27/6/12

5 motivos para querer a Úněticky Pivovar


Algunos días atrás, Únětický Pivovar celebró el primer aniversario de su resurrección (la cervecería había sido cerrada por los Comunistas en 1949, luego de más de 3 siglos de tradición cervecera). Lamentablemente no pude asistir a los festejos, pero por lo que he oído, estuvieron bastante buenos.
Pero bueno, casi a partir de aquel día de junio de 2011, Únětický Pivovar se convirtió en mi cervecería favorita. Siempre me alegro cuando me encuentro con algún boliche nuevo que sirve sus birras y siempre que puedo trato de darme una vuelta por la taberna de la cervecería para tomarme un par, o al menos, para comprar unas botellas para tomar en casa y estos son los motivos:

1. Es lo más cercano que tengo a una cervecería local

Lamentablemente (o quizás por suerte, si lo ven desde la perspectiva de mi mujer) no vivo en Únětice, pero tampoco vivo demasiado lejos, apenas a un par de pueblos de distancia. Solo me basta con un corto viaje en bondi y una linda caminata entre los bosques para llegar allí. Sé que "Local" no significa automáticamente "Mejor", pero sí significa "Más fresco", lo cual nunca es malo para la cerveza checa.
2. Le devolvió su propósito original a un edificio antiguo

Únětický Pivovar fue una de las tantas cervecerías cerradas por los Comunistas por no ser lo suficientemente grande y/o productiva y/o valiosa como para mantener funcionando (irónicamente, estos fueron los mismos motivos que los Capitalistas dieron para cerrar más cervecerías en los 90). Los edificios de algunas de ellas más tarde se converitrían en exageradamente caros y baratamente construidos lujosos departamentos y oficinas, como en Vinohrady y Holešovice, otros se convertirían en una ruina, como en Nusle y muchos otros serían demolidos. Este edificio tuvo la suerte de haber caído en las manos de una empresa láctea que lo utilizó como depósito de su productos y mantuvo su integridad estructural. En 2010 fue adquirido por sus dueños actuales con el objetivo de hacer que el cartel "Pivovar" vuelva a significar algo, un caso casi excepcional.
3. Tiene uno de los bares más lindos del país

Se encuentra en lo que supo ser la maltería, la parte más antigua del edificio. Todavía se puede ver la piedra fundamental fechada 1710. Era ya bastante lindo cuando lo abrieron el año pasado, pero las reformas de este año que expusieron más de las paredes de piedra y restauraron la piedra fundamental lo llevaron a otro nivel. Los muebles viejos que no hacen juego, los techos abovedados y el espacio logran una atmósfera única. (y el morfi no está tan mal tampoco).
2. La disponibilidad de sus cervezas

La gente que está a cargo de esta empresa sabe bien lo que hace y tienen un objetivo muy claro, convertirse en una pequeña cervecería regional. Desde el principio distribuyeron a los pueblos vecinos. Poco después empezaron a aparecer en Praga, primero en los multigrifo, luego en locales más cerveceramente minimalistas como Na Slamníku y U Pětníka, mi primer "local" en Bubeneč y ahora hay casi 40 bares en Praga que tienen Únětické Pivo. Esto no debería sorprender a nadie, las cervezas gustan y suelen traer nuevos clientes. Por supesto que esto significaría un gran carajo si no fuese por la razón nro. 1...

1. Las cervezas

¡Claro! ¡Las Cervezas! Son excelentes. Brillantes. Mientras que más y más micros checas están volviendo su atención a estilos "exóticos", mientras que "IPA" se ha convertido en parte del vocabulario cotidiando de la intelectualidad cervecera local, Únětický Pivovar eligió enfocarse en la tradición. DesítkaDvanátcka (con alguna que otra estacional) es todo lo que ofrecen o más no les hace falta. Una vez que tomás estas cervezas, si le prestas al menos un poco de atención, vas a entender por qué digo que una Světlý Ležák (o incluso una desítka) puede ser una de las bebidas más maravillosas en el universo. Me encanta que haya aparecido gente como Kocour y Matuška, y todos los demás que han traído un poco más de color al paisaje cervecero checo, pero también creo que cervecerías como Únětický (o Kout) merecen tanto o más reconocimiento por quedarse en lo clásico sin por ello sacrificar personalidad y carácter.
Más allá de todo esto o si coincidís conmigo o no, si estás en Praga tratá de encontrar alguno de los boliches que tiene Únětické Pivo (o mejor aun, andá a la cervecería) y tomate una (o cinco) a la salud de esta gente que están obsitnadamente empeñados en hacer las cosas bien.

Na Zdraví!

4 comentarios:

  1. en la foto parece hasta una nefiltrovane.... o weiss

    ResponderEliminar
  2. Es la luz, en realidad, no es tan turbia....

    ResponderEliminar
  3. Las piedras hablan.
    Fueron robadas?
    En españa es normal encontrar piedras medievales de iglesias en ruinas, en casas particulares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no fueron robadas. El texto tallado en la piedra angular hace referencia a la cervecería...

      Eliminar