Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2012

Pensamientos sueltos (y reciclados) para fin de año

Si sos un homebrewer que está planeando hacerse comercial en 2013, antes de cocinar tu primera birra, dejá el homebrewer en casa. Elaborar cerveza ya no va a ser tu hobby, va a ser tu laburo.

Cuando veo a elaboradores decir que hacen la cerveza que ellos quieren tomar, me pregunto, ¿no deberían hacer la cerveza que yo quiero tomar?

Si experimental se refiere a un producto que todavía está en desarrollo ¿no deberían las cervezas experimentales ser más baratas que las que ya están terminadas?

Los elaboradores tienen confiar más en sus productos. En lugar de invitarnos a probar, catar o degustar sus birras, deberían invitarnos a tomarlas.

Aquel que prefiere gastar 10€ en una botella de una cerveza que no conoce ni sabe si le va a gustar a gastar la misma plata en tres botellas de una cerveza que sí conoce y le ha gustado, tiene un serio problema.

Siempre hay que dudar del juicio de alguien que halaga (y reseña) una cerveza que solamente degustó en medida chupito como parte de una sesión…

Y ya se nos va

En lo que respecta a todo, menos el calendario, el año 2012 ya ha terminado y es entonces hora de hacer el casi obligatorio balance.

Este ha sido, sin duda, el año más exitoso de mi todavía incipiente carrera como periodista cervecero. He colaborado con la revista The Beer Connoisseur (USA) y seguí publicando reseñas en Pivo, Bier & Ale. El otro día volví a mandar un artículo a publicarse en Bar&Beer (ES), luego de más de un año y, a principios de año, The Prague Post me convocó para escribir un blog cervecero regular. Como si esto no fuese poco, también me pidieron colaborar en un proyecto bastante importante, del tipo que realmente me honra (y aprovecho para agradecer a Marcelo, Marcos, Martín, Susana, Mikel, Alberto y Pablo por haberse tomado la molestia de contestar a mis preguntas, sin su ayuda, me hubiese sido imposible cumplir con lo que me habían pedido). Todos estos trabajos han sido (o serán) pagados y poder hacer unos mangos de lo que empezó como un hobby es algo mu…

Un elogio a la ciencia

En la entrada del otro día, cuando terminé de escribir esta frase "cualquiera con un conocimiento básico de ciencia cervecera" tuve que hacer una pausa. De golpe me puse a pensar por qué había usado la palabra "ciencia" y me empecé a acordar de lo que había escrito en otras ocasiones, comentando el tema de la historia de la industria cervecera, sobre la adopción de un enfoque más científico para la elaboración y cosas por el estilo. Me acordé también mucho de lo que leí en "Brew Like a Monk", pero sobre todo, de esta excelente entrevista que Kristen England le dio a Fuggled. A la primera pregunta de Velký Al, ¿Cómo llegaste a la carrera de elaboración de cerveza? Kristen responde "... Es otra forma de ciencia que me enganchó... la ciencia engendra ciencia...".

Antes de ponerme a escribir esto, le pregunté a los seguidores de mi página de Facebook qué pensaban al respecto y después de un más que interesante debate, y de rumiarlo un poco, llegué …

Pensamientos de Viernes por la Mañana

No quiero meterme demasiado en el quilombo generado por el comunicado de la US Brewers Association, solo que estoy en casi total acuerdo con lo que Alan dice acá.

Pero bueno, puede que el debate no me concierna demasiado, después de todo, soy un choborra que vive en la República Checa, pero a pesar de ello, podría decirse que es parte de un tema más amplio. A menudo se oyen llamados (a menudo por partes interesadas) a apoyar cervecerías pequeñas/locales/independientes porque el ser pequeñas/locales/independientes las hace casi automáticamente mejores que las que son globales/grandes/corporativas, y la verdad que me tienen las bolas llenas con esa boludez (boludez que en algún momento supe difundir).

Son varias las razones por las que me gusta (y creo que es importante) apoyar a pequeñas empresas, sea lo que sea que produzcan. Son bastante obvias, creo, así que no voy a especificar, pero todas ellas, sin excepción están subordinadas al valor que estas empresas me pueden dar a cambio d…

Por qué vuelvo

Entro, saludo, me siento. Recibo mi dosis, tomo. Escucho la música, la charla. Entro en la charla. Charlo y tomo y río, fuerte. Y tomo y charlo.

Štamgast M le dice y le da algo al dueño. Algo que no agarro, porque estoy charlando mi charla y birreando mi birra.

La música cambia, Štamgast M me mira con media sonrisa. ¿Conozco la tonada? ¡Mierda que sí! ¡Don't Fucking Cry For Me Argentina! ¿Cómo no podría?

Río. Esa lágrima que quería rodar lo piensa mejor. Se vería tonto.

Štamgast F me toma el pelo. Y otra vez. Sabe bien cuánto pelo puede tomar. Sabe bien cuánto pelo le voy a tomar de vuelta.

Y tomo. Y escucho. Y charlo. Y río. Y a propósito, soy Štamgast P. Y yo soy Max. Ahoj.

¡Y que el mundo se cague! ¡Venga otra birra! La realidad llama. La realidad puede esperar un rato más. Siempre lo hace.

Fue la cerveza lo que primero me trajo. No es la cerveza lo que lo que me hace volver.

Na Zdraví!

Aclaración evolucionaria

Voy a intentar aclarar un conflicto semántico que surgió del tema del otro día.

Hay gente que sostiene que "evolución" es lo mismo que "cambio" a secas. Por ejemplo, en este comentario un Anónimo(*) dice que "Evolucionar es cambiar pero no necesariamente a mejor, tambien puede ser a peor".


Yo creo que, al menos en este contexto, esta intepretación es errónea. El discurso filtrófobo da a entender que solo las cervezas sin filtrar ni pasteurizar "evolucionan" porque están "vivas" y que las cervezas filtradas y pasteurizadas no pueden evolcionar porque están "muertas".

Sin embargo, la calidad de las cervezas muertas también es afectada (entre otras cosas) por el paso del tiempo. Una Pilsner Urquell, una Guinness, una Paulaner, una Corona, una Sierra Nevada Pale Ale consumida en Praga, Madrid, Londres, Moscú o Toronto no va a ser la misma cerveza que salió de la fábrica vaya uno a saber cuánto tiempo atrás, va a haber cambiado, …

Bien hecho, Heineken

De tanto en tanto recibo invitaciones para eventos de RR.PP que por lo general son desestimadas de inmediato. No (solo) porque muchas de ellos tienen lugar en otras ciudades o países (en serio, loco, si de veras quieren que vaya a su evento en España o Inglaterra, al menos ofrezcan ayudarme con el alojamiento, o mejor, pagar por el viaje), pero porque son eventos corporativos de RR.PP. en donde no es muy probale que pueda hablar a calzón quitado con nadie de la empresa.

En esta ocasión fue distinto. El e-mail que Heineken me envío la semana pasada me invitaba a un "neformální předvánoční setkání nad dobrým jídlem a pivem" (informal encuentro pre navideño con buena comida y buena cerveza) y no al lanzamiento de un nuevo producto. La mención de un  "krátký kurz pivního sommeliérství" (breve curso de somelierismo cervecero) lo hizo todavía más interesante. Saben bien que no soy muy fanático de catas y degustaciones, pero me picó la curiosidad y (no sin algo de escept…

Huevada evolucionaria

El otro día 2D2dspuma hablaba de la necesidad de hablar públicamente de lo malo, con lo cual no podría estar más de acuerdo. Es más, me parece también importante dar nombres, no con la intención de hacerle daño a nadie, sino porque decir "tomé una cerveza alternativa contaminada/de mierda" sin decir cuál fue crea el riesgo innecesario de que el lector ponga a todas esas cervezas alternativas en una misma bolsa, pero no es de este tema tan trillado  de lo que quería hablar, sino de otro tema que también se está volviendo trillado.

Entre los muchos comentarios y comentaristas apareció Alex Padró con, entre otras cosas, esa huevada de que las cervezas sin filtrar "evolucionan". Más tarde, y en respuesta a un comentario mío al respecto, un tal Guillem Laporta dijo lo siguiente:
"Pivní...Las cervezas sin filtrar ni estabilizar CLARO QUE EVOLUCIONAN (como los vinos) y eso lo sabe cualquiera que tenga nociones sobre los seres vivos. La cerveza de la que hablamos est…

Lo que dejó la charla

Un proyecto en el que estoy colaborando me llevó el otro día a Nota Bene porque tenía que arreglar algo con uno de los dueños. Al final nos quedamos charlando casi por una hora. El tipo me contó un poco sobre su historia cervecera, en cierto modo, bastante parecida a la mía. Era un fan de Pilsner Urquell hasta que tuvo lo que podría llamarse una epifanía que lo llevó a explorar más a fondo el mundo de la birra, no hubo vuelta atrás. Me contó también sobre el restaurante que supo tener en Malá Strana, bastante popular con turistas españoles, que de un día para otro se vio obligado a cerrar. Para ese entonces ya estaba pensando en embarcarse en algo nuevo y diferente, y la idea de Nota Bene empezó a tomar algo de forma. Ya estaba bastante metido en el tema cervecero, estaba muy entusiasmado con Matuška, Kocour, etc. y pensó que serían un muy buen ingrediente para el concepto general del restaurante. El resultado ha sido todo un éxito. Hoy, sin reservas, hay muy pocas, si es que alguna,…

Macro cultura

En la versión en inglés de la entrada del otro día sobre el nuevo modelo de catas, Jeff, de Beervana me sugirió elaborar un poco mas sobre esta idea "...  el marketing de muchas de las macro marcas tiene una relación más realista con la cultura cervecera que el de las micro marcas.". Y, como no tengo nada mejor que hacer, he aquí lo que pienso:

El marketing macro cervecero ha sido criticado, entre otras cosas, por ser superficial, tonto, chato, por vender marcas y no cerveza, etc. Se dice también que no suele hablar de la cerveza porque lo que venden es mierda y no quieren que la gente se ponga a pensar demasiado en ello. Falsa lógica. Las grandes empresas cerveceras venden un producto de consumo masivo y su marketing, por ende, tiene que hablarle al espectro más amplio del mercado. El discurso marketinero, entonces, no suele girar en torno a ingredientes, procesos, características sensoriales, etc. porque no sería más que un derroche de recursos ya que a la mayoría de la g…

Pensamientos de viernes

Ando algo quebrado estos días, lo cual ha resultado en una significativa reducción de mis visitas a pubs, ni hablar de Pivotéky, lo cual, a su vez, a resultado en mi adopción de un enfoque más budista hacia la cerveza.

Por ejemplo, sigo lo que Pivnici han estado publicando sobre las cervezas que han estado tomando y los lugares a los que han ido y no estoy sufriendo por ello. Sé que mi actual situación financiera no me permitiría casi nada the so y lo he aceptado. Disfruto de las cervezas que sí puedo comprar y atesoro cada birra que puedo tomar en mis escasas visitas a alguna hospoda, o cuando alguien me invita alguna, quizás más, en algún modo, de lo habitual.

¡Se siente bien! Puede que me acercando al Pivní Nirvana.

Na Zdraví!

Pragmatismo

Una serie de eventos desafortunados resultaron en que no me sea posible ir a comprar el cajón semanal antes del fin de semana y me quedé sin cerveza. ¿Lo pueden creer? ¡Me quedé sin birra! En serio.

Bueno, en realidad, no del todo, todavía quedaban unas botellas en mi "bodega", pero todas tenían inclinaciones imperiales y sabía que ninguna sería del tipo que tendría ganas de tomar después de haber terminado con el trabajo que tenía que hacer. ¡Horrible laburo! En serio, tuve que transcribir grabaciones de audio que no eran más que canastas llenas de pelotudeces. Retiro lo dicho, no eran canastas llenas de pelotudeces, ¡eran contenedores marítimos llenos de pelotudeces! Sabía que iba a necesitar una birra simple, sin complicaciones ni pretensiones para tomar al final del día.

Si viviese en Praga, esto no sería problema. Solo bastaría con ir a la hospoda más cercana y dejar que me traigan un par. El problema es que no vivo en Praga, vivo en lo que los checos llaman una sateli…

Un nuevo modelo

Esta corta, pero muy clara entrada del Reluctant Scooper me hizo acordar de algo que me venía dando vueltas por la cabeza desde la primera y la segunda crítica que hice a las catas y degustaciones, que en su momento hasta me hizo dudar de la existencia de la "Cultura Cervecera".

Bueno, ahora estoy convencido, la cultura cervecera sí existe y es más o menos lo que definí en su momento. Pero la cultura cervecera no es algo autónomo o independiente, es parte integral de algo más amplio. Sí, es cierto que, al ser la cerveza un bien de consumo, su cultura, es decir, la relación que el consumidor tiene con la bebida, está en cierta medida moldeada por el marketing, es decir, el modo en el que los productores de cerveza buscan que el consumidor vea el producto, se relacione con él y lo consuma. Pero el marketing cervecero, en sí mismo, está también a menudo moldeado por los hábitos, tradiciones y cultura locales (ahora que lo pienso, el marketing de muchas de las macro marcas tien…

¿Extinción? Sí, claro.

El otro día me encontré con un artículo sobre un muy interesante proyecto llamado el Cluster Cervecero. Básicamente, se trata de dos elaboradores, Alex Padró, de Llúpols i Llevats, y Gabriel Fort, de la marca homónima, trabajando en un mismo edificio, cada uno con sus propios equipos. A ellos se les suma Steve Huxley, responsable de la Steve's Beer Academy y elaborador de su propia línea de cervezas. Además de elaborar sus respectivos productos y dar cursos, estos tres cerveceros trabajan en proyectos conjuntos. Todo muy interesante, todo venía muy bien hasta que leí esto:
"la buena cerveza a punto estuvo de (...) extinguirse (...) a mediados del siglo pasado. Los años de la sed ¿Lo qué? ¡Esta sí que es nueva para mí! Por suerte está Huxley para explicarlo todo (bueno, más o menos):
"...Los 13 años de la ley seca de Estados Unidos tuvieron al final una repercusión mundial. Finalizada la prohibición en 1933, las grandes empresas coparon el mercado con cervezas de baja cal…

Cortas vacaciones

Con mi familia nos tomamos unas más que merecidas vacaciones de cuatro días en Liberec. Mi mujer había reservado una estadía en el Hotel Babylon, más que nada para que nuestra hija pueda disfrutar algunas de las muchas atracciones que tiene ese enorme complejo (tengo que confesar que en el parque acuático la pasé bomba yo también).

Antes de irnos había pedido mis seguidores en Facebook y Twitter que me recomienden lugares donde ir a tomar buena birra en Liberec. Un par de recomendaciones llegaron, los lugares tenían linda pinta, pero al final no fui a ninguno. Estoy casi seguro que la habría pasado bien en esos boliches, pero no parecían ser del tipo del lugar en donde mi mujer y mi hija también la pasarían bien y estas eran unas vacaciones en familia y quería dedicarle todo mi tiempo a ellas. Pivní Filosof se quedó en casa mirando porno o documentales sobre las maravillas de la naturaleza, o lo que sea que el tipo este hace cuando no se está emborrachando.

¿Y saben qué? Cerveceramen…

Otros 3 boliches nuevos

Al ritmo que en Praga se están abriendo tabernas nuevas, si quisiese reseñarlas a todas, necesitaría hacer de esto un laburo full-time. Como no creo que tal cosa suceda en un futuro cercano (o lejano, aunque estoy abierto a eventuales ofertas), estoy obligado a arreglármelas lo mejor posible con mis algo limitados recursos (tanto en tiempo como en dinero) y ser muy selectivo, confiando más que nada en recomendaciones y comentarios de otros choborras. Es a ellos, entonces, a los que tienen que agradecerles las siguientes reseñas.

Bernard Pub
Había oído de este boliche en verano. Lo tomé como una buena noticia, hacía rato que quería ver en Praga una hospoda abanderada de Bernard, una de las cervecerías checas más sólidas (más allá de Skanzen, en Karlín). Lamentablemente, la cervecería de Humpolec decidió tomar el camino de Potrefená Husa.


No me gustan las cadenas de pubs. Casi sin exepción las sucursales están sobre-diseñadas y carecen de alma. Y es justamente lo que pasa con Bernard Pu…

Pensamientos de Viernes por la Mañana

Como todo lo nuevo que uno aprende, la visita a la maltería de Ferdinand me dejó pensando, en este caso sobre la naturaleza de la llamada "cerveza artesanal".

Las maltas de Benešov son un producto innegablemente artesanal. Acá lo que manda es la tradición, la dedicación y la atención por los detalles. Todo lo que sucede durante el proceso tiene su razón de ser y el objetivo es, por encima de todo, la calidad. Una calidad que está respaldada por análisis de laboratorio para cada partida, números y valores con los que no se puede discutir.

Para bien o para mal, con la cerveza no es tan fácil. Sí, un análisis de laboratorio será capaz de determinar que A es técnicamente mejor que B, pero como es un producto de consumo de lo que estamos hablando, la calidad subjetiva es la que prevalecerá y esta a menudo no está de acuerdo con la técnica o la ciencia.

En cierto modo, esto tiene un efecto sobre la idea de "artesanal" y el eterno debate en torno a ella. Para mí, "C…

Al principio, fue la malta

Para mí, la cerveza es el resultado de una cadena de procesos que termina recién cuando esta llega a mi vaso. Si bien el impacto de algunos de los eslabones de esta cadena será mayor que otros, todo lo que las personas involucradas en ella hacen, afectará el producto final. ¿Pero si termina en el vaso, dónde empieza? En la maltería.

El lunes, junto con mi colega Jeff Alworth, fuimos a Benešov a visitar el pivovar local y las instalaciones que producen la tradicional "Malta de Suelo de Bohemia". Como guía tuvimos al Sladmistr David Mareš, que nos mostró todos los rincones de la maltería y contestó a todas nuestras preguntas. Como todo aquel que practica un oficio tradicional, Mareš quiere mucho al trabajo que ya hace casi dos décadas viene haciendo y está muy orgulloso de él, aunque también algo preocupado por el futuro.
El malteado de suelo es un proceso fascinante en donde la naturaleza es gentil, pero firmemente obligada a hacer la voluntad del hombre. Es también notable …

¿Una ventana al pasado?

Estaba con mi amigo polaco Artur tomando unas cervezas y hablando de cerveza y de la vida en general. Se estaba haciendo hora irse y decidimos cerrar la sesión con una Rauchweizenbock* que hacía mucho no tomaba.

Cuando nos trajeron los vasos me di cuenta que además de ser un poco menos oscura de lo que me acordaba, la cerveza estaba también algo agria, y a pesar de ello, excelente. Esa contaminación (no fue algo planeado por el elaborador) le había dado una nueva vuelta de tuerca a una birra que ya de por sí es muy interesante y no poco compleja.

Todo habría quedado en otra interesante experiencia sensorial por el relato de Adrian sobre su encuentro con una Mild rancia, y de cómo quizás esta le había dado una muestra del perfil que las Porters viejas tenían en el siglo 19.

¿Es posible que esta rauchweizenbock contaminada también me haya ofrecido una suerte de postal histórica?

En varias ocasiones, y de varias fuentes, he leído y oído que, en la era A.L. (antes de lager), la cervezas …

Gypsy Porter+Amigos+Zlý Časy = Velada Perfecta

El sábado pasado, en bar de arriba de Zlý Časy, se hizo una informal presentación oficial de Gypsy Porter, la birra que en Gazza Prescott de Steel CityPivovar Kocour y un servidor elaboramos en Varnsdorf.
No hay mucho más que le pueda decir de la esta Baltic Porter que no les haya dicho ya. ¡Mentira! ¡Es excelente, brillante! Gazza eligió muy bien la mezcla de maltas (Pilsen, Munich, Carafa Spezial No. 1 y Carared). Evitó que la cerveza sea empalagosa, a pesar de que recubre todo el paladar gracias a una atenuación relativamente baja (para que den una ida, Pardubický Porter, que también declara 19º Balling, tiene 8% de alcohol, Gypsy tiene 7,2 con una graduación balling original de casi 20). Los lúpulos también balancean de maravillas esa sinfonía de maltas y hacen que esta cerveza tenga una tomabilidad peligrosamente alta para su octanaje. Lo único que no salió tal y como nos habíamos imaginado fue el aroma. Con dos meses madurando en frío, el Citra que agregamos al final del hervo…

Sucedió un día

Me acabo de acordar de una anécdota que me contaron hace cosa de dos meses. Viene más o menos así:

La gente de Pivotéka Pivní Rozmanitost fue a una feria en Ustí nad Labem con su proyecto cervecero Pivovar Nomád (le debo un artículo a estas birras). En su stand estaban vendiendo Žižkovský Svrchňák a 25CZK el medio litro. Un tipo se acercó y preguntó qué era esa cerveza. La persona que estaba atendiendo le explicó de qué se trataba y el tipo respondió diciendo que como no conocía a la cerveza, debía ser mala (o algo por el estilo) y se fue al puesto de al lado a comprar una Gambrinus por 29CZK.

La primera reacción de todos los que esuchamos/leímos esta historia fue decir (en diversos idiomas) "¡Qué pelotudo!", lo cual en realidad, no es justo. No se puede criticar a nadie por sus gustos cerveceros, vos y yo podemos decir ligítimamente que Gambáč es una garompa, ¿y qué? A todos nos gusta algo que podría ser legítimamente calificado como "una garompa". Se puede criti…

El riesgo de las recomendaciones

Existe un gran motiv por el cual los críticos profesionales de restaurantes visitan el mismo lugar varias veces antes de escribir sus reseñas. Necesitan evaluar la consistencia, no solo de la comida, sino también del servicio, la atmósfera y todas las otras variables que hacen a un restaurante.

Yo no soy un crítico profesional. Mis reseñas de pubs deben ser tomadas como las recomendaciones de un amigo. Los criterios que uso para evaluar un boliche son bastante simples: qué tan bueno es el segundo 50% que hace a una cerveza, los precios (o mejor dicho, el valor) y qué tan cómodo me siento ahí. Si un pub la pega en esos tres parámetros, voy a querer volver visitarlo en algún momento en el futuro, y si quiero volver a visitarlo en algún momento en el futuro, lo voy a recomendar. Esto es exactamente lo que me pasó hace un par de semans en U Krkouna. La había pasado bien hablando con el dueño y las cervezas de Dalešice estaban bárbaras. Esta historia podría haber terminado ahí si uno de m…

PROSÍM POZOR!

Este sábado 20 de octubre, a partir de las 17hs, en Zlý Časy, junto con Gazza Prescott, de Steel City Brewing y alguien de Pivovar Kocour, vamos a presentar Gypsy Porter, la cerveza que hicimos juntos hace dos meses en Varnsdorf.
Gypsy Porter es una lager oscura fuerte inspirada en Baltic Porter. La receta fue armada por Gazza sobre la base de una receta de Sinebrychoff Porter que me mandó Kristen England, Maestro Cervecero de Pour Decisions, en USA, me mandó por e-mail (si no lo hiceron ya, les recomiendo lean la genial entrevista que dio para Fuggled). Fue elaborada con un macerado de doble decocción (como corresponde) y usamos maltas Pilsen, Munich, Carafa Spezial No. 1 y Carared, lúpulos Saaz, en pelets y Citra (para aroma). La graduación Balling fue de 19,8 y terminó de fermentar (en piletón abierto) después de diez días con una graduación de 5.4º. Es un cervezón y me muero por ver cómo ha evolucionado desde que lo tomé hace unas semanas en Slunce v Skle.

Están todos invitados.

N…