Ir al contenido principal

El mercado se sacude

Esto no es más que una traducción de mi artículo de hoy en Prague Post

El año pasado Staropramen Cool Lemon, un mix de cerveza y jugo de limón con bajo contenido alcohólico, algo así como un Radler, fue un éxito ridículo. Inesperado incluso para la cervecería. Más allá de gustos personales, tengo que admitir que es un producto inteligente y sin pretensiones, es un refresco para ser tomado directamente de la botella y así es como lo vendieron.

Ya saben cómo son las cosas en los negocios. Uno de los grandes la pega con un producto nuevo y enseguida la competencia colgarse de ese mercado. Es por ello que cuando el pasado otoño alguien de Plzeňský Prazdroj mencionó Fénix todos esperábamos un producto que vaya directamente al cuello de Cool Lemon. La cervecería también jugó con eso, manteniendo todo en secreto mientras tiraban algunas pistas, verdaderas y falsas, por acá y allá. Incluso unos días antes del lanzamiento oficial (29/2) estaba charlando con unos entusiastas y todos estábamos lamentando que Fénix no sería una resurrección de Gambrinus Bilé, una Weizenbier que, según Ratebeer, todavía existía en 2002 y que aun se recuerda con cariño.

Qué equivocados estábamos.

Hubieron dos cosas que no tuvimos en cuenta. La primera, que Prazdroj ya tiene un "alcopop", Frisco. La segunda, Staropramen Nefiltrované. Fue lanzada a fines del verano pasado y es algo poco convencional para el mercado local, una cerveza de trigo sin filtrar de fermentación baja saborizada con extracto de manzana y coriandro. Un desastre de cerveza, pero que parece haber tenido cierto éxito también. Así que cuando el miércoles pasado, en un evento de marketing bombástico (y algo tonto) en Strahov, Fenix fue presentado al público, quedamos todos al menos un poco sorprendidos que es algo más cerca de Nefiltrované que de Cool Lemon, mientras que algunos medios dicen que quiere competir con Hoegaarden... En fin.

Todavía no probé la cerveza, pero tiene mala pinta, Pivní Recenze le da seis puntos, y estos pibes no son de repartir puntos así nomás. Es también un producto algo raro, no porque es una cerveza de trigo de fermentación alta saborizada con extracto de cáscara de naranja y coriandro, y elaborada en Holanda. El marketing, a primera vista, no parece tener demasiado sentido. Está solamente disponible de barril, en tiempos en que las ventas de cerveza tirada siguen bajando, y vendida como algo moderno y repistola, servido en vasos especiales de 0.4l y, al menos en Praga, muchos de los lugares que la ofrecen son "casinos" (Herna Bar mejor vestidos). Nada malo con ello, pero la impresión que me deja es la de un producto que todavía no sabe bien lo que quiere ser. Su éxito dependerá en gran medida de los recursos que Prazdroj tiene planeado destinar para promocionar la cerveza y sus "rituales" inventados. En fin.

Sea lo que sea, es claro que el elaborador más grande del país se ha dado cuenta y ha aceptado el hecho que existe una creciente demanda por productos que no son lagers rubias. Es una lástima que se han decidido por un producto que fue diseñado por el departamento de marketing y no por los maestros cerveceros (aunque al menos no es tan pelotudo como XCLNT).

No es de extrañarse entonces que las cervecerías regionales les siguen ganando de mano.

Casi al mismo tiempo que Prazdroj orgullosa y ruidosamente presentaba Fénix, Pivovary Lobkowicz (antes conocido como K-Brewery), una empresa que agrupa a siete cervecerías regionales y un serio competidor de las grandes, anunciaba Chlumecký Amber Ale. Por ahora parece ser una edición limitada que se consigue solamente en unos pocos pubs, y parece que no está tan mala, según Pivnici. My predicción es que esta tirada de Amber Ale es una partida de prueba y que eventualmente la cerveza se convertirá en parte del ya extenso portfolio de Lobkowicz, que ya incluye un par de cervezas de trigo. Todo mientras nos encontramos a la espera de la nueva versión de Výškov Jubiler IPA, que me han dicho será más parecida a la primera versión que a la actual. Acá tienen la diferencia entre elaboradores que escuchan a los consumidores y aquellos que escuchan a los estudios de marketing.

Sí, estos son tiempos muy interesantes para los amantes de la cerveza acá. Más interesantes de lo que nadie se podría haber imaginado hace apenas unos años.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Hola

    aqui la mezcla de birra y jugo de limon se llama panache , a veces la tomo pero debo reconocer que nada de cerveza y un refresco , mismo hay gente que le dan a los ninios porque tiene menos de 0.5 alcoool.

    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  2. La Cool Lemon tiene 2.5% de alcohol, si mal no me acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. ah no es otra cosa , esto es jugo de limon con apenas unas gotas de cerveza , pa las viejas paquetudas o alcoolicos con cirrosis.


    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  4. No existe la dicotomia:
    "elaboradores que escuchan a los consumidores y aquellos que escuchan a los estudios de marketing"
    Hay grises, como en todo.
    En el próximo evento de mi pais, el BBF, habrá un encuentro entre productores, distribuidores y minoristas. Como todos somos consumidores, ya tenemos el cuarteto.
    Os cuento
    Saludos
    Alex

    ResponderEliminar

Publicar un comentario