7/12/12

Bien hecho, Heineken


De tanto en tanto recibo invitaciones para eventos de RR.PP que por lo general son desestimadas de inmediato. No (solo) porque muchas de ellos tienen lugar en otras ciudades o países (en serio, loco, si de veras quieren que vaya a su evento en España o Inglaterra, al menos ofrezcan ayudarme con el alojamiento, o mejor, pagar por el viaje), pero porque son eventos corporativos de RR.PP. en donde no es muy probale que pueda hablar a calzón quitado con nadie de la empresa.

En esta ocasión fue distinto. El e-mail que Heineken me envío la semana pasada me invitaba a un "neformální předvánoční setkání nad dobrým jídlem a pivem" (informal encuentro pre navideño con buena comida y buena cerveza) y no al lanzamiento de un nuevo producto. La mención de un  "krátký kurz pivního sommeliérství" (breve curso de somelierismo cervecero) lo hizo todavía más interesante. Saben bien que no soy muy fanático de catas y degustaciones, pero me picó la curiosidad y (no sin algo de escepticismo) decidí hacer una excepción y ayer me presenté en Pivnice Šalanda en Nardoní.

Resultó mejor de lo que había esperado, en más de un modo.

Cuando llegué, me encontré con un par de caras conocidas de Sdružení Přátel Piva (tenía miedo de que estaría solo, sin nadie con quien hablar). El catering ya estaba servido, y no estaba nada mal y la cerveza fluía libremente y de a medios litros. Sin embargo, lo que realmente me sorprendió fue casi total ausencia de publicidad y promoción de productos de la empresa. Había solamente un póster de la cerveza especial de navidad (una correcta birra), pero no había sido pegado para este evento, sino que era parte de la "decoración" del pub. Tenía cierto miedo de que nos animen a probar el Winter Radler, pero ni noticias de este ni de los de verano.

Cuando la presentación empezó, fue sobre cerveza, en general. Algunas notas básicas sobre estilos y cosas por el estilo, que en ocasiones estaban ilustradas con productos que ni siquiera son de Heieneken. Todo con el mayor respeto por la inteligencia de la audiencia.

El ejercicio de maridaje estuvo bien, teniendo en cuenta que estaba dirigido más que nada a gente que a lo mejor no sabe mucho de cerveza. Las porciones tamaño amouse-buche en un formato de cuatro platos eran salmón marinado, acompañado por una Weizenbier (Edelweiss, de Austria), un (terriblemente salado) pivní sýr con Světlý Ležák (Krušovice, por supuesto), un chocolate relleno con fruta abrillantada en gelatina de cerveza, con una Dubbel (Affligen) y otro bombón, de chocolate amargo con un grano de café, con Černé Pivo (de nuevo Krušovice).

Las combinaciones. Salmón+Weizen, bien. El queso se llevó mejor con Nefitrované Mušketýr. El primer bombón necesitaba de algo con más músculo que una Dubbel y la cerveza negra fue un desastre con el segundo. Pero lo importante no es eso, sino la manera en que fue hecho. Las combinaciones no fueron presentadas diciendo que "nuestra cerveza es mejor", sino más bien "este tipo de cerveza puede ir bien con este tipo de comida, y resulta que nosotros tenemos algo así en nuestra cartera".

Luego de que la presentación hubo terminado, el moderador, Ondřej Koucký,  Supply Chain Quality Manager de Heineken, se acercó a nuestra mesa y con cuidado escuchó todos nuestros comentarios, evitando cualquier tipo de boludez corporativa. Cuando le dijimos que la Dubbel había sido servida demasiado fría, en seguida pidió que nos traigan otra ronda, junto con los bocados para poder intentar de nuevo el maridaje (siguió sin funcionar). Me quedé un rato más hablando, comiendo y tomando y la pasé bastante bien.

Heineken CZ merece muchas críticas por haber cerrado cuatro de las siete fábricas que supieron tener, por los términos que pusieron para la venta de la cervecería en Znojmo, por no ser del todo honestos sobre la manera en que su especial pascual es elaborada y más. Al mismo tiempo, es difícil negar lo bien que están manejando a Březňák y Krušovice, y lo mucho que han mejorado a esta última. Y es verdaderamente alentador ver cuando un gigante corporativ o como ellos pone, aunque más no sea por un rato, la bebida por encima de las marcas.

Bien hecho, Heineken.

Na Zdraví!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario