Ir al contenido principal

Sorpresa navideña

Un par de días antes de Navidad encontré en mi buzón un anuncio diciendo que tenía un paquete esperándome en la oficina de correo local (que en realidad está en el pueblo de al lado) proveniente de Noruega.

"Hmmm!" Dije abriendo bien los ojos y torciendo la boca para expresar mi intriga de la manera apropiada. No estaba esperando nada desde el alargado país del Norte, aunque por el peso que aparecía mencionado en el papel me imaginé que serían cervezas. Y así fue, Jens de Haandbryggeriet me había mandado unas muestras se dus cervezas: Aqua Vita Porter, Haandbakk, Norse Porter, Dark Force, Gravøl (que tendrá una reseña por separado) y una de mis favoritas del año pasado Norwegian Wood, además de una botella que se rompió en el viaje, la especial navideña, creo.

Tengo que decir que, luego de haber probado varias de sus cervezas, Haandbryggeriet se ha convertido en una de mis cerveceras favoritas. Su línea de productos es increíblemente interesante y variada, muchas de las cervezas son fermentadas con una cepa especial de levaduras salvajes e recrean antiguas recetas noruegas. Puede que algunas de las cervezas resultantes sean del gusto de todos, pero su concepto y ejecución merece reconocimiento.

La que más curiosidad me despertó fue Aquavita Porter. Esta "moda" de madurar cervezas en barriles de roble, en especial si fueron utilizados antes para otra bebida, me parece muy interesante, más allá de que algunos resultados no sean tan logrados. En este caso, se trata de una Porter noruega con 10%ABV que fue madurada unos meses en viejos barriles de Aquavit, el aguardiente tradicional de Escandinavia que es saborizado con hierbas, bayas y especias. Nunca había probado Aquavit así que no estaba muy seguro qué es lo que le agregaría a la cerveza.
Aquavita Porter es una cerveza fantástica. Aroma licoroso, que recuerda al cognac, junto con notas de madera quemada y un fondo de frutas pasas. El sabor es tremendamente complejo, chocolate amargo, pimienta, azúcar quemada, suave vainilla, todo se va alternando en mayor o menor medida terminando en un final seco y algo picante. A pesar de todo esto y su elevado ABV se deja tomar muy bien. Ideal para sentarse al fuego y leer un buen libro. Simplemente espectacular.
La otra cerveza madurada en roble que recibí fue la Haandbakk, una Sour Ale con 7.5%ABV que fue madurada por más de un año en barriles de roble anteriormente utilizados para vinos franceses. Definitivamente no apta para principiantes, aquellos que no han probado o no les gustan las cervezas agrias es mejor que ni prueben esta. Para aquellos que sí gustan de este tipo de cervezas Haandbakk es algo que deberían probar. Es de color ocre con bastante carbonación. El aroma es una mezcla de vino Champagne extra brut con suave caramelo. Todavía no he terminado de tomarle el gusto a las cervezas agrias, al principio Haandbakk me resultó muy agradablecon las notas agrias están bien balanceadas por frutas dulces. Sin embargo, a medida que la cerveza toma temperatura y la acidez se acumula en el paladar, ya no se me hizo tan fácil de tomar, pero es algo que ya me ha pasado con, por ejemplo, Cantillon Geueze. Quizás en menor medida o acompañada por una tabla de quesos bien aromáticos se puede disfrutar mucho más.
Abandoné un poco el terreno de lo exótico para probar la Norse Porter y su más moderado 6.5%ABV. Es del color esperado y ya al servirla se puede notar su excesiva carbonación, que dicho sea de paso, es un problema que tienen varias de las cervezas de Haandbryggeriet. Tanto gas quita cuerpo, pero más allá de esto, Norse Porter es una linda cerveza con aromas que recuerdan al chocolate con algunas notas ahumadas. El chocolate, ya más intenso, sigue en el paladar acompañado ahora por caramelo. El final es largo y se le suma una suave y agradable acidez. Nada fuera de lo ordinario, pero todo en su lugar.

Me tomó varios días animarme a abrir Wild Thing. Pensé que sería una cerveza agría al estilo de Haandbakk, algo para lo cual tengo que estar en un estado de ánimo especial. Cuando ese día llegó me encontré con una muy agradable sorpresa.
Wild Thing es una de las "cervezas históricas" de HaandBryggeriet. Según la etiqueta está elaborada con tres granos y saborizada con arándanos y grosellas naturales, además, está fermentada con las levaduras salvajes de la cervecería. Se presenta en un intenso ámbar rojizo, coronado por una espuma compacta con un ligero tinte rojo. Tanto en aroma como en sabor la mejor manera de descriirla es un blend entre dunkles weizen y lambic frutal. Puede que no suene demasiado apetitoso, pero créanme, se trata de una cerveza deliciosa, perfectamente balanceada, donde cada uno de sus elementos sabe el lugar que ocupa y no se sale de él. Le encantó hasta a mi mujer, que no puede ni ver las cervezas agrias. A pesar de tener un respetable 7%ABV se deja tomar casi como una cerveza de sesión. Me la imagino genial para sentarse a tomar una tarde fresca de verano mientras baja el sol.
Para cerrar la sesión me quedé con Dark Force que se define como una Imperial Double Wheat Stout. No me convenció del todo esta cerveza. A la vista es no presenta ninguna diferencia con una Imperial Stout ordinaria. En los aromas había demasiado alcohol para mi gusto más unas notas secas que recuerdan a madera. Quizás esperaba algo más complejo o exótico, pero la verdad es que Dark Force se queda a medio camino entre una Imperial Stout y una Weizenbock o algo parecido, pero sin llegar a tener suficientes de los matices más intersantes de una y otra. Puede que sea una interesante alternativa para alguien que nunca probó una cerveza oscura de sabores tan fuertes, pero yo esperaba algo más.

En conjunto, estas cervezas no hacen más que reforzar mi simpatía por HaandBryggeriet. Me gusta mucho su filosofía de escarbar en el pasado y poder así, paradójicamente, ofrecer algo, al menos para mí, novedoso y fuera de lo común y al mismo tiempo poder romper ese molde de que la cerveza debe ser elaborada sólo con un limitado número de ingredientes y que se tiene que ajustar a un estilo determinado. Sí, son varias las cerverías en el mundo que hacen algo parecido, pero ello no le quita mérito a Haandbryggeriet.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Y yo como un nabo tomando Guinness carísima en un pub. Grosa la reseña. La próxima que pase por europa (con suerte para fin de año) veré si encuentro donde vendan alguna de esas cervezas nórdicas.

    ResponderEliminar
  2. Tienen un aspecto excelente esas noruegas, aunque me temo que será complicado obtenerlas en España.
    Max, aprovecho para agradecerte la información que publicas sobre cervecerías de Praga, me va a ser muy útil para futura visita.
    Si la última semana de Abril te veo por Zlý Časy te invitaré a una ronda.

    ResponderEliminar
  3. oh, oh, oh!!!
    se me haceagualaboca!!!
    linda reseña, interesante esta cepa de levadura.
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola pivni

    No tiene nada que ver con la nota , pero debo compartir esta alegria con ustedes , ayer por primera ves en 9 anios que vivo en francia ( pais del vino ) pasaron por la tv un especial de 30 minutos sobre birra y sobre todo las nuevas tendencia en birras artesananles , pasaron republica checa y mostraron la fabrica de pilsner urquel y la chuparon directamente del las barricas de madera sin fltrar ni pasteurisar y mostarron la fabrica orval y hasta hablaron de crudos catalogados por anio , realmente un triunfo de la birra , me puso CHOCHISISMO como diria mi vieja .


    saludos



    omar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario