30/12/11

Lista de deseos para 2012

En el año 2012 quiero:
  • Seguir tomando birra de la buena, sin importar dónde ni quién ni cómo haya sido elaborada (un deseo fácil de cumplir).
  • Que haya un par de "čtvrtá pípa" más, pero que también haya más lugares tipo U Slovanské Lípy que vendan solamente una marca "alternativa" (a veces, uno tiene solamente de pedir "pivo").
  • Que Aliance PIV siga creciendo.
  • Que Prague Beer Museum solucione de una vez por todas los problemas que tienen con la guarda de las cervezas.
  • Que algún restaurante de alta categoría decida ofrecer una buena y sólida carta de cervezas checas e importadas y que lo anuncie a los cuatro vientos, y que dicha carta no incluya porquerías como Corona, Guiness Draught o Desperados.
  • Que se termine un poco la fiebre de las cervezas extremas en las que manda a los gritos el lúpulo o las levaduras o tal o cual madera y que los "innovadores" acepten el desafío de hacer cervezas simples, moderadas de alcohol, pero a la vez sabrosas e interesantes
  • Que aquellos elaboradores con problemas de control de calidad y consistencia solucionen esos problemas o directamente cierren el boliche (le están faltando el respeto a la cerveza y a los consumidores y le están quitando mercado a gente que sí sabe como hacer las cosas)
  • Que los que estén planeando abrir una cervecería en 2012 lo hagan solo si han invertido en equipos verdaderamente profesionales y si es así, que saquen a la calle cervezas con recetas bien pulidas (los consumidores no tenemos por qué financiarles una eventual modernización de sus instalaciones y/o su capacitación profesional)
  • Que haya más blogs cerveceros en español y que estos y los que ya existen intenten apartarse un poco del modelo "tomé esto y lo otro/estuve en esta ciudad/pub/festival y me pareció...", no es porque eso esté mal, pero creo que hay mucho más sobre lo cual hablar.
  • Que los medios en español sigan publicando huevadas sobre cerveza. No, en serio, tengo que confesar que me divierte mucho hacer pelota esos artículos. Claro que si quieren empezar a tratar el tema cerveza con el respeto que se merece, son más que bienvenidos.
  • Que BrewDog y otros la corten con los trucos de marketing y la retórica bombástica, es hora de madurar. Intentar diferenciarse tirándole mierda a las industriales (o a CAMRA) ya no tiene ninguna gracia, permítanle a las cervezas dictar el discurso.
  • Viajar. Quiero volver a Bamberg, pero también ir a algún lugar en el que todavía no he estado.
  • Leer, libros.
  • Que Pivo, Bier & Ale se siga publicando, que crezca en circulación y que tenga más anunciantes. Es algo necesario para la cultura cervecera local.
  • Que mi libro se venda todavía más.
Si a alguien se le ocurre algo más o tiene deseos propios los puede dejar en los comentarios.

Na Zdraví!

23/12/11

2011 - Lo más destacado

Sin más preámbulos, acá va lo que más me gustó de este año que ya prácticamente se nos fue.

Cerveza nacional, tirada: Únětická 12º. Iba  a elegir la Stout magnética de Chýně, una cerveza a la que fantástica le queda corto, pero la de Únětice no solo es buenísima, sino que se puede conseguir en cada vez más lugares en la ciudad.

Menciones honorables: Además de la mencionada Stout, la Polotmavá 13º de Pivovar Antoš.

Cerveza nacional, botella: Primátor Stout

Menciones honorables: Eggenberg Nakouření Švíhák, Janáček Kounic.

Cerveza extranjera, tirada: Mahr's Brau Ungespundet Kellerbier (tomada en el stübe de la cervecería)

Menciones honorables: Neder Annafestbier, Schlenkerla Märzen (en el stübe de la cervecería).

Cerveza extranjera, botella: Bastante difícil acá, pero, Pliny the Elder, una de esas pocas cervezas que está por encima de su fama.

Menciones honorables: N'ice Chouffe, DeMolen Hel & Verdoemenis, Kraus Hell Lager

Pivovar: Únětický Pivovar. No solo están elaborando muy buenas cervezas, sino que están haciendo muy bien el trabajo más importante, venderlas. El cartél de Únětický Pivovar se puede encontrar ya en vaya uno a saber cuántos lugares en Praga y alrededores.

Menciones honorables: Pivovar Vyškov (volvió de los muertos y ya está haciendo una muy linda IPA, además de una exclente světlý ležák), Rukodělný Pivovárek Třebonice.

Hospoda (que no es Zlý Časy): Zubatý Pes 


Menciones honorables: U Vodoucha, U Slovanské Lípy

Revista: Pivo, Bier & Ale

Libro: "Praga: Guía Cervecera para Borrachines" (¿esperaban algún otro?)

Evento: Annafest

Blog en inglés: Boak&Bailey

Blog en español: 2d2dspuma, por favor

No sé para ustedes, pero para mí 2011 ha sido para mí el mejor año desde que empecé con este blog, en muchos niveles. Haber publicado mi libro me ha dado un sinfín de satisfacciones y por fin pude tomarme unas vacaciones, que disfruté grandemente. Esperemos que 2012 siga en la misma tónica.

¡Felices fiestas a todos!

Na Zdraví!

21/12/11

Es obvio, pero...

Espero me disculpen por decir lo evidente, pero...

TRAPENSE NO ES UN ESTILO

Querido micro cervecero, a menos que seas un miembro de esta orden monacal, tu cerveza no es "Trapense", no es tampoco de "estilo Trapense", porque además de que, legalmente hablando, ni siquiera la podés llamar "Trapense", TRAPENSE NO ES UN ESTILO

"De Abadía" tampoco es un estilo. En algunos casos se trata de apenas un poco más que una etiqueta como "artesanal", pero en el caso de las Erkend Belgisch Abdijbier, se trata de cervecerías que cumplen con ciertos requisitos legales, que, como los de las trapenses, no tienen ninguna competencia sobre la calidad o tipo de cervezas que se elaboren. En otras palabras, y como me dijo el amigo "Peregrino Sediento", alguien que sabe mucho del tema: "Westvleteren podría hacer una lager pedorra filtrada y todavía sería una cerveza trapense".

El motivo por el cual estas cervecerías no elaboran una Pils, es el mismo por el cual las cervecerías industriales checas no elaboran una Tripel.

Por otro lado, y en respuesta a mensajes y comentarios que recibido y leído por ahí:

Para entender a una cerveza hay que tomarla.

Las guías de estilos no sirven para nada. Libros, revistas, blogs, artículos, reseñas, a lo sumo sirven para complementar información (algo que siempre viene bien) y para ayudarnos a saber dónde gastar nuestro dinero (lo cual siempre es bienvenido). Pero si realmente se quiere entender a una cerveza, hay que tomarla. Y digo tomarla, no "degustarla" o "catarla" (¿soy el único que piensa que los "cursos de cata" son solamente un engañapichangas?), me refiero a sentarse a tomar una porción entera de esa cerveza (lo ideal sería lo más cerca posible de su fuente, inmerso en la cultura propia de la cerveza, pero eso es algo que no todos podemos hacer).

Así que tomen, presten atención, comparen con otras cosas similares que hayan tomado, piensen, tomen de nuevo (y a lo mejor ese van a dar cuenta de cuan absurdo es llamar "de Abadía" o "Trapense" a una cerveza elaborada en Argentina, Chile o Australia).

Na Zdraví!

19/12/11

¿Václavák para checos?

En los casi diez años que llevo vivendo en Praga no he visitado ni uno solo de los bares, restaurantes, cafés, etc. que hay en la Plaza Wenceslao, ni tampoco he tenido ganas de hacerlo. Aquellos que no parecen un arquetipo de la trampa para turistas, no son el tipo de lugares a los que me gusta ir.

El otro día, decidí hacer una excepción con Restaurace v Melatrichu, que según The Prague Post es un lugar que busca satisfacer no solo a turistas, sino también a una clientela local. A primera vista, esto parece ser confirmado por los precios de la carta cervecera (ya voy a hablar sobre ella), salvo Pilsner Urquell, todas las cervezas están por debajo de 40CZK el medio litro.

Sin embargo, hay un par de cosas que podrían hacer sonar algunas alarmas. Las cervezas se venden también en tupláky, los únicos que toman vasos de un litro son los turistas más cuadrados. Además, en la entrada al restaurante, la carta cervecera está disponible solo en ruso. No tengo nada en contra de los rusos, pero es bien sabido que son por lejos los que más gastan en promedio de entre todas las nacionalidades que visitan Praga. Pero bueno, podría decise que esos son prejuicios y sabio es aquel que no se deja guiar por ellos.

Por algún motivo, creía que este restaurante estaría en el primer piso. Está en el sótano, mejor, me gustan más los boliches que están bajo tierra. Es grande, amplio y dividido en varios espacios. Seguro que hay a quienes les gusta este tipo de lugar, a mí no tanto, me parece demasiado impersonal.
Era la hora del almuerzo, había bastantes mesas ocupadas, creo que todos los parroquianos eran checos. El servicio, bastante bien, profesional, nada de simpatía fingida, hacían lo que tenían que hacer y lo hacían bien, lo cual es para mí la definición de buen servicio (soy de los que preferieron un gruñido auténtico a una sonrisa falsa).

Pedí el especial del día. Por 99CZK me pareció bien. Hrstková, una sopa de legumbres que estaba buenísima y una muy generosa porción de Prejt, chukrut y papas. El prejt (algo así como relleno de morcilla al horno) estaba un toque demasiado salado, pero se la bancaba, el chukrut estaba como a mí me gusta, un toque crocante y las papas estaban muy bien hechas (es sorprendente cuántos restaurantes son capaces de arruinar algo tan simple como papas hervidas). Muy lejos de ser sofisticado, pero cayó muy bien en un día que no se decidía si quería ser de otoño o de invierno.

Pero no había venido ni por la comida, ni por el servicio, ni por la atmósfera del lugar. Lo que me trajo a Restaurace V Melantrichu fue la oferta cervecera. Además de la ya mencionada Urquell, tienen varios de los productos de K-Brewery, más dos cervezas "invitadas" (Únětická 10º y Permon 11º, el día que fui) y como si esto no fuera poco, V Melantrichu es uno de los pocos lugares que tiene "su propia" cerveza. Está elaborada en Sokolov y se llama Melantrich, no gastaron demasiada imaginación en el nombre, quizás tanta como gastaron para elegir qué tipo sería, světlý ležák.

No estoy contradiciendo lo que dije el otro día, sigo creyendo que, en buenas manos, una světlý ležák es una de las bebidas más fantásticas que uno pueda tomar. Pero es también el tipo de cerveza más común del país. Si eligieron tener su propia cerveza, ¿por qué no hacerse elaborar otra cosa? No habría hecho falta que sea algo "exótico", una buena polotmavé hubiese sido suficiente.

Otra vez prejuicios, a lo mejor Melatrich resulta ser una de esas lager rubias checas que me gustan tanto. Me la sirven en su propio vaso, espuma blanca como de publicidad de detergente, muy bien tirada, ni una burbuja visible en el líquido que es tan oscuro como una světlý puede ser antes de convertirse en polotmavé. Sin dudas, una cerveza muy apuesta.
Me gustaría poder hacerle más cumplidos, pero la realidad es que no me gustó para nada. Manojo de flores secas envuelto en tofee espolvoreado con caramelos de miel triturados, es lo mejor que se me ocurre para describirla. Fea con orgullo, me pareció.

Cuando me fui me quedé pensando si lo que había tomado era la cerveza tal y como el dueño de V Melatrichu la quería (y antes de que alguien venga con algún tecnicismo, si una cerveza refleja la intención del elaborador, está bien hecha, y punto) o si tuve mala suerte y me tocó algo de una partida o barril flojos. (Me gustaría también poder poner más fotos, pero las que saqué salieron para el orto)

Sea lo que sea, no creo que vuelva para averiguarlo. Si la cerveza es así, sé que no me va a gustar, así que para qué molestarse. Si lo que tuve fue mala suerte, entonces es todavía peor, ya que significaría que la gente de V Melantrichu no son capaces de darle el correcto cuidado a lo único que verdaderamente los diferencia de otros restaurantes, lo cual sería bastante estúpido.

Pero bueno, juzguen por ustedes mismos. Más allá de eso, Restaurace V Melantrichu es una buena alternativa a los pubs que figuran en el primer paseo de Praga: Guía Cervecera Para Borrachines.

Na Zdraví!

Restaurace V Melantrichu
50°4'54.567"N, 14°25'34.123"E
Václavské náměstí 793/36 - Praha-Nové Město
+420 224 210 127 - info@restauracevmelantrichu.cz
Lun-Sáb: 11-24 Dom: 11-23

PD: Si alguien todavía está pensando en la suerte de U Černého Vola, es oficial. El contrato ya ha sido firmado con el Sr. Benda y el bolichón seguriá siendo el mismo maravilloso tugurio de siempre.

18/12/11

R.I.P Vašku

Václav Havel, un prócer moderno y amante de la buena cerveza, ha fallecido hoy. Levantemos todos un vaso de cerveza negra en su honor, seguramente él apreciaría el sentido del humor.

Na Zdraví!

9/12/11

Novedades con el Buey Negro

Parece que hay buenas noticias sobre U Černého Vola, en la versión en inglés de la entrada de ayer un anónimo llamó mi atención a un comentario publicado en la página de la petición. Luego de leerlo decidí contactar directamente a Matouš Hájek, el organizador de la petición, porque, además de ahorrame tiempo, estimé que él sería capaz de pintarme la situación de una manera más concisa. La conclusión, U Černého Vola podría estar a salvo. Antes de explicarles cómo y por qué, déjenme que les cuente cómo vino esta historia.

En su e-mail, Hájek, me dio algunos detalles que dan una imagen bastante interesante. La cosa va así: El Sr. Landergot, quien es el actual titular del contrato de alquiler, decidió jubilarse y trasnferir el contrato a un tal Sr. Benda, quien miembro de la misma asociación que Landergot, Sdružení za zachování hostince U Černého vola (Asociación para mantener la taberna U Černého Vola). Para ello, tuvo que rescindir su contrato con la Municipalidad de Praga 1, los dueños del edificio. Praga 1, luego, actuó tal como lo manda la ley y abrió una licitación pública. Se esperaba que sería una formalidad, un mero trámite, pero alguien hizo una oferta más alta que la de Benda.

Por suerte, parece que las autoridades de Praga 1 han hecho caso al sentido común y han decidido que el martes que viene le otorgarán el contrato al Sr. Benda. Hájek también me comentó que las autoridades de Praga 1 en repetidas ocasiones le expresaron su intención de mantener Vola tal y como está, petición o no. Sin embargo, estoy de acuerdo con él en que, más allá de ello, la petición sí es importante (si todavía no la firmaron, acá pueden hacerlo, cuantos más, mejor).

Me pone contento haber podido contribuir un poco en esta causa, aunque más no sea con unas pocas firmas y mi reconocimiento a Matouš Hájek por haber iniciado la petición y también a las autoridades de Praga 1 por haber decidido preservar un pequeño, pero importante, pedazo de la cultura local.

Si están en Praga, y están planeando en venir, no dejen de pasar por U Černého Vola y tomarse un par de birras. ¡Qué mierda! Agárranse una tranca de leyenda ahí, después de todo, es para ayudar a los nenes discapacitados.

Na Zdraví!

PD: Si no llegaron a la promoción para comprar Praga: Guía Cervecera Para Borrachines ("un baño cervecero de ingenio y sabiduría", de acuerdo con Adrian Tierney-Jones) con un 30% de descuento, tienen tiempo hasta el próximo miércoles para comprarlo con un 25% de descuento. Vayan a está página y cuando estén haciendo la compra, ingresen el código COUNTDOWN.

8/12/11

¡Salvemos al Buey Negro!

U Černého Vola, una institución en la escena cervecera Praguense y uno de los mejores bolichones de la ciudad, sino del mundo, podría dejar de existir pronto.

Lamentablemente, no se debe a motivos comerciales o porque alguna autoridad así lo dispuso. Por el contrario. Las autoridades municipalidad de Praga 1 han declarado que les gustaría que Vola siga funcionando, pero que tienen las manos atadas por la ley. Praga 1 es el propietario del edificio y una alguien ha ofrecido pagar 400.000CZK al año por el alquiler del local, lo cual es más de los que los inquilinos actuales pueden ofrecer, y están obligados a aceptar la mejor oferta.

En la actualidad, U Černého Vola es operado por una asociación sin fines de lucro que destina las ganancias a una escuela para chicos discapacitados. El nuevo inquilino podría ser Plzeňský Restaurant, que si no me equivoco, opera varios lugares en Praga y alrededores.

No esperen ningún comentarios social o socialista de mi parte. Creo en el capitalismo (en el verdadero, no en este engendro que los gobiernos les han dejado crear a bancos y especuladores), así que no tengo ningún problema con que alguien quiera hacer plata, o incluso hacerse repugnantemente millonario, en tanto lo hagan de manera honesta y justa, y no tengo ningún motivo para que la gente de Plzeňský Restaurant son unos tránfugas.

Pero a pesar de ello estoy bastante enojado por la noticia. Esta gente busca reemplazar una hospoda clásica, auténtica y con mucha historia; la única, creo, en Hradčany en donde la gente local puede ir a tomar una birra sin sentirse extranjero en su propia ciudad por otra diseñada hasta el más ínfimo detalle por la computadora de un arquitecto y un equipo de consultores de marketing. Claro, los turistas, en lugar de ser recibidos por un tío con pocas pulgas que les traerá cerveza, haminex o nakladaní romadůr, a lo mejor serán atendidos por un joven McSimpático que sabrá traerles un latte macchiato, un mojito o una ensalada César mientras ellos aprovechan el Wi-Fi gratis para subir fotos a sus cuentas de facebook usando sus smartphones.

¿Pero saben qué? ¡Me cago en los jóvenes Mcsimpáticos, me cago en el latte macchiato, el mojito y ensalada César, me cago en el Wi-Fi gratis y, ya que estoy, me cago también en los smartphones! Me importa un carajo lo que digan los progres y modernos, el casco histórico de Praga no necesita de más lugares prefabricados.

Se ha iniciado una petición en internet para evitar el cierre de U Černého Vola. Si son de los que saben apreciar la verdadera cultura tabernera Praguense, con todas sus verrugas y arrugas, vayan a esta página y fírmenla. Puede que al final no tenga ningún efecto, pero, al menos a mí, me ha hecho sentir un poquitín mejor.

Pero hay una luz de esperanza. Según lo que lei en el mismo diario el martes, lo que actualmente la asociación sin fines de lucro paga de alquiler, más lo que dona a la escuela, es bastante más que lo ofrece Plzeňský Restaurant. Esperemos que la gente de la municipalidad de Praga 1 sea capaz de encontrarle una vuelta a la ley que, para variar, beneficie a la mayoría y no solamente unos pocos elegidos.

Na Zdraví!

6/12/11

Una genial idea para regalo de Navidad

¿Quieren comprar un regalo de Navidad realmente especial? ¿Qué onda un libro? Nunca se la puede pifiar con un libro, en especial con uno que no solo es muy divertido, pero también práctico para cualquier que esté planeando, o incluso soñando con, venir a Praga.

Pero eso no es todo. Pueden conseguir este fantástico, único, divertido (¿les dije que era divertido?) libro con ¡UN 30% DE DESCUENTO!
Así es. Pueden comprar "Praga: Guía Cervecera Para Borrachines (seguro, la mejor guía de Praga escrita por un argentino), con un 30% de descuento. Pero apúrense, solo tienen tiempo hasta mañana.

Así que vayan a mi página de Autor en Lulu.com, elijan el libro en la versión que más les guste (¿sabían que ahora está disponible como e-book para I-Pad?) e ingresen este código de descuento WINTERSAVE305 al hacer la compra. La alegría de su ser querido está asegurada.

Na Zdraví!

5/12/11

Pensamientos luego de un par de birras tempraneras

Me encanta Kaaba, en Lucemburská. Es un café pequeño, íntimo, ubicado en una calle arbolada y tranquila de Vinohrady, con muy buena onda y banda de sonido. O al menos así lo es los martes y jueves a la mañana cuando me voy tomar uno o dos půl litry de muy bien tirada Polička Hradební Tmavé, uno de los mejores exponentes de una de las categorías menos valoradas, tmavé výčepní. Gran parte de esa atmósfera la generan los štamgasty, quienes componen una fauna bastante colorida. Es fantástico poder sentarse a hablar de historia, cine, música, Argentina, política, etc. con un marinero jubilado, un periodista investigativo o el Presidente del Partido Monarquista Checo mientras se escucha Cream, Tom Waits, Max Raabe o Chet Baker

Todo esto no sería posible sin la figura del dueño, un tipo bastante interesante, con antecedentes (no actorales) teatrales y un excelente gusto musical y con quien también es muy interesante sentarse a charlar. El otro día mientras hablabámos de cerveza y la movida cervecera local, el dueño me contó como fue que llegó a Polička.
Cuando decidió que vendería cerveza de barril en su local, lo más natural le pareció poner Pilsner Urquell, porque hasta entonces le había estado yendo bien con las botellas y las latas. Cuando se puso en contacto con la empresa, el representante de ventas le explicó que no podía ayudarlo porque el volumen del local podría vender no era el suficiente. Alguien más tarde le recomendó Polička y hoy no podría estar más contento, no solo con la calidad de las cervezas, sino también con el trato que la empresa le da.

Me gusta mucho hablar con la gente que está "del otro lado del mostrador". Ayudar a poder ver las cosas desde otra perspectiva (algo que siempre es bueno hacer) y en ocasiones uno escucha algún comentario que puede resultar casi revelador, como en esta ocasión, que me hizo pensar si casos como el de Kaaba no explican un poco el por qué hay cervecerías regionales que les está yendo tan bien en un mercado que se está achicando o en el mejor de los casos, está estancado.

Algunos pensarán que la actitud del representante de Pilsner Urquell no es más que una muestra de arrogancia por parte de una gran empresa. Yo lo veo más como una muestra de sentido común empresarial.

Una vez, hace ya varios años, uno alto gerente de una una gran empresa de servicios empresarios, que de hecho, era líder en su ramo, me contó sobre su cartera de clientes. En el fondo de la pirámide había un sinnúmero de pequeños clientes que, según mi interlocutor, no le otorgaban ningún valor a la empresa y requerían de un desproprocionado nivel de recursos para poder manetenerlos satisfechos. Si se pudiesen deshacer de ellos, agregó, la empresa no solo incrementaría su margen de rentabilidad, sino que también podría destinar más recursos al ciudado sus clientes más importantes, lo cual podría generar más ingresos. Lamentablemente, los dueños, un fondo de inversión yanki, tenían como objetivo crecer a casi cualquier precio, incluyendo la rentabilidad a largo plazo (filosofía poco sensata que creo es una de las causas de la crisis actual) su política era de 0 pérdidas de clientes.

Para una empresa como Plzeňksý Prazdroj Kaaba sería uno de esos pequeños clientes que dan más trabajo que réditos, así que no es natural que estén interesados en ellos. Y nunca tuvieron que preocuparse demasiado por ello, después de todo, este tipo de hosteleros pueden tranquilamente ponerse en contacto con alguno de los distribuidores o mayoristas de la marca.

El tema es que los tiempos han cambiado. Siempre es preferible tratar directamente con el productor y es muy probable que las cervecerías medianas y chicas estén empezando a llenar el vacío dejado por las más grandes. Un ejemplo podría ser Žatec, que en último año, año y pico ha aparecido en vaya uno a saber cuántos lugares, la mayoría bastante modernos y chetos. Y no creo que las macros puedan frenar esta tendencia.

Esto no tiene nada que ver con gustos personales u optimismo. Es una simple ecuación comercial. Para una cervecería regional promedio, lugares como Kaaba sí son un cliente interesante, no solo por cada barril que se vende cuenta, sino también les ofrece la posibilidad de abrir nuevos mercados. Por otro lado, los dueños pueden comprar cerveza más barata que Pilsner Urquell (además de recibir parafernalia marketinera y grifos). A todo esto hay que sumarle que las marcas regionales están ganando cada vez más adeptos y, si vemos el ejemplo de Jáma, un lugar a donde la gente no iba por la marca de cerveza, tener alguna cerveza regional puede terminar resultando bastante positivo para todo el negocio. Es solo cuestión de tiempo para que más gente se de cuenta de ello.

Y después dicen que tomar birra temprano es malo.

Na Zdraví!

Kaaba
Lucemburská 15 – Praha-Vinohrady
50°4'44.863"N, 14°27'15.196"E
Lun-Sáb: 7.30-22, Dom: 9-22

2/12/11

Lecturas seleccionadas: Noviembre

A tiempo esta vez. ¡Qué lindo se siente! Pero basta de sanata. Vamos a repasar lo destacado del noviembre.

Velký Al no parece estar del todo feliz con lo que leyó sobre las lager rubias en un artículo publicado en un diario yanki. El autor, un tal Stve Brody, alias The Pour Fool, es una de esas personas que habla con autoridad sobre un tema sobre cual no entiende un carajo y, al parecer, no le interesa demasiado informarse, lo cual ya deja el terreno de lo tonto para acercarse a lo estúpido. Por otro lado, es bueno saber que la publicación de huevadas sobre cerveza no es algo exclusivo de la prensa hispanoparlante.

De toda la gente involucrada en la industria cervecera, desde los proveedores de materias primas hasta el consumidor final, nadie tiene la posibilidad de tomarle el pulso al mercado como los dueños de bares y tiendas especializadas. Es por ello que cuando alguien como 2D2dspuma ofrecen su (extenso) punto de vista sobre lo que los nuevos elaboradores deberían tener en cuenta a la hora de armar su cartera de productos, es una buena idea prestarles atención. Yo insisto que incluso en España hay mercado para cervezas "simples" (CCM +Lupulus, Guineu Coaner o Agullons Pura Ale son buenos ejemplos de ello), pero no tengo la privilegiada posición de 2D2 como para juzgar correctamente.

Bastante relacionado con las cervezas simples, está el tema de las cervezas "Light". Marcelo Braga muy claramente le explica a un público enófilo lo que son, cerrando la nota con una brillante conclusión.

Algo totalmente opuesto a las cervezas "Light" son las "Cervezas Extremas", entre las que se encuentran las súper lupuladas, de las cuales Mark parece haberse cansado un poco, o al menos de aquellas que no ofrecen mucho más que el suficiente amargor como para derretir el esmalte dental. Cada uno tendrá su opinión al respecto, pero en estos días en donde cada vez hay más cervezas en donde lo que manda es tal o cual varietal de lúpulo o la cifra de IBU o hasta ciertas especies de levaduras o tipo de madera, es muy refrescante sentarse a disfrutar de la compleja sutileza de una cerveza en la que las maltas es lo que marca el ritmo.

Pete Brown nos explica qué es lo que pare él significa respeto a la cerveza y al mismo tiempo advierte sobre la gente que, según él, se toma el tema "demasiado en serio". Unos días más tarde, esto último, generó una muy buena respuesta por parte de Boak & Bailey. Pete podrá tener mucha razón, pero yo coincido más con B&B, creo que es positivo tener gente que considera a la cerveza como algo tan serio y digno de ser estudiado y discutido con tal profundidad.

Dudo que muchos de mis lectores tengan demasiada simpatía por la Budweiser yanki, o por Anhauser-Busch, pero yo no pude evitar sentir un poco de lástima luego de leer este artículo que cuenta sobre lo que ha pasado en la empresa luego de tres años de estar en las garras de In-Bev.

Hasta el mes que viene.

Na Zdraví!