8/10/12

Lecturas Seleccionadas: Septiembre


Un poco tarde esta vuelta, pero aquí lo tienen, lo mejor, más destacado y más interesante de lo que leí el mes pasado.

Empezamos en español con una doble porción de sabiduría mexicana. Amigos de la VidIn Cervesio Felicitas van directo a la yugular enumerando lo que para ellos son las peores cervezas artesanales mexicanas. Muy bien justificadas las opiniones y valiosas en un una escena de cervezas alternativas que recién empieza. Me quedo con dos frases: ICF dice "Apoyar un producto mexicano solo por ser mexicano y no porque brille por su calidad se me hace de lo mas ñoño y absurdo"; y Amigos, "Dejen de tratar de infundir un sentido de nacionalismo con la cerveza artesanal mexicana. Todos sabemos que la mayoría de los insumos usados son importados". Nada más que agregar.

Desde Portland, Beervana habla sobre la diferencia entre la crítica de las masas (representada por sitios como RateBeer o Beer Advocate) y la crítica elitista (en el buen sentido de la palabra). No podría estar más de acuerdo con él. Si bien reconozco que los puntajes de los sitios arriba mencionados pueden servir como una referencia rápida, yo le doy mucho más valor a la palabra de individuos cuyos gustos más o menos conozco, más allá de si coinciden con los míos o no, ya que si sus reseñas están bien escritas, yo voy a ser capaz de sacar mis propias conclusiones.

Alan habla de cerveza en la política y muestra la diferencia entre la cerveza elaborada por los cocineros de la Casa Blanca y las costumbres cerveceras de Angela Merkel, quien me da la impresión de ser ser capaz de tomarse un Maß de Märzen antes de que Obama llegue a la mitad de su Honey Ale.

Para los que hablan checo, esta reflexión sobre catas ciegas es de lectura obligada. Estos ejercicios degustativos pueden ser útiles a la hora de comparar cervezas similares minimizando los prejuicios, pero sus resultados no pueden ser tomados de manera científica, ya que, como el autor menciona, hay muchos factores que pueden influir en ellos, incluso cuando no se sabe el nombre de lo que se está tomando.

Los snobs cerveceros dan mucho material para la crítica, y con razón. El mes pasado me encontré con dos artículos sobre este tema, el primero es corto y está muy bien escrito y el autor tiene mucha razón, mientras que el segundo es largo, aburrido y por momentos parece haber sido escrito por uno de los "Alelitists" que el primero critica.

La huevada del mes es cortesía de la comunidad científica, que advierte que la gente toma más rápido en un vaso curvo que en uno recto. Por suerte unos días más tarde, apareció este muchacho para explicar, también de una manera científica, las groseras fallas en el método empleado en ese supérfluo estudio y me ahorró escribir algunas puteadas.

Na Zdraví!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario