioso. Todos sabemos eso, y sin embargo…

Lecturas seleccionadas: Enero

¡Mierda que este mes pasó rápido! Sin sanata innecesaria, les dejo lo destacado de enero.

Pivní Ozbor hace un excelente inventario del 2011, que entre otras cosas, deja claro lo que vengo pensando desde hace rato, la cantidad no hace a la calidad. El año pasado se abrieron unas dos docenas de micros nuevas y los productos de algunas dejan bastante que desear, Žatec y esa světlý ležák de Rokycany, que fue una de las peores cervezas que tomé el año pasado, son claro ejemplo de ello. Por suerte, elaboradores como Slaný y Únětice sobradamente compensan las insuficiencias de algunos.

Desde Inglaterra, Zak hace una muy buena pregunta, qué tanto de la experiencia de tomar cerveza es un ejercicio intelectual. No es fácil de contestar, y creo que la respuesta depende mucho de cada persona y situación, pero sí es cierto que hay mucha gente que realmente no piensa mucho en lo que consume.

Otro que me hizo pensar es Alan con esta maravillosa reflexión cervecera, que recomiendo leer, pensar un rato…

Un Nuevo Canal para la Filosofía Cervecera

Desde que se fue Evan Rail hace ya varios años The Prague Post tenía bastante descuidado el tema "cerveza" y es por ello que me entusiasmó mucho la propuesta que me hicieron para empezar a escribir en su página web.

De más está decir que voy a seguir escribiendo y publicando acá y además de enlazar a lo que publique allá, voy a traducir los artículos en la medida que lo crea conveniente o se me cante el orto (ya saben cómo es esto).

El primer artículo ya ha sido publicado, lo pueden leer acá. No lo voy a traducir porque por un lado no dice nada nuevo y por otro tengo una ligera, pero muy molesta resaca de la fiesta de anoche (puta madre, qué buena están la IPA y la Weizenbock de Strahov).

Na Zdraví!