Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2012

Cada día se aprende algo nuevo

El otro día fui a la inauguración oficial de Břevnovský Pivovar en el monasterio del mismo nombre. Lindo evento, la verdad, con el Prior del monasterio bendiciendo a la cervecería y, por supuesto, a las cervezas, y algunos amigos que hicieron de la tarde algo todavía más ameno; hay pocos placeres en esta vida mayores que una charla amigable acompañada de excelentes cervezas, y las birras de Břevnov son de primerísimo nivel.

Su světlý ležák, en mi opinión, está ya entre las mejores que se pueden tomar en este país. Es totalmente diferente a cualquiera que haya tomado antes. Está ese clásico, maravilloso, sexy cuerpo maltoso de una lager rubia checa de las buenas (bendita sea la decocción), pero esta está casi a reventar de notas de menta y algo que me recuerda a masticar una hoja de salvia, en el medio hay algo frutal que mi amigo Evan Rail describió como la parte del durazno que está al lado del carozo, aunque también podría describirse como un damasco no del todo maduro. Le da la ce…

3 boliches nuevos

Hubo una época, no mucho tiempo atrás, en la que Pilsner Urquell era la apuesta más segura para un bar/café, etc. nuevo en Praga. Parece que ya no más. Hace poco les conté sobre aquel bolichito en Malá Strana que tiene Žatec y la charla que tuve con su dueño. El lunes pasado tuve una charla muy similar en un lugar nuevo en Žižkov que vende las cervezas de Pivovar Dalešice, un nombre que rara vez se ve en la capital checa.

Un par de amigos me habían contado de este lugar unos días antes y como andaba por el barrio y tenía algo de tiempo, decidí darme una vuelta y ver qué onda. U Krkouna está en una callecita en la parte baja de Žižkov, cerca de Husitská. Parece un barcito chico, pero tiene un salón bastante grande (y lindo) en la parte de atrás. Me posé en el bar y pregunté a quien resultó ser el dueño cuál era la cerveza más fresca que tenían. Me contestó que habían pinchado todos los barriles ese día así que elegí Dalešická 11º. Maravillosa, un soneto de maltas pilsner recitado por …

WOW!

Para ser sincero, no tenía planeado escribir nada sobre la quinta edición de Slunce v Skle, que tuvo lugar el sábado pasado. No porque hubo algo que no estuvo bien, todo lo contrario, como cada año, estuvo fenomenal, todavía es el mejor festival que se organiza en este país. La cosa es que no creí que tendría nada nuevo que agregar a lo que escribí hace dos años: una atmósfera genial, un montón de amigos y conocidos, el clima empezó medio pedorro pero después se puso muy lindo...

La diferencia más grande, quizás, fue la calidad de las cervezas. A diferencia de los dos años anteriores, no me encontré con ninguna cerveza chota. Aunque tampoco fue tanto lo que tomé, o mejor dicho, no tomé de tantas cervecerías como en las pasadas ediciones. Es también posible que lo que había escrito el viernes haya jugado cierto papel y, en lugar de ir atrás de cada nombre nuevo (y había varios), preferí ir a lo seguro y me quedé con lo que ya conocía o tenía buenas referencias. ¡Hasta repetí algunas c…

Pensamientos de Viernes por la Mañana

El otro día me encontré con este muy buen Artículo en The Economist que plantea que tener mucho para elegir resulta en que la gente compra menos ya que no se pueden decidir. Boak & Bailey han sufrido algo similar hace poco durante una visita a Londres, en donde tuvieron la molesta sensación de que la elección de un pub o una cerveza podía significar estarse perdiendo algo mejor.

Cuando voy a lugares tipo Zlý Časy cada vez más a menudo me sucede que tomo el camino opuesto. Me inclino por birras que ya conozco y quizás, dependiendo de qué tanto vaya a quedarme, la compañía y el humor que tenga, elijo una o dos cervezas nuevas, pero solo luego de haber tomado al menos un par de medios litros antes. De hecho, me está aburriendo cada día más todo esto de la inflación de nuevas cervezas y parte de mí está empezando a desear que la burbuja de una vez por todas reviente.

Todo esto está sucediendo gracias (o debido) a los fetichistas cerveceros. Gente que parece que prefiere hablar de ant…

Algunas Reseñas Rápidas (IV)

Una nueva edición del resumen de reseñas originalmente publicadas en mi página de Facebook para los cuatro o cinco de ustedes que no están en el libro de las caras.

Slaný TUPL IPA: Podría ser un poquitín más aromática, podría tener un final un poquitín más largo, pero ¡AL CARAJO CON ESO! ¡Masticable, compleja, gratificante belleza!
Cigar City Cucumber Saison: Estaría mintiendo como un hijo de puta si dijese que esta es una de mis cervezas favoritas, pero ¡qué lo parió! Esta es una muy interesante birrita que manera maestral evita caer en el truco fácil. Una que me gustaría volver a tomar. (¡Gracias Glen!).
Opat Benediktin 15º: Como si una Märzen estuviese tratando de hacer una maldad.

Přerovský Negr: Un grone que mete miedo con su pinta de malparido, pero que después de todo, termina siendo un tipo divertido con quien pasar un rato.
Novopacké Kvasničák: Puntos por ser una de las pocas kvasnicové propiamente dichas. Empieza bastante bien, pero termina dejando el retrogusto de una oportunid…

Tanto Populares como elitistas

Luego de oir a un par de pseudo-enófilos decir que no podían tomar en serio a la cerveza hasta que "sea más como el vino", Velký Al volvió a tirar en contra de la "vinificación" de la cerveza. Coincido con él, me resulta esa huevada de que "la cerveza es el nuevo vino". Sin embargo, hay algo que Al no tiene del todo en cuenta cuando se queja de la gente que quiere hacer de la cerveza una bebida para los pudientes, la historia.

Si leemos los estudios de Martyn Cornell y Ron Pattinson sobre la historia de la cerveza en el siglo 19 y más allá, veremos que no siempre ha sido únicamente la "bebida del hombre común". Las clases acomodadas supieron tener cervezas casi exclusivas para sus miembros, las más famosas de las cuales son quizás las Pale Ale (sea o no India), a las cuales podemos sumar las Russian Stout, elaboradas para la clase dirigente rusa, entre otras (fíjense sino lo que Ron cuenta acá sobre los primeros pasos de las Lagers de Viena en …

Lecturas Seleccionadas: Agosto

Todos tienen un almanaque a mano, así que nada de huevada inicial. Directo al grano.

Martyn Cornell continúa con su misión de acabar con los mitos de la historia de la cerveza, en este caso de la IPA. Lectura obligada, en especial para aquellos que copian y pegan de Wikipedia.

Y hablando de historias míticas, Evan Rail echa algo de luz sobre los orígenes de Pilsner Urquell. Como muchos mitos y leyendas, el del nacimiento de la cerveza checa más famosa tiene su origen en hechos reales. Resulta que, a diferencia de lo que yo había propuesto en su momento, la protesta de los burgueses sí tuvo lugar, pero no del todo por los motivos que nos han hecho creer.

Ya en el presente, Garret Oliver habla con mucha autoridad de los crímenes que la hostelería comete en contra de la cerveza. Al menos en lo que respecta a la mayoría de los resaturantes checos, yo agregaría uno, le dan mierda de importancia y todavía menos respeto.

El tema de las reseñas negativas ya ha sido discutido hasta el hartazg…

Conclusiones catadas

Estuve pensando un poco más durante el fin de semana sobre el tema de las degustaciones, etc. y su aporte a la cultura cervecera (todavía no estoy seguro si la "cultura cervecera" existe o no, pero digamos que sí) y he llegado a algunas conclusiones.

En los comentarios, se mencionó más de una vez la palabra "aprender", se dijo que la gente "aprende" en estos eventos. ¿Aprender qué? ¿Aprender a beber? Alex Padró no es alguien con quien coincido muy a menudo, pero sí que la pegó con este comentario, cuando dijo que a beber aprendés a los 2 años, así que ya nadie te lo puede enseñar. ¿Aprender a disfrutar de la cerveza? ¿Me están queriendo decir que hasta que no me informaron sobre la temperatura y el tipo de vaso adecuado para servir un Barley Wine no disfrutaba de la cerveza, o no sabía hacerlo? ¿Qué son, pelotudos o se creen ya tan superiores que son unos imbéciles? (y esto va también para mi yo de hace unos años). ¿Aprender a apreciar la cerveza? ¿De qu…