Ir al contenido principal

Birra en el Castillo


No había lugar para sentarse, la comida fue algo pobre, no había dónde lavarse las manos al salir del baño, (si bien habían fuentes para enjuagar los vasos), faltaban fuentes para enjuagar el paladar entre muestra y muestra, lo cual se hizo sentir bastante ya para el final, faltaron también algunos "pivovary" y no todos los que estaban detrás de los grifos eran "profesionales". ¿Qué más para criticar? Nada más, la verdad, "Festival minipivovarů na Pražském hradě" fue el evento que prometió ser y el tipo de evento que la cerveza checa hacía rato se merecía.
El entorno difícilmente podría haber sido mejor para un día como fue el viernes. A los pies del Palacio de Verano de la Reina Ana, con las torres de la Catedral de San Vito asomándose por encima de las carpas.

Llegué casi a las 2 y media y ya había bastante gente. Por supuesto, me encontré con muchos amigos y conocidos, que a veces hacían difícil mantener una conversación, cada vez que me daba vuelta a enjuagar el vaso y a buscar otra cerveza me cruzaba con alguien con quien me quedaba charlando un rato, pero a decir verdad, esa es una de las cosas que más me gustan de los festivales.

Cada asistente recibió un vaso para degustar y un catálogo para escribir notas, bastante bien los dos (aunque el catálogo podría haber estado ordenado alfabéticamente), y con ello a recorrer el panorama microcervecero checo en medidas de 75ml. Había una linda "mezcla generacional", desde nombres como Pivovarský Dům, U Medvídku o U Fleku, hasta algunos de los que han aparecido en este último año o dos, pasando por la segunda o tercera generación (Koníček Vojkovice, Zvíkov, Lipan, Qásek Ostrava, etc.) y una muestra de lo que puede deparar el futuro con Zhůřák y Nomád, que en cierto modo (y con muy buenas cervezas) siguen el camino abierto por Kocour, Matuška y Třebonice (este último, lamentablemente ausente). 
PF con Koníček Vojkovice

PF con Ivan Chramosíl de U Fleku

PF con Laďa Veselý de U Medvídku
Había decidido de antemano que aprovecharía la estructura de este festival (la entrada de 300CZK, además del vaso y el catálogo, daba derecho a degustar todas las cervezas que uno quiera) para explorar esas nuevas micros/brewpubs que han estado apareciendo como hongos últimamente y que, más allá del nombre, me eran completamente desconocidas. Qué quieren que les diga, no me llevé una buena impresión, Svatopecký Pivovar, Valašský Pivovar v Kozlovicích, Rohovský Minipivovar U Komárků y Ratiškovický Pivovar, entre otros, se presentaron con cervezas muy flojas, que en el mejor de los casos carecían de personalidad y confirmaron algo que se viene diciendo en voz cada vez más alta, el boom microcervecero checo está empezandoa  sufrir dolores de crecimiento. Pero tampoco la cosa está para llorar, cervecerías nuevas como Slaný, Vimperk, BřevnovU 3 Růží (ambos recientemente abiertos en Praga), además de Únětický presentaron productos impecables. La diferencia es que en estas últimas la elaboración está a cargo de gente con muchos años de experiencia que sabe lo que hace desde un punto de vista que va mucho más allá del técnico. Pero bueno, quizás este evento, les sirva a aquellos que no están a la altura de las circunstancias como incentivo para mejorar el nivel y corregir sus fallas.
Sea lo que sea, y más allá de las fallas mencionadas al principio, me gustó mucho este festival, me gustó mucho la idea y el modo en que fue llevada a cabo, me gustó mucho el lugar y el toque de distinción que este le dio a la bebida nacional checa, que lamentablemente, muchas veces no recibe el respeto que se merece. Esperemos que esta sea solo la primera edición de muchas.
Na Zdraví!

Aclaración: No pagué entrada, fui como "periodista acreditado"

Comentarios

  1. buenas fotos.... ya sos una celebridad!!!

    ResponderEliminar
  2. hOLA

    En la foto mucha espuma no ? comentario pelotudo el mio , si los hay , pero me parecio ver mucha espuma en tu vaso.

    saludos


    omar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas cervezas estaban un poco temperamentales y el formato del vaso no ayudaba mucho, pero solamente es cuestión de esperar..

      Eliminar
  3. Si, sabes el invierno pasado hice birra de kit y me exploto una y las otrs mamit a las abro y on el vesuvio. Pierdo lamitad por botella

    Saludos


    Omar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario