Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2012

En serio...

¿Podrían por favor dejar de asociar "revolución" y "cerveza artesanal"?

Olvidémonos por un momento que para mí "artesanal" no significa mucho más que "premium". Me guste o no, la realidad es que hay muchas personas quienes el término "cerveza artesanal" es algo más o menos concreto, pero sea lo que sea, no es una "revolución".

Una revolución es algo que conlleva un cambio radical en el orden establecido, incluso cuando se trata de una revolución fallida, las cosas nunca vuelven a ser iguales.

El último fenómeno en la industria cervecera que podría llamarse revolución tuvo lugar en las últimas décadas 19 con el desarrollo sistemas eficientes de refrigeración artificial, que resultaron en que las lager dominen el mundo. Fue un cambio bastante rápido y brutal, que algunos países y regiones llegó a prácticamente a exterminar estilos tradicionales con mucha historia.

La cerveza artesanal no ha logrado algo parecido ni de casualida…

Coincidencia

El lunes me levanté de mal humor y me quejé, entre otras cosas, de la falta de variedad entre las cervezas "exóticas" producidas por estas pampas, alegando que los lúpulos yankis no eran los únicos que se podían usar para hacer (India) Pale Ales y que habían también otros estilos que no estaban del todo bien representados.

Lo que son las coincidencias. Esa misma tarde tuve la oportunidad de probar la Czech IPA (podría llamarse ČIPA) de Nomád, un nuevo elaborador del que pronto hablaré en más detalle, la diferencia con el resto es que está elaborada 100% con ingredientes checos, incluyendo los lúpulos, Kazbek, un nuevo varietal de Žatec. Muy interesante, diferente. Me gustó mucho el toque medio salvaje y áspero, casi como mano de carpintero, de estos lúpulos que se complementaban de maravilla con el toque femenino, sexy de las mejores maltas checas. Esta IPA es en cierto modo un trabajo en progreso. Nomád todavía está probando qué es lo que Kazbek puede hacer y cada uno de lo…

Un Poco de Historia

Un par de meses atrás me encontré con un video muy interesante proveniente de la TV ecuatoriana. OK, la calidad de la imagen es bastante pedorra y los dos tipos que ahí hablan son la clase de personas que uno se imagina aburridas incluso después de haber tomado cuatro o cinco cervezas. Pero vale la pena prestar atención a lo que dicen

Según el Lic. Fernando Mosquera, la primera fábrica de cerveza en el Continente Americano funcionó en Quito en el Convento de San Francisco, cuya construcción Wikipedia dice que comenzó en 1550.

Mosquera menciona como fundador de esta fábrica y del monasterio a un tal Jodoco Ricke, un monje franciscano de origen Flamenco. Buscando a esta persona en internet me encontré con que este monje había sido amigo del emperador Carlos V (a quien se lo considera "el padre" de la cerveza en España) y que había llegado a Ecuador unos años antes de que se inicie la construcción del monasterio. Allí también se menciona que Ricke comenzó a cultivar la cebada y…

Lunes gruñón

Me lo han oído (y leído) decir en incontables oportunidades (si hasta lo dije en artículos que salieron publicados en revistas), lo de las micro cervecerías el la República Checa es increíble, hace apenas cinco años había (si mal no me acuerdo) menos de cincuenta y hoy ya son 120 y contando. ¡El año pasado se abrieron más de 20!

Claro que no todo es color de rosa. Este boom ha traído lo que los ingleses llaman "growing pains", o dolores de crecimiento. Hace ya rato que vengo leyendo que sobre la incipiente escacez de personal calificado y el otro día, charlando con alguien que me dio la impresión de saber de lo que hablaba, me enteré que algunos de estos nuevos brewpubs son en realidad operaciones para hacer plata con los fondos estructurales de la Unión Europea. La cerveza, o el negocio de vender cerveza a estas personas les interesa poco y nada, ya ganaron lo que querían ganar con el proyecto, el resto no es su problema.

Sea lo que sea, la verdad es que últimamente he toma…

Que sirva de advertencia

La noticia ya no es nueva, pero vale la pena comentarla porque sigue siendo actual.

Una tarde de invierno, mientras iba de camino a disfrutar de unas Kout en el maravilloso U Slovanské Lípy cruzo Havlíčkovo Nám. y noto que U Radnice o como se solía llamar al final, Svět Piva había cerrado.

No me sorprendí, no me sentí para nada triste, porque era de esperarse, y se lo tenía bien merecido. Falta de respeto a la cerveza, personal inútil y un dueño que, bueno, digamos que no es de las personas más sensatas que anda dando vuelta fueron una de las causas. Después de que los entusiastas cerveceros locales se cansaron de él y su hospoda, este hombre quiso salvar su local mediante los famosos (o infames) cupones de descuento. El resultado fue un desastre todavía peor que captó la atención de los medios y se convirtió en un llamado de atención para los operadores de este tipo de servicios y que seguramente aceleró lo inevitable.

Por suerte no llegó a manchar la reputación del fenómeno de la č…

Pregunta tonta, pero la tengo que hacer

Si me acuerdo bien de la historia, aquellas Pale Ales y Porters que se durante los siglos 18 y 19 se enviaban a la India estaban más lupuladas y atenuadas que otras cervezas contemporáneas para que puedan sobrevivir cuatro meses en el casco de un barco que le daba la vuelta al conteniente africano.

Una consecuencia inesperada, pero bienvenida, fue que el calor y el ajetreo del viaje hacía que las cervezas lleguen a una condición óptima mucho más rápido que si se hubiesen quedado en los sótanos de sus cervecerías (para darse una idea de esto, lean el experimento que Martyn Cornell hizo hace ya un tiempo).

Teniendo esto en cuenta. ¿Puede ser que las bombas de lúpulo yankis sean "mejores"* en este lado del charco que allá? ¿Alguien ha tenido la oportunidad de probar una de esas cervezas "frescas" y luego de haber cruzado el Atlántico?

Na Zdraví!

PS: A lo mejor la pregunta es tonta, no tengo idea de las condiciones en que las botellas viajan desde su fabricante hasta l…

Un poco fuera de tema

Todos ya lo saben, lo han leído millones de veces en el último par de años, no voy a decir nada nuevo. Si bien dudo mucho, mucho que las redes sociales sean la amenaza para gobiernos o para al orden establecido que algunos medios parecen querer hacernos creer, la realidad es que en tanto se tenga una conexión de internet, la tecnología actual nos permite compartir ideas, opiniones, curiosidades y pelotudeces, muchas pelotudeces, con el mundo entero y de manera instantánea. Si estamos de vacaciones, podemos sacarle una foto a algo que nos llama la atención y subirla a nuestro perfil de Facebook, Twitter, etc. para que la vean todos nuestros amigos/seguidores y esperar su reacción, lo mismo si estamos en una fiesta, de camino a nuestro trabajo o tomando una birra en un pub o un jardín o festival cervecero. ¡Click! ¡Tipititap! “Enviar/Compartir” es todo lo que hace falta.

Como todo lo demás que existe, ha existido y existirá en este mundo, este paradigma no es ni bueno ni malo, simpleme…

El mercado se sacude

Esto no es más que una traducción de mi artículo de hoy en Prague Post

El año pasado Staropramen Cool Lemon, un mix de cerveza y jugo de limón con bajo contenido alcohólico, algo así como un Radler, fue un éxito ridículo. Inesperado incluso para la cervecería. Más allá de gustos personales, tengo que admitir que es un producto inteligente y sin pretensiones, es un refresco para ser tomado directamente de la botella y así es como lo vendieron.

Ya saben cómo son las cosas en los negocios. Uno de los grandes la pega con un producto nuevo y enseguida la competencia colgarse de ese mercado. Es por ello que cuando el pasado otoño alguien de Plzeňský Prazdroj mencionó Fénix todos esperábamos un producto que vaya directamente al cuello de Cool Lemon. La cervecería también jugó con eso, manteniendo todo en secreto mientras tiraban algunas pistas, verdaderas y falsas, por acá y allá. Incluso unos días antes del lanzamiento oficial (29/2) estaba charlando con unos entusiastas y todos estábamos l…

Lecturas seleccionadas: Febrero

Tal como, más o menos, lo prometí el viernes, acá está el resumen de lo que más me interesó el mes pasado.

Desde Beervana, Jeff, en una de sus entradas de su muy interesante serie belga habla sobre una práctica muy interesante de Dupont que demuestra que lo que hace la diferencia son esos pequeños detalles.

Siguiendo con Jeff, en esta entrada trata el tema de los estilos y las categorizaciones y lo difícil que es a veces darle un sentido, lo cual fue una respuesta a una pregunta que hizo Alan en su blog, todo mientras yo escribía sobre el mismo tema y Joe salía con una brillante respuesta, que diría que hasta da por terminado el debate.

Y hablando de debate interminable. El significado, utilidad o relevancia actual del concepto "artesanal" es muy bien tratado en Birrarire. El otro día en Facebook alguien usó la "apelación" "Cerveza de taller" y por algún motivo me gustó mucho. Quizás deberían emplearla los elaboradores que recién empiezan a hacer cervezas…

Algunas reseñas rápidas

¡Qué lo parió! Ya no me acuerdo cuándo fue la última vez que publiqué una reseña de cervezas acá. (Bueno, me acuerdo, es solamente cuestión de fijarse en el archivo del blog, pero así queda más lindo). Como estoy seguro que no pocos de ustedes las extrañan, me pareció se sería una linda idea compilar las reseñas cortas que he publicado en mi página de Facebook en el último par de meses para que se las pueda leer en un contexto... ¡A quién estoy tratando de engrupir! Estoy ocupado y tengo mucha paja hoy. Gracias por la magia de ctrl+c y ctrl+v.

Beer Here Farlig Wine: Aprisionada en un establo lleno de lúpulos hay una belleza voluptuosa, oscura con una fuerte personalidad que grita para que la liberen. Es una de esas cervezas que camina en una delgada cuerda floja después de un par de birritas de más... Los gritos no son lo suficientemente fuertes. Con unos IBU menos, esta podría ser una cerveza fantástica.

St. Georgen Dopplebock Dunkel. Una cerveza perfecta para un día como este. Es un p…