13/4/12

Lectura obligada

"...los elaboradores se dieron cuenta que podían cobrar más por cerveza fuerte, considerablemente más que lo que los ingredientes y trabajo adicionales costarían."

Me pregunto si esta no es una de las razones del fenómeno de las cervezas extremas y extrasuperduperunavezenlahistoria especiales.

En realidad, la oración que cito arriba está incompleta, empieza con "Ya en el siglo dieciséis..." y fue tomada de Brew Like a Monk, un libro maravilloso escrito por Stan Hieronymus y es solo una de las muchísimas oraciones que podría citar acá.

Brew Like a Monk es una especie de estudio de las cervezas Trapenses y de Abadía belgas y aquellas que fueron inspiradas por estas tanto en Bélgica como en los Estados Unidos. Es un libro que apunta a un público con un conocimiento más que básico sobre el proceso de elaboración, los términos técnicos abundan (por ejemplo, en una sección se discute en bastante detalle el efecto de la geometría de los fermentadores) y aquellos que no estén familiarizados con ellos, al menos en un nievel teórico, se van a terminar perdiendo, ahora, aquellos que cumplen con este "requisito" (y saben suficiente inglés) no pueden perderse este libro.

El grueso del contenido lo componen las historias detrás de algunas de las cervezas más famosas de esta familia, de ambos lados del Atlántico. Es una lectura fascinante, uno termina entendiendo a cada una de estas cervezas de una manera íntima y personal. Aunque acá debo admitir que la sección yanki no me atrapó tanto, pero solo por el hecho de que casi todas las cervezas de las que habla son para mí sensorialmente desconocidas y no me fue posible establecer con ellas el vínculo que sí pude establecer con las belgas. Pero más allá de eso, antes de ponerse a leer el libro les recomiendo tomen nota de las cervezas cuyas historias se relatan, intenten hacerse de tantas como sea posible y las vayan tomando a medida que sus historias aparecen en las páginas. Lo hice con Orval y fue una experiencia magnífica.

Sin duda, los que van a sacarle más jugo a Brew Like a Monk (o BLAM, como lo bautizaron Boak and Bailey) son los que elaboran cerveza, ya sea de manera casera o a pequeña escala comercial. Hay recetas, consejos, seguidos de más recetas y consejos que demuestras que no siempre hace falta utilizar una decena de tipos de malta y media tonelada de lúpulos para hacer cervezas interesantes y complejas.

Pero más allá de eso, lo que más me gustó de Brew Like a Monk fue que me hizo pensar y entender un montón de cosas y confirmó algunas otras que hace rato vengo diciendo. Lo tenue del concepto "artesanal", la estupidez que es decir que hay cervezas/cervecerías que no son "comerciales", los compromisos que casi inevitablemente trae el crecimiento, etc.

Pero sobre todas las cosas, confirma que la pasión no alcanza para hacer buena cerveza de manera consistente. Hace falta conocer la ciencia del proceso, el por qué y el cómo pasan las cosas que pasan cuando se toman los pasos que se toman y sin embargo, el más profundo conocimiento de la ciencia no es suficiente para hacer una Gran Cerveza. Para ello hace también falta una buena dosis de arte y de espíritu. Llámenlo pasión, llámenlo como quieran, yo prefiero llamarlo alquimia.

Na Zdraví!

8 comentarios:

  1. ¿Casualidad?

    Ese libro me llegó ayer!!!
    Tu post me anima a leerlo cuanto antes.

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo voy a buscarlo a ver si lo tienen en version ebook

    ResponderEliminar
  3. Hola

    Yo diria mistica que tul

    te va como termino

    saludos


    omar

    Estube de vacaciones y compre una birra rusa baltica 9 la conoces que te parece , yo no la probe todavia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mística, buena palabra.

      A Baltika Porter hace mucho que no la tomo, pero tengo buenos recuerdos de ella.

      Eliminar
  4. Cervezas rusas de la epoca del comunismo eso creo , piba como diria mi abuela ( abuela bielorusa )

    mistica linda palabra , sera que soy hincha de estudiantes que se yo , esas estupideses del futbol.

    y me probe una dark lager de cambogia muy rica tambien

    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  5. Hola

    A lo mejor no tiene nada que ver pero esto salio hoy en clarin con respecto a la cerveza y al fernet ( que tiene que ver el fernet con tu blog , que se yo pero me gusto )

    cerveza

    Por su composición, por las propiedades de sus ingredientes, sus características organolépticas y por su bajo contenido alcohólico, el consumo moderado puede favorecer una rápida y efectiva rehidratación y evitar dolores musculares".

    fernet

    el secreto que relaciona al fernet con el bienestar digestivo radica en las más de veinte especias y hierbas que posee, entre las que se encuentran el ruibarbo, una raíz que ayuda a combatir la diarrea o el estreñimiento, las hemorroides y los parásitos intestinales; la manzanilla, que se utiliza como antiinflamatorio y calmante; y el cardamomo, que sirve para aliviar los cólicos y combatir la acidez. Por otro lado, el fernet también tiene aloe, que protege de lesiones en la mucosa gástrica, y azafrán, que regula los jugos gástricos, activa las secreciones y la movilidad intestinal.


    Me gusto , tanto que se habla del vino que pito y que flauta


    saludos


    omar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Fernet acá es tremendamente popular. No lo tomo mucho, pero tampoco le hago asco. Es un licor de hierbas, un digestivo más que nada... Si no fuese por el alcohol, estaríamos todos muertos...:)

      Eliminar
  6. yo tampoco lo tomo mucho pero me gusta con coca , y lei que en rep checa se llama fernet stock ,

    a la mier... esta noche fernet con coca y dos cubitos , jajaja


    saludos


    omar

    en la pagina de la logia subieron un video de como la cerveza salvo el mundo , lo conoces pera no perderselo

    ResponderEliminar