Ir al contenido principal

Simplemente brillante, brillantemente simple

Pivo a párek, básicamente, cerveza y salchichas, el maridaje perfecto. Ambos son una parte importante de la gastronomía local (Praga es un mundialmente famoso destino cervecero y el otro día un amigo me contó que durante la Primera República era también famosa por sus salchichas) y se complementan de maravillas tanto en el aspecto sensorial como en el cultural, la salchicha siempre ha sido un bocado de la gente común del mismo modo que la cerveza siempre ha sido la bebida del hombre común.

¿Cómo puede ser entonces que nadie haya pensado en armar un concepto alrededor de estos dos? Sí, uno puede comprar salchichas en casi cualquier pub del país y la los puestos de salchichas venden cerveza en algún formato, pero la mayoría de las veces uno o el otro (sino los dos) son algo secundario, algo que hay que tener en caso de que alguien lo quiera. Pero piensen, un local de comida rápida que venda buenas salchichas y buena cerveza, ¡sería una idea genial! Puta, ya mismo estoy corriendo al banco a retirar algo de mi vasta fortuna para montar este boliche. Vinohrady sería un buen lugar.

Aha,... Hay alguien que ya lo hizo.

"Pivo a Párek". Más simple, imposible. Ofrece lo que el nombre promete, ni más ni menos.

Pivo a Párek está en Korunní, justo al lado de la parada de tranvía Perunova. Bajás un par de escalones para entrar en un salón con un bar, estantes que venden cerveza en botella, una heladera con salchichas y un par de mesitas. Listo, nada más. Hay cuatro tipos de salchichas de donde elegir y seis cervezas de barril, todas de pequeñas regionales. Hacé el pedido en el bar, comé la salchicha, bajala con una buena světlý ležák o desítka y a tomarse el tranvía. Hay lugar para sentarse atrás, pero esto no es un pub así que no tiene demasiada onda.

He estado dos veces. Las salchichas, muy buenas salchichas, van desde 28CZK por un "párek" (un par) de salchichs tipo frankfurter a 49CZK por una klobása grande y picante. Las cervezas están todas por debajo de las 30CZK y vienen rotativamente de Herold, Polička, Žatec, Bakalář y Holba, entre otros, y están también disponibles en botella, pero solo para llevar. Nada para enloquecerse, pero están bien cuidadas y servidas y, por sobre todas las cosas, hacen muy bien el trabajo que tienen que hacer. ¡Es genial! Casi que me dan ganas de darme la cabeza contra la pared por no haber tenido yo esta idea. Sí, cualquiera puede abrir un local de salchichas y cerveza, pero no lo vas a poder llamar "Pivo a Párek".

Pero esto no sería una reseña sin un par de observaciones menores.

Ahora que las ferias de granjeros son tan populares, me parece que los dueños de Pivo a Párek deberían mencionar el origen de las salchichas. Seguro que no es el Tesco, Albert o Billa más cercanos, son demasiado buenas para venir de un supermierdado, pero aun así sería lindo saber de dónde vienen (y espero que con el tiempo se agreguen más variedades). También creo que tienen al menos dos grifos de más. Está bien que todos sean rotativos, pero menos sería más en este caso, solamente una desítka, una svěltý ležák de 11º o 12º una tmavý y una polotmavý serían más que suficiente. Si alguien quiere algo más, podrían tener botellas en una heladera.

Y ya está, estas son las únicas dos cosas que yo haría distinto. En lo que respecta al resto, que se quede así como está porque es simplemente brillante, brillantemente simple. Vayan y vean por sí mismos si no me creen.

Na Zdraví!
thumbnail
Pivotéka Pivo a Párek
50°4'31.962"N, 14°27'17.618"E
Korunní 105 - Praga-Vinohrady
Todos los días: 10-22

Comentarios

  1. Llámalo envidia si quieres, pero te odio. Tendré que emigrar.

    ResponderEliminar
  2. Jeje! Me ha hecho gracia el anterior comentario. Suscribo sus palabras, menuda envidia que nos das continuamente... También soy fan de unas salchichas (de cerdo... XD) y he de reconocer que algunos buenos locales que las elaboran ellos mismos o las traen de centroeuropa o del este de europa son riquísimas, aunque por desgracia también hay muchos locales que se ofertan por ejemplo como alemanes y quitando alguna banderilla colgada del techo no hay nada más del país teutón.

    Repito lo dicho, mucha envidia!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Las mejores salchichas que he probado en mi vida fueron en Moravia, cerca de Slavkov u Brna, hechas con carne de cerdo y carnero con especias. Y una desítka de Vyškov para acompañar. ¡Toda una delicia!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario