15/6/12

Experiencia de años


La reciente experiencia relatada en sus respectivos blogs por Martyn Cornell y Ron Pattinson, me hizo acordar que hacía rato tenía en el tintero mi relato de una experiencia... Iba decir similar, pero de similar no tiene nada... Dejémoslo en "ligeramente acorde".

El pasado otoño mi gran amigo Fernando, el dueño del mejor bar de Ávila, vino de visita por estos pagos y me trajo una botella de Westmalle Trippel que él tenía en su bodega. La fecha de caducidad era  el 25/10/08 y la de embotellado, exactmente dos años antes. El viaje había ajetreado bastante los sedimentos, así que puse la botella en un rincón de mi "bodega" y medio que me olvidé de ella.
 Un día la volví a encontrar y se me ocurrió que estaría genial probarla lado a lado con una versión fresca de la misma cerveza. Lamentablemente, en ese momento no pude conseguir una botella de 75cl, así que me tuve que conformar con una de 33cl, con fecha de caducidad 12/12/13, lo cual implica una cerveza cinco años más joven. Estaba bastante ansioso, la experiencia más cercana a lo que estaba por hacer fue la de aquella X33 de dos años.
Abrí ambas botellas al mismo tiempo. Ya a la vista se las notaba muy diferentes. La "vieja" se había oscurecido un poco y ya no estaba tan turbia y no tenía tanta espuma. De más está decir, los sabores y aromas también habían cambiado enormemente. Era mucho más frutal y acaramelada, casi melosa, diría, y con mucho menos gas, las notas típicas de esta cerveza, esas lindas especias que le dan las levaduras, habían dejado apenas un suave recuerdo. "Más otoñal" es la frase que se me ocurrió mientras la tomaba. Me quedé algo sorprendido, realmente no sabía que esperar, pero tampoco me imaginé que los cinco años traerían tantos cambios.
Mi mujer la prefirió sobre la "vieja". Yo preferí a la "joven" y a su casi casual complejidad. Ahora que lo pienso, es un poco como la vida misma, los hombres por lo general prefieren a mujeres más jóvenes y efervescentes, las mujeres a los hombres más maduros y cálidos.

Na Zdraví!

5 comentarios:

  1. Que bueno! este tipo de catas son muy interesantes! Gracias por compartirlo! Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Más que con la cata comparativa en sí, que es verdaderamente interesante, me quedo con el último párrafo... Brutal! ;P. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Con menos de un decenio de experiencia blogera cervecera en castellano voy a crear un blog para denunciar la blogburbujacervecera actual (el movimiento bloguero, la revolución coleccionista,...) y dar nombres, con referencias de posts antiguos, de su mala calidad, de su incapacidad para aprender, y haré encuestas (con suficiente muestreo) para declarar lo que me de la gana y decidir si se trata de un blogde un hombre, una mujer o una pareja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adelante nomás... Estamos todos ansiosos, creo...

      Eliminar