7/9/12

Lecturas Seleccionadas: Agosto


Todos tienen un almanaque a mano, así que nada de huevada inicial. Directo al grano.

Martyn Cornell continúa con su misión de acabar con los mitos de la historia de la cerveza, en este caso de la IPA. Lectura obligada, en especial para aquellos que copian y pegan de Wikipedia.

Y hablando de historias míticas, Evan Rail echa algo de luz sobre los orígenes de Pilsner Urquell. Como muchos mitos y leyendas, el del nacimiento de la cerveza checa más famosa tiene su origen en hechos reales. Resulta que, a diferencia de lo que yo había propuesto en su momento, la protesta de los burgueses sí tuvo lugar, pero no del todo por los motivos que nos han hecho creer.

Ya en el presente, Garret Oliver habla con mucha autoridad de los crímenes que la hostelería comete en contra de la cerveza. Al menos en lo que respecta a la mayoría de los resaturantes checos, yo agregaría uno, le dan mierda de importancia y todavía menos respeto.

El tema de las reseñas negativas ya ha sido discutido hasta el hartazgo, cada uno tiene una posición tomada al respecto, que debe ser respetada. La realidad es que, les guste o no los que están del otro lado del mostrador, hay gente que no es tímida a la hora de hacer una reseña negativa y Boak & Bailey ofrecen consejos para poder lidiar con ellas de una manera adecuada. A nadie le gusta que le digan que está haciendo algo mal, seamos sinceros, pero una persona que espera dinero a cambio de sus productos o servicios está obligado a aceptar las reglas del juego, y estas incluyen las reseñas negativas (más allá de los justas o injustas que estas sean).

Y ya que estamos con reseñas, un blog de cine explica por qué ellos creen que los puntajes con estrellas (o lo que sea) no funcionan y propone un método alternativo para calificar películas. Un sistema de doble puntaje basado en calidad y potencial de repetición (es decir, qué tanto te gustaría volver a ver la misma película). Se podría aplicar muy fácilmente a la cerveza, calidad y tomabilidad (en el sentido qué tanto te gustaría volver a tomar una cerveza dada en el corto plazo), al cual yo agregaría disponibilidad, ya que al ser un producto de consumo, una cerveza que yo puedo comprar cuando a mí se me ocurre, siempre va a ser mejor que aquella que solo puedo comprar cuando se le ocurre a su elaborador/distribuidor.

Un poco de humor también, gentiliza de Pete Brown, que en su Twitter preguntó cuántos blogueros cerveceros hacen falta para cambiar una lamparita, y en su blog publicó una recopilación de las mejores respuestas.

Para cerrar, la huevada del mes. Iba a dedicarle una entrada completa, pero decidí que no valía la pena. Sin más les presento a VG Nostrum, la "Cerveza Gastronómica". (y yo que pensaba que "Gourmet" era el apelativo más boludo)
Na Zdraví!

2 comentarios:

  1. Max,

    Anado una lectura que de no conocerla seguro que te agradara, ya que es mucho mas filofica que cervecil pero que conjuga ambas facetas.

    http://nuclearsecrecy.com/blog/2012/09/05/beer-and-the-apocalypse/

    Un saludo!
    Jacobo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenísimo ese blog! ¡Gracias por compartirlo!

      Eliminar